Ferrari 250 GTO, el más célebre Cavallino

First Ferrari 250 GTO s/n 3223
3 de noviembre, 2017 - 2:51 pm
Salvador Fazio

Foto: Agencias

De pocos autos se ha escrito tanto y especulado aún más como del Ferrari 250 GTO, su leyenda no sólo se basa en que ganó muchas de las carreras en las que participó, sino que además de ser hermoso, rápido y sumamente versátil, era un auto con el que se podía participar en las 24 Horas de Le Mans o de Daytona, ganarlas y al día siguiente se podía usar para ir al supermercado o a la ópera, así de resistente y bien construido era el GTO, por muchos considerado como el Ferrari clásico más importante de todos los tiempos.

Una rareza

Cómo puede ser tan famoso cuando apenas se construyeron 39 ejemplares, entre 1962 y 1964 y pocas personas lo han visto en sus vidas? Lo más curioso es que ninguno es exactamente igual a otro, cada uno de ellos difiere de sus hermanos en pequeños detalles así como en alguno de ellos la diferencia es muy acentuada, tal es el caso de los ejemplares de 1964 con motor de cuatro litros. La mayor parte de los GTO tenían un motor V12 de tres litros de cilindrada, seis carburadores Weber doble cuerpo, un árbol de levas por bancada y dos válvulas por cilindro; la lubricación era por cárter seco.

foto2Muy espartano

La carrocería de aluminio era hecha a mano por Sergio Scaglietti en Módena, el chasis era construido por Ferrari en tubos de acero de cromo molibdeno, el motor era anterior longitudinal con el cambio manual de cinco velocidades y sincronizadores tipo Porsche atornillado al motor, suspensión delantera independiente con brazos A, trasera por ballestas y puente rígido con brazos Watt, discos en las cuatro ruedas, el cuerpo era de dos puertas y dos puestos, con un peso total que oscilaba entre 880 y 950 kilos dependiendo del tipo de GTO que se trate.

El auto no tenía velocímetro, aire acondicionado, manillas para abrir las puertas desde adentro (solo un cable que había que halar) radio, levas para subir y bajar las ventanas (estas eran corredizas en plexiglás) ni material de aislamiento sonoro, simplemente los instrumentos mínimos y comandos indispensables para lograr controlar el vehículo, pero cero lujos; los asientos apenas tenían unos centímetros de acolchado. Esto hacía que el auto tuviera una relación peso/potencia de menos de tres kilos por caballo de fuerza, los cuales eran 300 en los motores de tres litros y 330 caballos en las versiones de cuatro litros.

Rápido para la época

La velocidad máxima rondaba los 280 kilómetros por hora, la aceleración de cero a cien duraba unos seis segundos y los 400 metros con salida parada se lograban enfoto3 unos 15 segundos. En 1962 el GTO costaba alrededor de 18.000 dólares americanos, pero en los años 80 un empresario japonés compró uno en 24 millones, recientemente otro ejemplar se vendió por más de 40 millones y hay rumores de una venta hace poco por 52 millones. La especulación con este auto está a la orden del día, ya que hay muy pocos y la demanda es muy alta. Una buena réplica puede costar unos 3 millones de dólares.

Las siglas GTO significan Gran Turismo Omologato (homologado) y era la definición que Ferrari le daba al auto para distinguir su carácter ambivalente de coche de carreras y de calle, ya que éste estaba construido acorde a los reglamentos de la FIA de Autos de Turismo Grupo 3, para lo cual había que construir al menos 100 ejemplares, cosa que Enzo Ferrari sobreseyó olímpicamente, haciendo que los comisarios de la Federación revisaran autos que eran los mismos en lugares diferentes y otras artimañas por el estilo. El Viejo no era ningún santo y tal vez los comisarios tampoco.

Llegó, vio y venció

foto 4

En su primera carrera llegó segundo detrás del Ferrari Testa Rossa de Jo Bonnier y Ludovico Scarfiotti, el cual era un prototipo, con la dupla Phil Hill/Olivier Gendebien en las 12 Horas de Sebring de 1962, logrando vencer el Campeonato Internacional de Constructores para Autos GT de la FIA en 1962, 1963 y 1964, siendo uno de los autos de carrera más exitosos de todos los tiempos y logrando más de 50 victorias desde 1962 hasta 1965.

Salvador Fazio

Palabras clave
,

Comente