Esposos que compraron a la bebé serán trasladados a Yaracuy

22 A
5 de octubre, 2015 - 3:57 pm
Redacción Diario Qué Pasa


Foto: Agencias

Las pruebas de ADN develaron el parentesco sanguíneo de Anaís Rodríguez y el de la pequeña niña de nueve días de nacida, quien fue vendida por 46 mil bolívares

Maracaibo
— Una fuente cercana al Cuerpo de Investigación Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC) manifestó que Miguel Ángel Barboa Vallejo (44), Auris del Valle Guillén Sencial (42) y Cosme Antonio Carillo (48), serán trasladados a la ciudad de Yaracuy, donde se llevará el proceso penal relacionado a la venta de una niña recién nacida.

La abogada Lismar Alvarado, juez primero de Control del estado Yaracuy es quien está a cargo de la investigación  y giró las ordenes de aprehensión de los tres zulianos implicados en el delito.

Se conoció que los abuelos paternos de la menor al enterarse de la venta colocaron la denuncia ante las autoridades correspondientes y tras un trabajo de investigación por parte de funcionarios adscritos del CICPC de la subdelegación Maracaibo lograron aprehender a los esposos y a Carillo, quien fungió como intermediario y además transfirió los 46 mil bolívares a Anaís Coromoto Rodríguez Hernández (25).

Como se recordará Rodríguez Hernández (25) dio a luz el pasado viernes 25 de septiembre en el Hospital Central de San Felipe y dos días después entregó a la pequeña a los esposos  Barboa y Guillén, quienes residen en las residencias Terra Norte, ubicado en El Milagro.

Cabe destacar que la progenitora de la infante se encuentra detenida.

Resultados positivos

La misma fuente  indicó que tras las pruebas de ADN realizadas tanto a los padres como a la pequeña revelaron el parentesco. «Los resultados arrojaron que la Anaís si es la madre de la menor» puntualizó.

Asimismo destacó que el pequeño angelito se encuentra bajo la custodia del Consejo de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes en un albergue de Maracaibo y está muy saludable.

Barboa y Guillén formaron parte de esta compraventa clandestina ya que Guillen tenía deseos de ser madre y no había podido salir en estado. Según trascendió la pareja había estado en algunos procesos de adopción, pero no fueron satisfactorios.

Vía ilegal

Pese a que la intención de esta pareja era formar una familia con la niña, los medios que utilizaron para hacer realidad su sueño no fueron legales ya que  en el articuló 267 de la Ley Orgánica de Protección del Niño, Niña y del Adolescente (LOPNNA), se tipifica que quien prometa o entregue un hijo, niño o joven bajo su responsabilidad de crianza a un tercero, mediante pago o recompensa, será penado con prisión. El artículo reza que quien incumpla la ley podría cumplir  una condena de dos a seis años. Asimismo incurre en la misma pena quien ofrezca o efectúe el pago.

Funcionarios del CICPC de la subdelgación Maracaibo recuperaron a la niña sana y salva

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente