Un país «pendiente»

1175 tmb (6)
19 de febrero, 2014 - 3:59 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Hay dos Venezuela. Una que está pendiente, yo quiero y anhelo la que está «Pendiente», por que la Venezuela roja y azulita no me gusta, y así, hay muchos que piensan igual que yo y cada día se incrementan. Unos nos llaman NI NI, otros apátridas y algunos nos.

El «País Pendiente», es un país de integración de clases y de conciliación nacional, un pueblo que trabaja, lucha y esta consciente de que tenemos que levantar de la ruina a Venezuela, desde ya se debe trabajar, estudiar y forjar un futuro mejor para todos, no sólo para nuestros hijos, primero debemos trabajar para que nosotros tengamos el país que necesitamos y anhelamos para que de esa manera nuestros chamos tengan la patria que le garantice su desarrollo profesional y humano.

El problema de Venezuela es político, por consiguiente, la salida debe ser política, es decir, en elecciones; aquellos que piden o buscan un «Golpe de Estado Militar», entonces, están en contradicción, si nos estamos quejando por tener un Gobierno militar como lo es el chavismo de la revolución del Socialismo del Siglo XXI, ¿entonces cómo llaman a una rebelión militar?; otra cosa que me llama la atención es que en la era de Hugo Chávez, aun vivo, la gente salía a la calle y a las redes a pedir que se fuera Chávez para que esto se arreglase y ahora repiten el mimo libreto. Acá el problema no es salir de un gobierno, sino de indivíduos, y cuando hablo de “indivíduos”, es de los dos polos, el chavismo se atornilla gracias a los proxenetas politiqueros de la Mesa de la Unidad (MUD), atrincherados en el “COGOLLO”. Y también hay discidentes dentro del chavismo, que no están tan cuadrados con Nicolas.

Un escenario

Sale Maduro de la presidencia por un golpe ok, ¿Qué viene? Elecciones, ajá, ¿Y vamos a creer que esto se acaba con salir de Nicolás Maduro? !No! y menos con la violencia militar, y no seamos incrédulos en creer que la Mesa de la Unidad está consolidada, eso es una falacia y un discursito “ON LINE” , eso es un nido de víboras.

En cambio en el chavismo se respeta a un líder como Hugo Chávez Frías que aún después de muerto se respeta la decisión de haber dejado a Nicolás como su sucesor y con estos ataques, hata los que no son muy Maduristas, se cuadran. De hecho, la mayoría de la gente chavista salió a votar por Maduro, en cambio en la MUD, no sólo no existe un liderazgo nuevo, sino que todos quieren ser caciques y se tiñen su “piel roja” con tal de mantenerse en el cogollo.

Hay que tomar en cuenta que muchos votaron por Nicolás para que no vuelvan los de la cuarta y otros votaron por el Flaco porque ya no quieren vivir en socialismo. Por cierto, los que estamos en contra del chavismo y del cogollo de la MUD somos tildados despectivamente de escuálidos o de chavistas, según sea el caso. El pueblo está abriendo los ojos y en las plazas del país en estos últimos días se denota que hay un sueño de cambio no sólo de gobierno, sino de oposición.

Embrujados

No entiendo cómo es que tenemos una Venezuela tan pero tan rica en minerales y tan pero tan pobre como país y como estado, será que nos embrujaron o nos cayó un maleficio? En vez de nacer muchos Jobs, Einsteins. Sí hemos tenido nuestros grandes en ciencia como Fernández Morán, Convit, etc, pero los politiqueros de este país han oscurecido la labor de ellos y muchos que están en otras tierras donde han sido valorados como seres humanos y como profesionales.

Alérgicos al humo

En el siglo pasado, o la cuarta como le llaman, hubo sendas protestas en las universidades y muchos de esos manifestantes universitarios que no sólo quemaron cauchos, también saquearon e incendiaron camiones y autobuses, no sólo fueron las salas de estudio superiores quienes tomaban la calle, sino los liceos y las escuelas técnicas.

Pues bien, hoy aquellos estudiantes incendiarios están en puestos claves en el gobierno chavista, pero la diferencia es que ahora les hiede el humo de los cauchos y les da alergia el gas lacrimógeno. Esos protestantes de la cuarta gritaban consignas acerca de la defensa del derecho a protestar y a tener una vida mejor. Esos mismos que están ahora de cuello rojo y blanco arremeten contra la nueva generación de protesta estudiantil, aquellos hechos de la cuarta son justificables pero los de hoy en día no los son, y no es que yo esté apoyando la violencia, la cual rechazo, sino que aclaro y refresco memorias.

La calle no es para guarimba, cerrar calles, ni quemar cauchos, más bien, la calle es para asambleas de ciudadanos y sí, por qué no, una protesta pacífica dirigida democráticamente hacia sitios o puntos donde el pueblo exponga sus exigencias y haga valer sus derechos, pero con el conocimiento de sus deberes.

Cuánto vale el silencio

Lo silente de muchos alcaldes, diputados y concejales de la MUD, me preocupa y llama la atención, no sólo a mi, sino a muchos que me escriben y me emplazan en la calle, no pretendemos que salgan a quemar cauchos pero sí a apoyar la protesta o las marchas cívicas, hay muchas razones para protestar y no quedarse en casa viendo o escribiendo por las redes sociales dándoselas de guapetones. Entiendo que los muchachos que están en la calle no quieren a los políticos pero eso no exime a los alcaldes, por ejemplo, a dar un respaldo, orientación al civismo y a la sindéresis, ni siquiera han enviado a sus directores o afectos a llevar por lo menos agua, están sumisos al poder central, tienen no sólo miedo, sino temor de salir quemado si se acercan a la candela, eso en vez de ayudarlos los está perjudicando, y es el pueblo quien tomará la decisión de reelegirlos o de destronarlos. La pregunta es: ¿Cuánto valió su silencio? Hay órdenes de los cogollos de la MUD para que sus dirigentes no salgan, no cerca de los muchachos.

Noooo hayyyyy…

Los médicos están con las manos en la cabeza, los medicamentos que indican no son encontrados en las farmacias por sus pacientes. Tengo  entendido que en sus récipes indican el medicamento principal y sus derivaciones para ver cuál de ellos consiguen, también existen el trueque entre vecinos, te cambio una aspirina por un Flegyl, es que hay un brote de bacterias y parásitos y entre los medicamentos está el Flegyl y sus derivados, pero ninguno se consigue. Sería bueno entonces poner en práctica las recetas caseras de la abuela Bonifacia Ramírez, que indicaba leche de Higuerón u oler kerosen para sacar las lombrices.

Pañales tampoco se consiguen y nadie da con el paradero de aquel pañal “Socialista” “Guayuco”, y si tocamos las jeringas de la revolución tampoco aparecen. En los mercados no hay nada porque la empresa privada está dando una guerra económica y de consumo porque en los Mercales o Pedevales no hay ni agua, así que ese discursito no va más, ¿Dónde están los productos que financia el Gobierno? Pues la respuesta es sencilla: !NOOO HAYYYY…!

Mi madre me enseñó a caminar y a hacer realidad mis sueños.. Mi patria me enseña que hay que marchar para defender los sueños de libertad.

1175 tmb%20%287%29

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente