Editorial

Álvaro Uribe: el eterno enemigo de Venezuela

gaston2 1
30 de agosto, 2020 - 8:30 am
Gastón Guisandes López

Gastón Guisandes López

Álvaro Uribe Vélez, la más relevante figura política de Colombia, enfrenta el juicio que le sigue el Supremo Tribunal de Justicia de su país, por la comisión de diferentes delitos que le imputan los magistrados, siguiéndole los pasos a lo largo del camino que este hombre ha transitado, al margen de la Ley, amparado siempre por la cadena de los cargos públicos que ha desempeñado en su país, siendo el de mayor relevancia, la Presidencia de la República.

Tan pronto se supo la noticia, que daba cuenta de la decisión del Tribunal Supremo de Justicia de Colombia, de privarlo de su libertad, otorgándole el privilegio de tener casa por cárcel, habida cuenta de que se trata de quien fue Presidente de la República de Colombia y por ello goza del privilegio de tener inmunidad, habida cuenta ser Senador, empezaron a jugarse, todo lo suyo, los manipuladores del más alto nivel, siendo el de más poder, el actual Presidente de Colombia, Iván Duque Márquez, que no se detiene ante la gravedad de los delitos que se imputan al ex presidente enjuiciado, nada más y nada menos que: por presunto determinador de los delitos de soborno a testigo en actuación penal y fraude procesal y por los mismos delitos se enjuicia al representante, Álvaro Hernán Prada.

Lea también: ¿Impactarán los precios los votos de diciembre?

En el libro, Biografía no autorizada de Alvaro Uribe Vélez (El Señor de las Sombras), del periodista Joseph Contreras, corresponsal de Newsweek – Universidad de Harward, y transcripción de Joseph Contreras y Fernando Garavito (2002), desarrollado en 260 páginas, se cuenta gran parte de la vida, privada y pública, del hoy sometido a privación de libertad, teniendo casa por cárcel y según se informa en las conversaciones informales, viviendo en su hacienda, habida cuenta que el máximo tribunal lo privilegió, por su condición de senador, a permanecer en su domicilio, bajo la figura, como ya dijimos de «casa por cárcel», que se le concede por ser Senador de la República, se narra gran parte del historial de «VARITO», a quien se le conoce con este mote y el cual cuenta con el apoyo incondicional del actual Presidente de Colombia..

Difundida fue una anécdota, comprobada y muy determinante, del odio que Uribe Vélez siente por Venezuela y muy pertinente es resaltarlo en esta nota editorial. Veamos: Encontrándose, el poderoso ex presidente, en una reunión a las puertas de la Universidad de Bogotá, con los periodistas encargados de entrevistarlo y entrando en el tema sobre Venezuela, el Señor de las Sombras, como así se conoce a Uribe, denunció al gobierno venezolano, de mantener constante actitud de reto, abusos y agresión contra Colombia, a lo que uno de los reporteros lo increpó preguntándole: ¿Y, por que no le declaró la guerra a Venezuela, para resolver, por vía de las armas, la reclamación territorial que tenemos contra el país vecino?, Uribe le ripostó: ¡No me alcanzó el tiempo que me faltaba para entregar la presidencia!

La relación de Álvaro Uribe Vélez, con Pablo Escobar, está narrada con amplitud y detalles en el libro comentado, desde cuando, en enero de 1981, como Director de Aeronáutica Civil, le otorgó una Licencia, a Jaime Cardona, quien tenía antecedentes por narcotráfico y lavado de activos desde el año de 1977, siendo considerado como el segundo hombre de la organización de Medellín.
Uribe Vélez logró permanecer 28 meses largos en la dirección del Departamento de Aeronáutica Civil sin sufrir ni un rasguño. Un año después de su retiro, el Consejo Nacional de Estupefacientes, ordenó a la Aerocivil, «suspender los vuelos de naves de narcotraficantes…, y señaló que en el pasado esa entidad había adolecido de una actitud pasiva y negligente».

Como para no dejar dudas leamos: «El Consejo Nacional de Estupefacientes solicitó ayer a la Aeronáutica Civil suspender la operación aérea de la flota de aviones, helicópteros y avionetas, de propiedad de Pablo Escobar y Carlos Lehder». (Vale decir, la autoridad al mando, sabía y autorizaba el desastre)

El Ministro de Justicia, Rodrigo Lara Bonilla manifestó en el desarrollo de un debate en la Cámara, que el parlamentario antioqueño, Pablo Escobar Gaviria, posee tres hangares en el aeropuerto de Medellín y una flotilla de aviones para transportar la droga. (Resaltamos que esta flotilla de aeronaves, de distinto tipo, se fue acumulando durante la gestión administrativa de Álvaro Uribe Vélez y tal desafuero criminal no podía producirse si no se contaba con la anuencia del Director de Aeronáutica Civil).

Gastón Guisandes López
Editor

Palabras clave

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente