Las mismas medidas neoliberales siguen arrechando al pueblo

Lenin Moreno declara el Estado de excepción en Ecuador por las protestas en contra de su paquetazo

UFSDS36BDFDULPXX4R6BBCHYAA
3 de octubre, 2019 - 4:01 pm
Agencias

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, decretó este jueves el estado de excepción, cuando los transportistas bloquearon calles y carreteras en varias zonas del país en rechazo al aumento del precio de los combustibles.

“Con el fin de precautelar la seguridad ciudadana y evitar el caos, he dispuesto el estado de excepción a nivel nacional”, dijo el presidente Lenín Moreno desde el palacio de Carondelet, sede del Ejecutivo.

El anuncio lo hizo en momentos en que arrecian las manifestaciones, especialmente en la capital ecuatoriana, en contra de la eliminación de los subsidios a los combustibles, acordados en un programa crediticio con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

 

Incidentes en Quito

Cientos de estudiantes universitarios se manifestaron en el centro histórico de Quito, donde se encuentra la sede del Ejecutivo.

Los policías, con equipos antimotines, dispersaron las manifestaciones con gran cantidad de gases lacrimógenos. Para controlar la manifestación en el centro histórico, la Policía utilizó también carros antimotines.

Por otra parte, en la mañana un taxi atropelló accidentalmente a un camarógrafo del canal de televisión Teleamazonas, mientras realizaba una transmisión en vivo.

Sin entrar en detalles, la Secretaría de Comunicación de la Presidencia rechazó en un comunicado las agresiones a la prensa por parte de transportistas.

“Respetuoso de la libertad de expresión y de prensa, el Gobierno Nacional rechaza los incidentes registrados este 3 de octubre en contra de periodistas y medios de comunicación y exhorta a los transportistas a manifestarse sin perjudicar a los ciudadanos”.

Protesta contra la eliminación del subsidio a los combustibles, el miércoles, en Quito.

Ecuador

 

Rechazo al “paquetazo”

En el norte de la capital ecuatoriana, la Policía dispersó con gran cantidad de gases lacrimógenos a un grupo de manifestantes que lanzaban piedras contra los agentes.

Además de rechazar el alza de los combustibles, los manifestantes pedían la salida del poder del jefe de Estado, Lenín Moreno.

En los alrededores de la Universidad Central (pública), en el centro norte de Quito, los manifestantes portaban carteles en rechazo a lo que consideran un “paquetazo” económico de Moreno.

El pasado martes, Moreno firmó un decreto para eliminar desde hoy los subsidios al diésel y a la gasolina conocida como “extra”, la de mayor consumo del país, con lo cual el precio estará ahora en función de los valores internacionales.

 

¿Por qué manifiestan?

La jornada comenzó con un paro de transportistas que rechazan la eliminación del subsidio a la gasolina extra y ecopaís, así como al diésel, por parte del Estado, que, además, liberó el precio de estos combustibles.

Con la medida, las gasolinas extra y ecopaís pasaron de costar 1,85 doláres a 2,39 por galón; mientras, el diésel subió de 1,03 dólares a 2,29 (123 %).

Además de la suba de los combustibles, Moreno anunció, también, que enviará al Parlamento una serie de reformas económicas y laborales que podrían ‘flexibilizar’ las condiciones de los trabajadores y reducir sustancialmente sus beneficios.

Entre otras cosas, esas reformas incluyen la renovación con un 20 % menos de remuneración de los contratos ocasionales, el recorte de vacaciones para los trabajadores del sector público (de 30 días, pasarán a disfrutar solo 15, como en el sector privado) y que los empleados de empresas públicas aportarán mensualmente, como mínimo, un día de su salario.

Esos anuncios son parte del acuerdo alcanzado entre Ecuador y el Fondo Monetario Internacional (FMI), organismo que prestó más de 4.000 millones de dólares al país. Tanto las medidas, como las reformas, deberán ser incluidas en la estructuración del presupuesto del 2020.

El FMI alabó las medidas tomadas por Moreno. En un comunicado, el organismo señaló que los anuncios del mandatario ecuatoriano “tienen como objetivo mejorar la resiliencia y la sostenibilidad de la economía ecuatoriana, y fomentar un crecimiento sólido e inclusivo”.

Al decretar el estado de excepción, Moreno señaló que las medias que tomó permanecerán firmes. “No existe posibilidad de cambiar, especialmente las relacionadas con el subsidio que causa tanto daño al país”, enfatizó.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente