Un Estado… dos países paralelos

21 de enero, 2014 - 1:55 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Lo que se está viendo en Venezuela es asombroso, acá tenemos dos países paralelos, uno donde todos están bien y no pasa nada, y otro donde la lucha de las clases sociales es cada día más evidente, una clase que está en colas para adquirir los productos alimenticios y artefactos electrodomésticos, y una clase que sale a trabajar para ganarse el salario y para obtener la alimentación. Los problemas de la inseguridad, social y económica se olvidan con los cupos Cadivi, así como hay un 80 por ciento de personas que tienen celular de igual manera hay un alto índice de personas que tiene su tarjeta de crédito solo para usarla en el «raspadito Cadivi».

El Gobierno de los pobres

Tenemos un Gobierno que tiene una linea de acción dirigida a los pobres, que le ha resultado, y para estos venezolanos todo está bien y los problemas que existen son culpa del capitalismo y del imperio, y tienen cifradas sus esperanzas en que el papá Gobierno los ayudará a salir de la pobreza. Mientras la oposición es silente ante muchos problemas puntuales y habla demás en otros donde es el mismo Gobierno quien les pone la línea para que salgan a los medios a dárselas de héroes, cayendo en trampas caza bobos. El Gobierno necesita una oposición y si es sumisa mejor y la oposición necesita un Gobierno y si este es manos sueltas es excelente. La Mesa de la Unidad debe enseriarse y renovar sus voceros como también a su directiva urgentemente, las derrotas que sufrieron con Chávez fueron dolorosas, pero las que tuvieron con Maduro fueron mortales. O cambian o seguimos fuñíos.

Buscando Visa para sueño

Ahora muchas personas usadas como mulas económicas por controladores sin escrúpulos, aprovechándose de la ambición por el dinero fácil. Muchos de estos ciudadanos son llevados vía aérea a Panamá, Perú, Ecuador, Aruba, Curazao y Colombia donde despluman las palomitas de la Visa y separan las dos bolitas de la Máster Card de la «raspadera» de las tarjetas. Este país paralelo los «Raspados» sueñan con una tarjeta de crédito para soñar despierto, se montan en un avión y al llegar a otros países no tienen derecho a nada, solo a dormir y hacer necesidades, es como si le dieran burundanga, pero conscientes de los hechos.

Cerrado el juego de «Damas»

Uno de los problemas que tienen actualmente muchas familias, es el de conseguir a damas de servicios domésticos que laboren en estos días, ya que muchas de las señoras que se dedicaban a estas labores, prefieren estar en sendas colas en los supermercados ya que las ganancias son mejores que un sueldo de quince y último. Las empresas de condominio se comunicaron conmigo para decirme que han tenido problemas con contratos ya que además de las señoras de la limpieza tampoco se consiguen jardineros, electricistas y obreros, muchos están y prefieren «bachaquear» con los productos de la cesta alimentaria, hay más billullos, sin importar que pierden muchos beneficios laborales, ellos prefieren hacer colas desde la madrugada hasta pasada las horas del mediodía que estar con un contrato que les garantice estabilidad económica.

Juegos didácticos para matar

En Venezuela podrán inventar miles de misiones de la Patria Segura, de Vida y de las que se les ocurra, pero mientras nosotros, los padres, no tengamos conciencia sobre la educación, los deberes y derechos de nuestros hijos, estamos raspados como familia.

No es posible que en diciembre se vendieron más juguetes bélicos que los didácticos, desde una pistola de fulminante hasta equipos de ataques al estilo comando del desierto y guerrilla, en las jugueterías se llenaron con la venta de pistolas, rifles y demás empaques donde tenías un equipo completo de armas de guerra, esto sin contar con el Play Station y los juegos en red donde se hacen grupos comandos para combatir, para jugar al asesino en serie y demás eventos de guerra donde la acción del plomo parejo, entre muchos chamos, es la diversión.

Repito, el problema no es solo de los gobiernos, sino de nosotros los padres, que solo atendemos a nuestros hijos cuando están metidos en sendos problemas con la justicia. La Lopnna tiene muchas fallas y en vez de educar en toda su extensión, más bien es cómplice de que estos chamos violen las leyes de la ética, moral y las buenas costumbres.

Quedamos tuertos

Antes que aparecieran las redes sociales, los juegos del Play y la Lopnna, nuestros padres, con tan solo echarnos una mirada, ya sabíamos que debíamos estar derechitos. Hoy en día, si medio miramos mal a un carajito, éste nos amenaza con denunciarnos ante la Lopnna.

El problema no es de leyes y de normas, sino de cultura y educación familiar, está bien que se respeten los espacios, pero hay que supervisar con mucha dedicación y respeto lo que hacen nuestros hijos, en la escuela, en la casa cuando están viendo la tele y cuando se sumergen en las redes. Ha habido muchos hechos vandálicos por el Facebook donde mayores ponen a menores a reclutar niñas donde son víctimas del chantaje. Estos casos, los cuerpos de seguridad lo tienen bajo llave para no alarmar, pero hay muchos casos donde se han registrado desde una violación, hasta secuestros exprés, por las redes sociales, de hecho, hay mujeres ya mayores de edad que se han enamorado por internet, les llega el pasaje para que viajen a otros lugares y la familia no sabe más de ellas. Así que, nosotros, los padres y representantes, tenemos que estar guillo porque hay mucho pillo.

En las casas humildes he visto cómo los chamos tienen sendos teléfonos de última generación, motos de primera línea y los padres no preguntan de dónde sacaron los reales para la compra de esos lujos. Eso hay que atacarlo.

Vengo diciendo que el problema de la inseguridad está en la familia y reitero que las misiones ha malcriado a unos cuantos haraganes que se meten en ellas para obtener dinero, desvirtuando el fin de estas misiones como la educación para el pueblo.

Guachafita social

La gente lamenta la muerte de Brito, la de la actriz y exmiss Mónica Spear, y ruega por la libertad de Simonovis, pero hoy en día, la gente anda más preocupada con el anuncio del cierre de Cadivi, de hecho, ya nadie se acuerda de los muertos. Somos como una especie de guachafita social, estamos pendientes de cosas que sí son importantes, pero hay situaciones más importantes, claro que el dólar nos afecta a todos, porque nuestra economía está dolarizada, es decir, se compra al precio del dólar con sueldos de bolívar devaluado. Todo es un fanatismo y se politiza hasta la manera de caminar. El Gobierno está jugando a la papa caliente, alguien se va a quemar.

Lagunillas en llamas otra vez

Hay una tela de araña en Lagunillas donde el exalcalde Francisco Alvarado sigue moviéndose en Caracas para que desproclamen a Melvin Méndez, actual alcalde electo y en funciones lo que tiene a los dos grupos moviéndose ya que Alvarado no acepta que su mentor político, Méndez, esté como alcalde.

Lo que sí me parece, como detalle, es que el presidente Nicolás Maduro invitó a todos los alcaldes que avalan y aceptan su presidencia, es decir, Mervin Méndez estuvo en esa reunión la cual fue, en pocas palabras, la legitimación definitiva de Maduro por parte de todos los alcaldes de Capriles, quienes lo dejaron más solo que la una en aquello del «ilegítimo».

Sin protesto

La doctora Ana Clara Barboza de Di Martino fue destituida de la Fundación Niño Simón a raíz de lo cual que todo el personal ha sido maltratado por los recién llegados de Caracas. Muchos de los que allí laboran dicen que pareciera que hubiese ganado gente de la oposición porque no los dejan ni hablar y se sienten como perseguidos políticos. Mi fuente me comenta que el gobernador Arias Cárdenas tuvo que llamar a la capital para que le bajen 2 a la violencia y a la persecución.

 

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente