Porque fue a Roma en campaña electoral

El Papa no recibió a Mike Pompeo en su visita al Vaticano

papa pompeo
30 de septiembre, 2020 - 4:16 pm
Agencias

El Vaticano renovará el acuerdo con China precisamente porque ayuda a la libertad religiosa

 

A diferencia del año pasado, el papa Francisco no recibió este jueves al secretario de Estado americano Mike Pompeo precisamente porque viene a Roma en campaña electoral a favor de Trump para las presidenciales del 3 de noviembre, aparte de haber tenido el mal gusto de arremeter contra la renovación del acuerdo entre el Vaticano y China sobre nombramiento de obispos, que es un elemento de defensa de la libertad religiosa.

Pompeo fue recibido por el secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin, a quien trasladará cualquier mensaje que haya llevado del presidente Trump para el Santo Padre en estos momentos de dificultades internas de Estados Unidos y grave pandemia a nivel mundial.

Lea también: ¿Quién ganó el primer debate entre Trump y Biden? (+análisis)

En realidad, el mundo se enfrenta a una triple crisis -sanitaria, económica y ambiental-, ante la que el presidente americano responde con acentos nacionalistas mientras el papa Francisco no hace más que pedir cooperación internacional para evitar que se agraven los tres desastres. En esa línea, se niega a sumarse a la campaña contra China.

En términos estrictamente diplomáticos, el interlocutor del ministro de asuntos exteriores de un país es el secretario vaticano de Relaciones con los Estados, Paul Richard Gallagher, aunque el secretario de Estado suele estar disponible, y el Papa recibe a veces a los jefes de la diplomacia de países muy importantes.

El 19 de septiembre, Pompeo manifestó en un tuit que «hace dos años la Santa Sede logró un acuerdo con el Partido Comunista Chino esperando ayudar a los católicos. Pero el abuso del PCC sobre los fieles ha empeorado. El Vaticano pondría en peligro su autoridad moral si renovase el acuerdo».

Aparte de que el acuerdo -rubricado el 22 de septiembre de 2018 y entrado en vigor un mes más tarde por un período de dos años- se firmó con el gobierno chino y no con el partido comunista, su mera existencia reconoce por primera vez oficialmente al Papa y, sobre todo, su derecho a nombrar obispos dentro de China.

Al mismo tiempo, ha contribuido a normalizar la vida de la Iglesia católica, afectada por una división interna, en una etapa de empeoramiento general del trato a los creyentes de distintas religiones, llegando a persecución despiadada en el caso de los musulmanes uigures de Xinjiang.

Los comentarios positivos del gobierno chino sobre la aplicación del acuerdo -cuyo texto insiste en mantener secreto- han contribuido a dar carta de ciudadanía a los 12 millones de católicos de China, menos maltratados que los 38 millones de protestantes, en rápido crecimiento numérico, y a veces demasiado ruidosos para los gustos de Pekín.

Gracias al acuerdo, que el Vaticano va a renovar, el Papa ha reconocido a los obispos nombrados sin permiso por Pekín, mientras que el gobierno chino ha reconocido a los nombrados por el Papa. En estos momentos toda la jerarquía católica China está unida a Roma.

Ante la ofensiva diplomática y mediática de Estados Unidos contra la renovación del acuerdo, el Vaticano ha reiterado este martes que el texto «no se refiere a las relaciones diplomáticas ente la Santa Sede y China (que no se han establecido ni parecen cercanas para tranquilidad de Taiwán), ni al estatuto jurídico de la Iglesia en China», sino que se limita «exclusivamente al procedimiento para el nombramiento de obispos», lo cual ha permitido «a los católicos chinos tener obispos en comunión con el sucesor de Pedro».

Mike Pompeo pide al papa Francisco ‘valor’ para luchar contra las persecuciones religiosas en China

 

El secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo pidió este miércoles 30 de septiembre del 2020 en Roma al papa Francisco tener “valor” para combatir las persecuciones religiosas, en particular en China, país con el cual el Vaticano está a punto de renovar un acuerdo de nombramiento de obispos.

“Pido a todos los líderes religiosos encontrar el valor para enfrentar las persecuciones religiosas de sus propias comunidades, y las de otras profesiones de fe”, declaró Pompeo en presencia del arzobispo británico Paul Gallagher, a cargo de las relaciones de la Santa Sede con otros Estados.

“Los líderes cristianos deben defender a sus hermanos y hermanas en Irak, Corea del Norte y Cuba”, añadió tras un violento ataque contra Pekín a la que acusa de reprimir a las minorías católica y musulmana uigur.

“En ninguna otra parte como en China la libertad de culto es tan atacada” , en opinión de Pompeo, quien cita frecuentemente el compromiso asumido por el papa Juan Pablo II en la década de 1980 contra el bloque soviético, en nombre de lo que el sumo pontífice polaco llamaba “el riesgo de la libertad”.

“Que la Iglesia, y aquellos que saben que finalmente todos rendiremos cuentas ante Dios, puedan ser tan audaces en nuestra época”, martilló el jefe de la diplomacia estadounidense.

 

 

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente