Homicidas del gnb pertenecen a una red extorsiva

30 de agosto, 2015 - 3:51 pm
Redacción Diario Qué Pasa

 

CICPC-Zulia detuvo a varios integrantes de la banda delictiva

Foto: Cortesía

Informó el jefe del CICPC-Zulia, comisario Daniel Landaeta, durante el ofrecimiento de los detalles sobre las diversas aprehensiones ejecutadas contra los homicidas del sargento de la GNB


Maracaibo —
Durante una rueda de prensa ayer, funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) ofrecieron en detalles la identidad de varios integrantes de la banda delictiva responsable del asesinato perpetrado el pasado jueves contra el funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), sargento mayor de primera Leonel Enrique Molina Perozo, de 42 años, en las afueras del complejo residencial Las Pirámides, ubicado en el sector Pomona de Maracaibo, donde se pretendía robarlo.

El comisario Daniel Landaeta, jefe de la delegación estadal del CICPC, aseguró que los funcionarios están desplegados en toda la ciudad con miras a localizar a Manríquez Javier Navarro, apodado como «El Negro Secuestro», presunto líder de esta banda y de su secuaz, Álvaro Rafael Castillo, de 37 años; de los cuales se sospecha pertenecen a una red mayor dedicada al robo, extorsión y secuestro, conformada por más de 40 personas, hombres y mujeres.

El cuerpo detectivesco dijo manejar hipótesis sobre los puntos de operación y alcance, dada la cantidad de miembros que la conforman.

«El Negro Secuestro» está requerido por el Juzgado Octavo de Control por homicidio calificado, sobre él pesa además el crimen contra el efectivo castrense. Castillo, por su parte, está solicitado ante los juzgados Cuarto, Sexto y Séptimo de Juicio del estado Zulia,  por la comisión de múltiples robos agravados.

Miembros desarticulados

Tras intensas labores de rastreo y un fuerte trabajo de inteligencia, los detectives del CICPC dieron con la ubicación de dos miembros del grupo criminal, en una vivienda del barrio San Pedro, sector Sabaneta de Maracaibo. Al notar la presencia policial, el par de delincuentes accionó las armas en contra de los efectivos.
En dicho enfrentamiento resultaron abatidos Deni Enrique Mosquera (24), apodado «El Negro Cacho», y Rafael Enrique Silva (25), alias «El Rafa», precisó Landaeta. Sus cuerpos fueron trasladados a la morgue de LUZ para practicarles la necropsia de rigor.

Del antisocial herido en el enfrentamiento con el gnb, Landaeta aseguró que está hospitalizado en la clínica Falcón, donde permanece detenido bajo estricta vigilancia policial. Éste fue identificado como Brando Lee Acosta, apodado «El Bebé», de 21 años de edad; Landaeta explicó que éste fue quien le propinó los  disparos al sargento. El joven, de 18 años, apodado «El Tato» —quien huyó durante el tiroteo en Las Pirámides— se entregó posteriormente a las autoridades.

La red se extiende

Durante los allanamientos realizados a varias viviendas para localizar a más miembros de esta peligrosa banda, el CICPC logró la captura de una pareja de casados en una granja en el sector Los Bucares a las afueras de la metrópolis.

Ambos respondieron a los nombres de Néstor Luis Chacín Herrera, 38 años, posible «tesorero» de la banda; y Jenny Coromoto Colmenares Silva, de 37, arrestada por guardar complicidad, según información suministrada por la policía científica. La mujer fue enviada a Tribunales, dijeron familiares de la pareja de casados a las afueras de la delegación Zulia.

Otra dama fue aprehendida durante los procedimientos. Lisbeth Ramos González (38), a quien le fue incautado una serie de guayas de tendido público, una moto marca Haojin, color azul con gris, usada también para amedrentar al guardia. En el sitio donde se le practicó la detención, se hallaron además balas, conchas percutidas de diferentes marcas y calibres, partes y piezas de motor procedentes de vehículos desvalijados, evidencias que servirán a la investigación, aseguró la fuente policial.

Un último integrante arrestado fue identificado como Adelvis Alexander Portillo Atencio. Al joven de 22 años, lo aprehendieron por presuntamente colaborar en su rol de «ruletero». Era quien conducía el vehículo Chevrolet Fox, donde se transportaban los antisociales en el momento del ataque al gnb.

De las aprehensiones de los sujetos, entre ellos un adolescente de 16 años, cuya identidad no fue revelada, se obtuvo el decomiso de dos armas, una tipo pistola marca Brownie, y un revólver marca Colt, usados por Mosquera y Silva Ferrer; más el vehículo Chevrolet antes mencionado.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente