Francis Juzga

COLUMNAFRANCIS
24 de julio, 2015 - 1:27 pm
Redacción Diario Qué Pasa

*** El pasado fue un domingo de lo más, más patético. Patético hasta la desesperanza. Apenas llego a la redacción me dan la primera mala nueva: Falleció Jimmy Ramón Nava Villalobos, progenitor de Mariela Nava, compañera de faenas aquí en QUÉ PASA. Sé que ella estaba preparada, pero eso no significa nada cuando se trata de que se nos vaya alguien tan cercano. El viernes antes de la salida le di ánimos, le hablé del Salmo 23, al que se aferró su papá, al extremo de pedirle en sus últimos momentos que se lo leyera. No sé qué sentiría el corazón de Mariela ante ese pedido de ponerlo ante Dios que logró. No hay palabras en momentos como este que alivien semejante punzada. Brindarle apoyo moral y anímico a Mariela fue todo cuanto se me antojó decirle. Paz al alma de Jimmy Ramón Nava Villalobos. De antemano supe que habría mucha luz para el en su transitar hacia la casa de Dios, el hogar prometido a todos los creyentes.

Una llamada desde Don Bosco me produce la segunda mala nueva del día, la muerte de Rita Alvarado, la camarada a quienes sus compañeros desatendieron cuando más los necesitaba. Justo a ella que hizo favores a diestra y siniestra, amparándose en Ana Clara, sin mirar a quien y todo por la cauda de sus creencias políticas, quienes ahora la dejaron íngrima, pero no sola, porque Dios, sabedor del enorme corazón de Rita como servidora pública, la llamó a su lado y con ello puso punto final a sus sufrimientos, esos de los cuales sus camaradas ni quisieron darse cuenta. Mi gente de Don Bosco hizo lo que pudo y hasta donde pudo. Para Sabas y Celso Alvarado nuestras palabras de condolencias…Y en la redacción hubo una segunda situación de duelo, tras el fallecimiento de Élida del Carmen Pirela de Esther, abuela de  Alfredo Aranguren Pirela, a quien llamamos todos «Moreno» aquí en QUÉ PASA. Nuestras condolencias para el negrito amigos de todos, Y al cierre desde Puerto Ordaz me informan la salida de los restos mortales de Ramón Jackson, hijo de Ramón Santarrosa, un exboxeador ya ido, a quien sepultaron aquí en Maracaibo. Definitivamente fue un domingo de lo más triste.

*** Reflexiones: Da siempre lo menor… Y lo menor vendrá… A veces las personas son egoístas, ilógicas e insensatas… Aun  así perdónalas. Si eres amable, las personas pueden acusarte  de egoísta e interesado… Aun así sé gentil. Si eres un  vencedor, tendrás algunos falsos amigos y algunos enemigos  verdaderos… Aun  así  Vence. Si eres honesto y franco, las  personas pueden engañarte… Aun así sé honesto y franco. Lo  que tardaste años para construir, alguien puede destruirlo de  una hora para otra… Aún  así… construye. Si tienes paz y eres  feliz, las personas pueden sentir envidia… Aun así… sé feliz.  El bien que hagas hoy, puede ser olvidado mañana… Aun así… haz el bien. Da al mundo lo mejor de ti, aunque eso pueda  nunca ser suficiente. Aún  así… da lo mejor  de ti mismo. Y recuerda que, al fin de cuentas… Es asunto entre Tú y  DIOS… Nunca entre Tú  y ellos…¡Qué DIOS te bendiga todos los días de tu vida!

*** De la abundancia del corazón hablan los labios. Dos de mis nietos, Cathleen y Frank José ponen alegría en nuestra vida, al alcanzar con marcado éxito el primer tercio de la  etapa de su educación. Aclaro, salen de primaria y ahora ingresan al bachillerato en el Colegio José Sánchez Negrón, ubicado en la Urbanización Pomona. Cathleen recibió, en acto celebrado en el Teatro Lía Bermúdez, un reconocimiento por haber alcanzado la mejor nota de su salón. Ese detalle aumenta la felicidad de toda la familia. Ahora a disfrutar de unas merecidas vacaciones, con manifiesta austeridad. Ya sabremos que deciden el Júnior y Frángela como padres al respecto.

Foto: Cortesía

*** Sin ganas de que me consideren alarmista debo contarle a mis lectores, a quienes nunca oculto cosas, lo que me sucedió el pasado jueves. Recibí una llamada en la que me sugerían que buscara en el diccionario de la Real Academia la palabra Anomia, la localizo y tiene tres significados: 1) Ausencia de ley. 2) Estado de desorganización social o aislamiento del individuo como consecuencia de la falta o la incongruencia de las normas, y 3) Trastorno del lenguaje que impide llamar las por su nombre. Mi amigo me pidió que orara porque estas tres cosas no se nos vengan encima. Si se refiere a los apagones, «bachaqueros», basura, agua, transporte, inseguridad, salud y seguridad social, no hay nada más de que preocuparse.

*** La gaita de la que ofrecí dar más detalles, La Última Piedra, homenaje a Víctor Alvarado «El Cantor de la Isla» es original de Roque Atencio y Amado Nerbo, ambos de aquellos lares, El Moján e Isla de Toas respectivamente. Los solistas son Anguito Soto, José Antonio Aguilar «El Músico» y Daniel Méndez. Me la prometieron para el pasado lunes de modo que al momento aun no la he recibido, pero ya la escuché. El grupo es Gaiteros de mi Barrio. El surco en cuestión origina varias vertientes. La primera se refiere a un amigo de esos que uno no ve todos los días, pero lo recuerda en muchas momentos de la vida, se trata de Anguito Soto, a quien considero un guerrero de la gaita, porque no he sabido de ningún solista luchar contra todo para mantenerse. No le ha sido fácil, pero lo ha logrado. Siempre admiré su perseverancia, esa constancia suya que al final como que le va a compensar todo los malos ratos pasados. Compositor, solista, cuatrista y en fin, la gaita y el resto de la música zuliana han sido la gran pasión de su vida. Creo honestamente que le llegó el momento, es asunto de esperar.

*** Me llama Calimán y me informa sobre Elías Morillo, le aclaro que ya antes Juan Vené me había comunicado que había sido intervenido y que el pasado viernes sería dado de alta, quedando pendiente una serie de exámenes para determinar el origen de la caída y le examinarán una lesión en la región malar. Nos tranquiliza porque pudo haber sido peor, nos alegraremos cuando nos digan que todo será asunto de reposo y cuidos.

*** Otra reflexión: Esta conduce a una meditación profunda Cómo rezar el Padre Nuestro sin mentir: No digas: «Padre» si no te comportas como un hijo. No digas: «Nuestro» si vives aislado en tu egoísmo. No digas: «Que estás en los cielos» si solo piensas en las cosas de este mundo. No digas: «Santificado sea tu nombre» si no le honras con tus palabras y tus obras. No digas: «Venga a nosotros tu reino» si te conformas con el éxito material. No digas: «Hágase tu voluntad» si no la aceptas cuando es dolorosa. No digas: «Danos hoy nuestro pan de cada día» si no te preocupas de los que pasan hambre. No digas: «Perdona nuestras culpas» si le tienes rencor a tu hermano. No digas: «Líbranos de todo mal» si no quieres luchar contra el mal. No digas: «Amén» si no has entendido ni tomas en serio las palabas del «Padre Nuestro». Lo dicho, esto es definitivamente espectacular.

*** Isnardo Molina, amigo de vieja data, tiempos del sindicato de radio y TV del estado Zulia, ahora director de Misión Radio, ha hecho tremendas adquisiciones: La de William Salgado Leal, un narrador de noticias de primera escala y quien dirige un espacio de música bailable, le sigue una de gran significado, Ramón Alí Soto, hijo de Ramón Soto Urdaneta. En el programa Fascinante Venezuela, no se trata de que hijo de gato caza ratón, sino que estamos en presencia de un joven gato con un talento llamado a llegar lejísimos, porque tiene algo muy importante a su favor, escucha consejos y aprende de cada persona con la que entable una conversación. Mencionarlos me obliga a recordar a Leandro Soto, residenciado entre Miami y Maracaibo y quien fuera uno de los animadores más efectivos del programa Mi Vieja Discoteca. «El Galán», como lo llamaba Humberto García, me invita a cruzar el charco, como si eso fuera tan así de fácil. Mientras tanto Jaime Ortega maneja el Reventón Zuliano, un programa con música de órgano, al estilo Radio Cabimas de los años 80.

*** Mi felicidad solo depende de mi familia, el tenerlos, el poder compartir, hablar y reírme con ello y hasta compartir sus inquietudes me llena. Si no soy feliz al cuadrado es porque otras personas me hacen pasar cuatro días sin agua, semanas enteras sin recoger la basura, los apagones cuando disfruto un juego de béisbol, que se dan siempre son de noche. Hay más, después de las 7:00 de la noche me han impuesto toque de queda, mis amigos me dicen que los he abandonado, pero honestamente no me atrevo a andar por estas calles, menos si a partir de las 6:00 de la tarde los conductores de por puesto cobran lo que a ellos les de la real gana y hay que pagárselos porque según alegan «este carro es mío y punto»… Por estas personas es que no soy feliz al cuadrado.

*** Pensamos que la gente que maneja Mi Vieja Discoteca haría la retoma del horario justo del programa, con un especial, pero todo quedó en lo mismo y fue un programa igual, que debió y pudo haber sido mejor, si tan solo se les hubiera ocurrido algo así como un programa fuera de serie, comenzando con música las orquestas que más sonaron en el espacio, no era un momento para en sentimentalismo, debió ser un programa de alegría extrema, donde la guaracha debió imperar de principio a fin. Emerson Tudares, con quien conversé al respecto, me ofreció algo para muy pronto, una vez logré varias fanfarreas que adornaban al programa cuando estuvo en Radio Popular. Amanecerá y veremos.

*** Para el próximo jueves, me invita Alfredo Salazar, se efectuará en la iglesia del Hogar Clínica San Rafael, un funeral en memoria de Germán Zuleta, considerado la mejor tercera base del softbol zuliano de todos los tiempos, quien fuera donbosquiano y en consecuencia amigo de infancia. Todos sus amigos estaremos recordándolo por su modo de ser, excelente amigo, alegre, dicharachero y sobre todo las cosas correcto en su proceder. Reiteramos nuestras condolencias a sus hijos Rigo y Diomira, a sus hermanos Guillermo, Jesús y María, y sobre todo al softbol zuliano que perdió a una de sus más emblemáticas figuras. Que el amigo siga su descanso eterno allá en la galaxia en la que se encuentra, bien ganada por cierto.

*** La historia se repite. Solistas y grupos que ya lanzaron su producción de temporada vuelven a lo mismo, lo de ellos es lo mejor que usted escuchará y en ese estado de cosas, tratan de convencer que lo demás es monte y culebra. Insisto en que es demasiado temprano para siquiera pensar que ya lo mejor está en el aire. Ahora es cuando hay camino por recorrer y aún así, todavía en noviembre habrá gaitas que estarán en el ambiente mejor ubicadas que muchas de estas que ya están en escena. La avidez los eliminará sin que se den cuenta. No se puede establecer nada hasta que no estén todas en el tapete. Quienes se apresuren serán los más decepcionados. Se acordarán de mí, ya lo verán.

¡Quedó escrito, Epa, ya está. Nos vamos!.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente