Fiscales del Ministerio Público hacen y deshacen

1362 21 AAA FOTO 1
1 de septiembre, 2014 - 2:29 pm
Redacción Diario Qué Pasa

1362 21%20AAA%20FOTO%201

Lesbia Sánchez Echeto denunció que varias ciudadanas se adueñaron de su inmueble ante la mirada complaciente de funcionarios de la oficina del Ministerio Público de Santa Bárbara.

Maracaibo — En una visita a este rotativo Lesbia Sánchez Echeto llegó a denunciar de forma contundente la situación irregular que se vive en el municipio Colón, específicamente en Santa Bárbara donde un grupo de personas inescrupulosas aprovechándose de la buena fe de la familia, decidieron dar una puñalada por la espalda a quienes en momento de necesidad, le abrieron las puertas de su casa.

 

Señala que hace cuatro años, le prestaron una casa temporalmente a una familia que quedó sin vivienda en determinado momento, esto sin saber que esa persona al dar la vuelta y con toda la mala intención del mundo, le fuera a sacar documentos de propiedad al inmueble  para adueñarse de él.

Señala la mujer, que ahí comenzó su calvario pues le ha costado demostrar la propiedad de su inmueble y además lograr que el Ministerio Público (MP) levante una investigación seria del asunto.

La oficina del MP ubicada en Santa Bárbara ha hecho caso omiso a las denuncias formuladas por las dueñas del inmueble, dejando constancia de los documentos de propiedad y solicitando ante ese despacho la imputación de las inquilinas por forjamiento de documentos, apropiación indebida y falsa autenticación de documento público, ante la cual la fiscalía décimo sexta en aquel momento, a cargo de la fiscal Marvely Soto González, totalmente parcializada con las imputadas vició la causa, esto se evidenció al constatar que los documentos originales consignados en el expediente desaparecieron  y otros fueron mutilados de forma «inexplicable», aseveró la entrevistada.

Tras varias denuncias en contra de las mujeres que se adueñaron de sus inmuebles, entre los que se mencionan una casa que tiene más de cuarenta años construida, una gallera y un terreno que promovieron a ser invadido también se encuentran daños físicos en contra de las víctimas, pues se atrevieron, —dice Lesbia Sánchez— a agredir físicamente a su hermana dándole una paliza que la envió al hospital durante varios días, dejándola casi muerta ante la mirada complaciente de la policía municipal.

Las irregularidades pican y se extienden

Al parecer, la indiciada tiene fuertes nexos con grupos de gran peligrosidad que la han ayudado a actuar de manera vandálica y sin tener la preocupación de ser presentada ante las autoridades, pues la fiscal y las imputadas asisten a la misma iglesia cristiana y por esa causa, se presume que la fiscal Marvely Soto González actúe de manera complaciente y no se aplique la genuina administración de justicia para las verdaderas víctimas que son las dueñas del inmueble ocupado de forma arbitraria por estas señoras.

Ante tantas irregularidades, Lesbia Sánchez se ha dirigido hasta Caracas a hablar directamente con la fiscal general de la república Luisa Ortega Díaz, de igual forma con el fiscal superior del estado Zulia Richard Linares quienes, asegura ella, le atendieron diligentemente y tomaron cartas en el asunto ante su solicitud de recusar a la fiscal Marvely Soto González, que le ha sido piedra de tropiezo ante la solicitud de administración de justicia, pues al presentar el caso ante Tribunales el caso fue desestimado en un par de veces por la Fiscalía no presentar las pruebas que las víctimas presentaban en el acto conclusivo.

De igual manera denuncia que no solo la fiscal Marvely Soto González, ya recusada de la causa antes mencionada, ha sido complaciente con los imputados,  sino que acusa al fiscal Robert Martínez quien en las subsiguientes causas donde las imputadas denuncian nuevos hechos punibles  asignan a la mencionada fiscal como representante de las víctimas, con el firme propósito de no avanzar en el caso.

La razón

Afirma Lesbia Sánchez Echeto, que este grupo de personas que habitan su vivienda de forma arbitraria, acostumbra a actuar de manera hostil y despiadada, ante quienes osan intentar enfrentarles, muestra de ello fue la paliza que recibió su hermana Maribel Echeto, donde la dejaron casi muerta y donde destruyeron su camioneta, medio de transporte que utilizaba y propiedad de una fundación sin fines de lucro que hace vida en la localidad de Santa Bárbara.

Señala la afectada que la alcaldesa María Malpica y los pobladores rechazan las acciones de estas personas y le dan un espaldarazo a la familia Sánchez Echeto, considerada una familia respetable y con alta moral en la zona.

«Las imputadas registraron de forma fraudulenta la casa en el año 2010. Se presume forjaron documento, atestaron ante el funcionario público, e invadieron, no solo eso, causaron daños a la propiedad y lesiones graves.

Fueron víctimas mi prima Isabel Magalys Echeto, mi mamá de 81 años de edad, la profesora Divia Echeto y mi hermana Maribel Echeto y el destrozo en su totalidad de mi vehículo, que servía de transporte a la Fundación Relámpago del Catatumbo. Tiene más de 40 años la vivienda  de construcción», resaltó Sánchez.

Sánchez aprovechó de agradecer a los doctores Gustavo Bustos, Yeni Benavides, fiscales de la fiscalía 16 que trataron de hacer su trabajo pero que, con la actuación de los corruptos fueron apartados de las causas, Vileana Meleán, Richard Linares, Amílcar Narváez, comisario del CICPC, al doctor José Camacho de la fiscalía 21, que actualmente lleva la causa y a la alcaldesa María Malpica Pinto, todos estos quienes la ha ayudado a proseguir y pelear por sus derechos, pisoteados y arrastrados por un grupo de fiscales, —Robert Martínez y Marvely Soto González— que se sienten poderosos y dueños de la justicia en Santa Bárbara.

1362 21AAA %20FOTO%202

La afectada denuncia destrozo en su totalidad del vehículo, que servía de transporte a la Fundación Relámpago del Catatumbo

Fotos: Cortesía

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente