De candidato social a concejal sumiso

1088 2A JU
19 de noviembre, 2013 - 2:31 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Los concejales apartaron lo social por lo político, esos ediles sólo se la pasan jalando esféricas al Alcalde y por otro lado, son sumisos a su partido político, son títeres del teatro politiquero. La culpa de que tengamos sendos irresponsables en la Cámara Municipal es de los que salimos a votar por colores o por partidos y ni siquiera conocemos al individuo que debe legislar en ordenanzas para las comunidades. De igual manera son culpables los que no salen a votar creyendo que es una forma de castigo, cuando por el contrario los que hacen es seguirles el juego.

Aquellos candidatos que prometieron de todo, hoy en día los volvemos a ver pasar por el frente del rancho haciendo la misma promesa, y el vecino cayendo de nuevo en la trampa, a estos politiqueros no les basta ofrecer lo que no pueden cumplir como viviendas, aceras, brocales y latas de zinc, sino que cuando ganan se olvidan de lo social y se les sale lo “Vasallo”. De candidatos con promesas sociales, se convierten en concejales sumisos.

El corralito

Los politiqueros como candidatos, hacen promesas a granel, pero cuando están en la curul ni se acuerdan de Petra, María o de José, muchos ni atienden a las comunidades porque dicen que los concejales no están para arreglar el problema del gas, agua o inseguridad entre muchos problemas que sufre el pueblo.

Esos, con sus caras bien lavadas se aprovechan de las necesidades de los vecinos para jugar con ellos, llegan a pie al Concejo Municipal y en meses tienen sendas camionetas, eso es el síndrome de la inferioridad, estos señores se sienten importantes y grandes sentándose en una camioneta tipo Explorer, en vez de sentirse realizados por las labores sociales y legislativas.

A pocos días para las elecciones del 8 de diciembre, muchos de los vecinos no saben quiénes son sus concejales y esto pasa por ir a votar por un partido sin conocer al candidato a concejal, esto es un “De Javu” electoral, a la mayoría se les pregunta por quien votó para concejal y la repuesta es “yo no sé, yo marqué todo por el partido”, parecemos ganado cuando se llevan por corralitos para ser ordeñados, pero la leche se la toman los partidos políticos dejando el boste para los vecinos ¡Ya es hora conciencia País! vota cruzado!

Familia es comunidad

Para hacer ordenanzas se debe consultar al protagonista de la ciudad, es decir, a los marabinos. Desde la Cámara Municipal de Maracaibo realizaremos cabildos por parroquias para escuchar a la familia ¡Ya basta de politizar a las comunidades! Desde la curul se debe ir a la base de la sociedad, es decir, hay que escuchar a la familia como un todo, y así, juntos haremos las propuestas y proyectos para el desarrollo de las comunidades. Venezuela nos exige trabajo, debemos unir esfuerzos para ser la ciudad vanguardia de Latinoamérica.

En esta tierra Chiquinquireña tenemos de todo, sólo nos falta la voluntad, el vecino merece que se le atienda, se le escuche y que seamos la voz ante el Concejo Municipal, nosotros debemos tener en cada parroquia una oficina de atención a la familia, por cierto, cuando me refiero a la familia, incluyo desde el bebé en gestación, hasta los abuelitos. Conciencia país.

Caimaneras infantiles

En el béisbol menor, nuestros chamitos están jugando al estilo caimaneras, los pequeños y futuros Grandes Ligas venezolanos están marginados, muchos de ellos no cuentan con los implementos deportivos para practicar el deporte de Luis Aparicio y de Miguel Cabrera, hasta los estadios de las ligas del béisbol menor y las Pequeñas Ligas son un desastre, muchos ni baños tienen acordes a las necesidades, el terreno o campo de béisbol están trillados, muchos niños salen lesionados y hay ligas que ni bases tienen y mucho menos bates, pelotas y guantes. Una que otra empresa privada patrocina con uniformes a varios equipos pero no es suficiente.

Los beisbolistas sólo son tomados en cuenta por los entes gubernamentales para sacarse una foto para la prensa o si ganan un galardón internacional, la mayoría de estos viajes son cubiertos por padres, representantes y familiares que hacen bingos, verbenas, entre otros eventos para obtener dinero para costear  el pasaje, estadía y viáticos.

En Venezuela los partidos y políticos que dicen querer tener un mejor país, se gastan un dineral en propaganda electoral y cuando ganan una silla gubernamental o simplemente una curul legislativa sólo se acuerdan del deporte en los Mundiales de futbol y en la Serie Mundial de las Grandes Ligas, muchos que dicen ser deportistas y aman el béisbol, sólo se les ve en el juego de la Chinita para darle “Swin” al aguardiente. Otro juego sería si se tomara un porcentaje de la campaña electoral por cada candidato para dotar a nuestros chamos de artículos deportivos. Si eso sucediera, otra historia estaría escribiéndose.

El problema es que los chamos del beisbol menor y Pequeñas Ligas que no votan por eso, no son tomados en cuenta. Nuestros panitas peloteritos están bateando a la adversidad, en cambio los politiqueros y los gobiernos están “ponchaos” ¡Ya basta! ¡Conciencia país!

Chiqueros periféricos

En los municipios existen centros comerciales públicos a los que se les llama Mercados Periféricos. Estos son un chiquero insalubre, los comerciantes y consumidores conviven con la desidia, la basura, aguas negras y con la inseguridad; por más que se organicen los dueños de los establecimientos el desastre sigue.

El problema es de cultura, la gente bota desde el vasito del café hasta las sobras del desayuno o almuerzo en el piso, no bastan los pipotes de basura, entre más personas, más es la basura en los pasillos, podrán haber miles de ordenanzas pero si no hay controles para hacerlas cumplir estamos fuñíos. Estamos acostumbrados a que se nos debe sancionar para ir derechitos por el carril.

Hay que ordenar a todos los vendedores que se han establecido alrededor de estos mercados, se deben establecer prioridades como también edificar nuevos mercados que estén acorde a las nuevas tendencias de marketing, higiene, seguridad industrial y sobre todo que participen los vecinos de las comunidades, ellos son los que saben sus necesidades y de esa manera se enfrenta el desempleo, acá se mercadea con la desidia.

Valle-Gaitas

Sigue el desarme gaitero en las ferias de la Chinita, al transcurrir del tiempo el vallenato, reggeton y otros géneros musicales desplazan a la gaita zuliana. Los amaneceres de feria perdieron la esencia gaitera, meten un conjunto gaitero como relleno pero la principal atracción es el vallenato, pero también es culpa de los gaiteros donde cada año la temporada gaitera es floja sin buenas producciones gaiteras, los temas son la misma miasma, no hay innovación, los únicos temas que mantienen la cadencia y el repertorio es bueno, son los de los Chiquinquireños, en especial las composición de Neguito Borjas, en resumen, la mayoría de los temas nuevos perdieron el son de hacer mover a la Grey, tanto, que se han vendido más los discos de recopilación gaitera del siglo pasado que las de estos últimos 14 años, los versos siempre son los mismos: que si el Sol, el Lago, el Puente, y la palabra brillo no puede faltar para rimar con Saladillo.

Comprar un CD de los Cardenales del Éxito de Astolfo Romero por ejemplo, cuesta además de caro, la pérdida de los reales. Antes, un disco de los Cardenales era garantía que ibas a deleitarte con todos los temas y los bailabas también, en cambio hoy, pierdes los reales y lo único que te resta hacer con el CD es usarlo como espejito para verte un barro en la cara.

Piratas récord

La piratería le ganó la batalla a los sellos disqueros, nuestra gaita se vende para colección en los semáforos del Zulia, tenéis pa elegir, los gaiteros saben que gastar una millonada en una producción discográfica es perder los reales al menos que un comerciante lo patrocine, es preferible grabar dos temas y llevarlos a Las Playitas para que sean producidos con el sello, Piratas récord, además hay grupos gaiteros que sólo existen en el papel pero como agrupación como tal con integrantes y uniformes, no existen, ahora se inventan unas caimaneras gaiteras donde todos participan, hasta los maraqueros sin pepas. Muchos “Ayayaeros” y solista “onomatopéyicos” se improvisan con el golpe pascuero.

La gaita no ha muerto ni morirá,
los que dicen que murió dejaron de ser zulianos ya
no veneran a la China
Virgen de Chiquinquirá.

Como gentilicio musical la gaita no ha muerto pero la innovación irresponsable mató la cadencia y su tendencia típica y tradicional. Me atrevo a decir que en su fogosidad y en lo parroquiano está agonizando desde que se fue Astolfo Romero. Si hoy en día los Chiquinquireños no graban sus producciones dedicadas a la Chinita, la temporada seria una festival de piano, batería, timbales y otra cosa extraña musicalmente hablando, he visto que salen uno que otro gaitero de relevo pero en su mayoría no tienen talento, cuando escucho las producciones discográficas parecen un concurso de cantantes imitadores, la mayoría quieren cantar o parecerse a Luis Fernando o Ronald Borjas y a Justin Bieber, lo único que falta es que salga un grupo que se llame “Narnia en Gaitas” donde todos salgan del clóset vestidos de Ricky Martin o del “Village People”.

Universitario raspado

El 17 de noviembre de 1960, y con capacidad de 605 camas, es inaugurado el gigantesco Hospital Universitario de Maracaibo, donde la Facultad de Medicina de LUZ, decidió que todas las cátedras que funcionasen en ese hospital, debían ser cubiertas a través de un concurso.

Por el Universitario han pasado muchos médicos zulianos que fueron  y son pioneros en progresos médicos y sobre todo, en los trasplantes, entre ellos: el Dr. Bernardo Rodríguez Iturbe, quien en 1967, realizó el primer trasplante renal, convirtiendo a Maracaibo en la capital científica de Venezuela. En el Hospital Universitario también se dieron trasplantes de hígado, páncreas y el famoso parto múltiple de los quíntuples Prieto Cuervo.

Hoy en día, en este centro hospitalario público se perdió no sólo la esencia del buen servicio sino la gerencia de hacer de la salud la ciencia principal que debería ir de la mano con la sociedad. Este Universitario está raspado y con muchas notas negativas, muchos médicos que allí operan debe llevar sus equipos quirúrgicos porque ni sutura hay, de igual manera, muchos equipos están dañados, como por ejemplo, no se hacen electro miografías desde hace un largo tiempo y sin fecha de que lo arreglen, el Hospital Universitario; un Hospital en estado de guerra y en cuidados intensivos.

Cardenales de don Pedro Suárez sí eran joyas musicales.
Foto: Archivo

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente