La gaita la amordazaron los mismos gaiteros

1081 Tmb (31)
12 de noviembre, 2013 - 12:33 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Ya muchos gaiteros de otrora sabían lo que venía a pasar con la gaita zuliana, los visionarios como Ricardo Aguirre veían y escuchaban que se perdía la cadencia, el sentir pueblerino del folclor y sobre todo, la esencia protestataria de la gaita.

«Cantá gaitero, gaita zuliana,
Porque no quiero que se nos
muera la Soberana.
Por favor la melodía,
no la maten que es zuliana.
Es muy her…mosa, indiana,
gallarda, heroica y bravía».
(Año: 1968. Conjunto: Saladillo. Autor: Simón García. Solista: Ricardo Aguirre).

El 8 de noviembre de cada año se celebra el Día del Gaitero, por ser el día que lamentablemente fallece «Aquel Zuliano» «El Monumental de la Gaita» Ricardo Aguirre González. Ricardo fue un bardo de fe mariana y chiquinquireño, gaitero alegre, religiosos y sobre todo protestatario; fue un comunicador social nato, ícono de nuestro folclor musical, interpretó muchos géneros, estilos y conceptos musicales, además, fue un maestro de escuela y por ser protestón en su musa fue mandado a dar clases fuera de la región zuliana, pero no amordazaron su voz. Ricardo Aguirre fue la verdadera voz del sentir pueblerino.

Festejar el Día del Gaitero, hoy en día está quedando muy grande y es una pantomima, ya que si en verdad se respetara la memoria, la labor y la vida de «El Monumental», entonces yo le daría el galardón a quienes siguen y mantienen el legado de Ricardo; gaita no es solo parrandas y bebezón, también es labor social, artística y cultural, hasta ahora desde hace una década para acá nadie ha tomado ese testigo.

«A mí me dijo una vieja,
por cierto muy disgustada:
Ahora de gaita no hay nada,
solo, decepción me deja».

La gaita protesta está silenciada, pero por sus propios exponentes, los gaiteros. La Grey está hábida de quienes con su canto pascuero como es la gaita, la defendían ante el politiquero ladrón, embaucador y sobre todo embustero. Ricardo Aguirre González está donde está como ícono de la gaita, gracias a su osadía de ser exponente del sentir zuliano, sus letras llevaban el clamor de un pueblo entero.

Yo no sé si Aguirre fue tan visionario o los politiqueros de hoy en día no han cambiado su actitud, porque las gaitas de la Cuarta quedan justo aún en la quinta, es decir, están vigentes como si las hubiesen grabado ayer nomás.

«Virgen de Chiquinquirá
ve bien lo que están haciendo.
Nos están entreteniendo
con que mañana será,
y Venezuela en verdad
de hambre se está muriendo».

«Yo no soy un guerrillero,
se lo puedo asegurar,
y me vengo a confesar
con espíritu sincero.
En impuesto estoy de acuerdo,
pues la Nación necesita,
pero hay policamburistas
que cobran más de tres
sueldos».
(Año: 1966. Conjunto: Cardenales del Éxito. Autor: Marcial Valbuena. Solista: Ricardo Aguirre/Germán Ávila).

La gaita es politemática, se le canta al desengaño y al amor como Sin Rencor y Amor Marginal. También se le canta a Venezuela como Fascinante Venezuela que interpretó Danelo Badell, Orinoco, Caracas y la inmortal Tierra Madre con Rincón Morales. Nuestro son pasquero hizo y hace bailar a más de uno como las tamboreras de Nelson Martínez, las parrandas de Daniel Alvarado, quien olvida a «El Parroquiano» Astolfo Romero quien se caracterizó por cantarle a nuestras costumbres del barrio, de nuestra parroquia.

Según los historiadores, nuestras gaitas en sus orígenes eran canticos de alabanzas a Dios, a la patrona nuestra Virgen de Chiquinquirá, a San Benito y otros santos más, cómo olvidar Mi Chinata con Ricardo Aguirre, Señora De Mi Pensamiento con el Barrio Obrero de Cabimas, Virgen de Chiquinquirá de los Cardenales del Éxito, Piedad con Gustavo Aguado, y muchas más que están en el corazón de un pueblo que canta y ora, La Grey que también reclama con voz fuerte y sonora.

Nuestros compositores y exponentes del ritmo gaitero recogían el sentir zuliano y venezolano para llevar en prosa, versos y estribillos la protesta hecha canción, todos aquellos mal gobernantes eran expuestos ante la opinión pública por su mala gestión. Se le imploraba a la Chinita Virgen de Chiquinquirá que castigara a los corruptos de cuello blanco.

«En todo tiempo cuando
a la calle sales mi Reina,
tu pueblo amado te ha
confundido en un solo amor,
amor inmenso, glorioso,
excelso, sublime y tierno,
amor celeste divinizado
hacia tu bondad».

«Madre mía, si el Gobierno
no ayuda al pueblo zuliano,
tendréis que meter la mano
y mandarlo pa′l infierno».

Ricardo y otros gaiteros más no reparaban para reclamar contra quien sea, un ejemplo”, esa protesta contra el Vaticano que pretendió quitarle la santidad a muchos santos a los que sus feligreses oraban y seguía con bondad y llenos de fe.

«Yo no quiero blasfemar
Dios mío a ti te lo juro.
Mi amor hacia ti es tan puro
como el diáfano al cristal.
Pero en mi fe se revela
la devoción que profeso,
no quiero herirte por eso
como un pecador cualquiera».

«Cómo es posible que el Papa
le quite la santidad
a quienes la sociedad
con tanta fe ha venerado
y sin Patrona ha dejado
pparroquias en la ciudad».
(Año: 1969. Conjunto: Cardenales del Éxito. Autor: Mario Viloria. Solista: Ricardo Aguirre).

Desde hace 14 años para acá, los únicos que siguen protestando por medio de las gaitas son los de Barrio Obrero de Cabimas, otros solo se limitan a cantar gaitas protestas en fiestas privadas siempre y cuando ellos ven que el termómetro está en contra del Gobierno de turno, de lo contrario, se la pasan cantando parrandas y terminan llevándose de la mesa una botella de licor malparada escondida en la tambora o en el furro.

El gremio gaitero solo está para satisfacer sus intereses, se convierten en la «Mujer Maravilla» donde dan una vuelta y se disfrazan según quien los esté contratando.

«Pregunto, quién me responde,
me limito a preguntar,
si la gaita es protestar,
protesta dónde te escondes.
La protesta me responde,
en el canto de un gaitero
de lo rebelde y sincero
del sentimiento del hombre».

«La gaita grito de gloria
del pueblo maracaibero.
Nací para protestar,
para defender mi Grey,
para que la mala ley
no nos pueda apabullar».
(Año: 1991.Conjunto: Maragaita. Autor: Wolfang Romero/Leandro «Papi» Zuleta. Solista: Carlos Méndez).

1081 Tmb%20%2832%29

Fotos: Archivo

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente