«La Coronela» regresó a Polisur

1090 Tmb (2)
21 de noviembre, 2013 - 1:20 pm
Redacción Diario Qué Pasa

1090 Tmb%20%282%29

Iris Morales de Peña, conocida popularmente como «La Coronela», se aloja de nuevo en las instalaciones de Polisur tras su breve estancia en el retén El Marite. Una orden dictada por la juez undécima de control, Mary Carmen Parra, ha sido, en esta ocasión, la que le ha permitido regresar a su antiguo hospedaje. Pese a estar acusada de organización para delinquir —imputación ratificada por la Sala Segunda de la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial del estado Zulia— y de estafa agravada —80 víctimas y más de siete millones de bolívares fuertes «desaparecidos»— ha logrado que sus audiencias preliminares se hayan suspendido ya en tres ocasiones.

«La Coronela» ha vuelto por sus fueros a las dependencias de Polisur, un centro de detención que el Ministerio de Interior, Justicia y Paz, como el resto de las dependencias policiales, prohibió que fueran utilizadas como instituciones preventivas por personas privadas de libertad.

El caso de Iris Morales de Peña, sin embargo, llama poderosamente la atención. Trató no de ingresar a El Marite cuando alegó padecer una enfermedad cuyo tratamiento era imposible de realizar en ese retén. Posteriormente, trató de eludir la acusación de organización para delinquir. Sin embargo, la Sala Segunda de la Corte de Apelaciones rechazó de pleno ese recurso.

Ante esa situación judicial, debía permanecer privada de libertad en Polisur, como ocurrió en un principio, o en El Marite, institución de reclusión preventiva donde, finalmente, recaló. El cambio fue radical. Del hospedaje casi lujoso de las instalaciones policiales de San Francisco a un hacinado y delictivo y peligroso retén.

El Marite, para los peligrosos

Sin embargo, y pese a que la fiscalía quinta del Ministerio Público la ha acusado formalmente de organización para delinquir y estafa agravada, la jueza Mary Carmen Parra, ha decidido trasladarla de nuevo a Polisur. En esta ocasión se alegan razones de seguridad y que El Marite debe estar ocupado por detenidos más peligrosos.

La estafa agravada de la que es acusada asciende, aproximadamente, a siete millones de bolívares fuertes.  Una importante cantidad de dinero que misteriosamente «desapareció» cuando esa suma debía haberse dedicado a la construcción de viviendas. Ni un solo bloque hay colocado en las zonas a desarrollar y ni tan siquiera autorización municipal para edificar. Pese a que esas graves irregularidades persistían, tanto ella —sus empresas, Turizuca y Casa Bella—, continuaban vendiendo parcelas. Century 21 era la promotora.

Esa «olla» ha afectado originariamente a unas 80 personas, que la denunciaron ante el ministerio. Falta por determinar cuántas han iniciado procedimientos judiciales contra ella que no se sumaron al grupo inicial que presentó las denuncias.

La «suerte» de Iris Morales de Peña llega a más. Ya ha conseguido que la vista preliminar contra ella se haya suspendido en tres ocasiones. La última, el pasado día 14. En esta ocasión una de las víctimas no acudió a los Tribunales. La próxima sesión debería celebrarse el 13 de diciembre. Sin embargo, todos opinan que se pospondrá de nuevo.

El objetivo es básico, que el Ministerio Público retire la acusación de organización para delinquir, ya que se trata de un delito que no tiene acuerdo reparatorio. Si esta circunstancia se produce y «La Coronela» paga a las víctimas podrá salir en libertad.

1090 Tmb%20%2825%29

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente