De 18 tiros asesinaron a comerciante mientras esperaba taxi

1075  23AAA  JM
6 de noviembre, 2013 - 10:28 pm
Redacción Diario Qué Pasa

1075  23AAA %20JM%20%282%29

Maracaibo — Sus verdugos no tuvieron piedad y sin mediar palabra alguna le propinaron 18 impactos de bala en el pecho a un comerciante identificado como Carlos Rafael Boscán Villasmil, de 34 años, mientras esperaba taxi a las 8:40 de la mañana de ayer, frente a su residencia en la calle 68C de la tercera etapa de la urbanización La Victoria, en frente a la quinta Santa Bárbara. Al parecer, los homicidas pertenecen a una red de extorsión. El Cicpc investiga el hecho.

Según contó Luis Pérez, primo de la víctima, como una mañana cualquiera Boscán esperaba en frente de su casa un taxi que lo trasladaría a un lugar hasta ahora desconocido por sus familiares, teniendo cinco minutos parado en el lugar, llegó una camioneta Explorer Limited, de color blanco, placas AB732LB, al parecer, con tres sujetos a bordo. Del puesto de atrás descendió el «pegador» a quien familiares describieron como un hombre joven, alto, de tez blanca y con el rostro descubierto; el homicida tras mirar fijamente a los ojos a Boscán le dio el torbellino de disparos que lo dejó muerto en el sitio.

Desesperación e impotencia

Al escuchar la ráfaga de detonaciones, familiares de Boscán que residen exactamente donde fue ultimado, salieron a su auxilio trasladándolo al ambulatorio de La Victoria, donde lamentablemente ingresó sin signos vitales.

Evidencia abandonada

Minutos más tarde del suceso, efectivos del Cpbez avistaron el vehículo donde se trasladaban los homicidas, abandonado en la calle 75 con avenida 80 del sector Panamericano. Dentro de la unidad se pudo observar envases de jugos y bolsas de frituras, lo que hace presumir a las autoridades que los victimarios antes de cometer el asesinato desayunaron cómodamente.

El rumbo del trió se desconoce, trabajadores del sector que se encontraban a las afueras de sus negocios aseguraron haber visto a los tres delincuentes, «pero no le prestamos atención porque no se veían sospechosos», manifestó un testigo que prefirió el anonimato, quien agregó que tampoco le pareció extraño que los hombres se montaran una cuadra más adelante en otro vehículo del que aseguró desconocer las características.
Aunque la camioneta no se encontraba solicitada, se pudo observar los remaches recién colocados, lo que hace presumir que los homicidas pudieron haber cambiado la placa.

Trascendió que Boscán era oriundo de La Cañada  de Urdaneta donde había sido sindicalista, se ganaba la vida comprando y vendiendo carros, era soltero, no deja hijos y residía con su pareja hace ocho meses, justamente en frente de donde le dieron muerte, en la casa signada con el número 86A-56.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente