Francis Juzga

20 de febrero, 2015 - 4:07 pm
Redacción Diario Qué Pasa

*** No son consejos, es la verdad: «Hay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno  malo, que hacen de la luz tinieblas y de las tinieblas luz» (Isaías 5:20)… «Nunca respondas al necio según su necedad, para que no seas tú también como él. Responde al necio como merece su necedad, para que no se estime sabio en su propia opinión»… «Detén tu pie de la casa de tu vecino, no sea que hastiado de ti, te aborrezca». (Proverbios 25-26).

*** La columna está cercana a su aniversario número XLVII. Le he dedicado la mitad de mi vida, eso debe darles una idea de cómo me apasiona, es una manera distinta de comunicarme con personas, sobre todo en la distancia, máximo cuando ahora me pueden leer en cualquier lugar del mundo ya que la página web del diario QUÉ PASA, la pone a volar por todo el orbe terrestre. Solo hay otra cosa que supera todo esto, una vida entregada al periodismo.

Muy pocos  tienen idea de cómo me domina esa pasión. Pienso qué haré cuando llegue el momento, que se dará tarde o temprano, de no poder comunicarme con la gente. Por lo pronto no habrá nada especial, pues el 16 de marzo será un día como cualquier otro, se diferenciará del resto en que es el aniversario de este espacio.

*** La semana pasada falleció en Caracas Ángel Zambrano, nacido en Maracaibo pero vivió su vida en la capital. Fue presidente de las federaciones de baloncesto y de béisbol. Estando en esta última, lo conocí la noche que acompañó los restos mortales de Édgar Ferrer, el lanzador zuliano que se ahogó en una piscina en Caracas. Ángel coronó como gobernador del estado y eso causó la mudanza de Luis Aparicio hacia Barquisimeto, una historia de lo más increíble.

Como gobernador, Zambrano, nuestro amigo personal, se disfrazó de gandolero y condujo hasta el Puente y allí, a la hora del pago, descubrió el tremendo «chanchullo» que se daba, un negocio redondo para los recaudadores. También montó en el estadio Luis Aparicio, el I Campeonato Mundial de Béisbol Juvenil y se dio el zafarrancho entre González Guerra, presidente del CO de Cuba, con Aparicio y el campocorto cubano a quien no permitió saludara a Luis. Su muerte fue poco comentada, pues se fue en pleno Carnaval cuando la mayoría de los diarios no circularon, de allí que de estos lados muy pocos se dieran cuenta de ello. Paz al alma del amigo gobernador deportista.

*** Conversar con Luis Rivas (Gaitero Viejo), sobre la gaita de Cabimas, se ha convertido en una obsesión. La pregunta que le hice fue por qué fue tan difícil que se escuchara en las estaciones de Maracaibo a los grupos de aquel lado de lago. ¿Egoísmo, celos profesionales? En los años setenta los grupos de Cabimas captaron mi atención, cuando los grandes gaiteros cabimeros de la época eran conocidos, pero algo influyó para establecer una diferencia entre los grupos (Los Tocayos, La Vieja Máquina, Barrio Obrero, Gran Coquivacoa) y los solistas (Bernardo Bracho, José «Bambaíto» Guzmán, Nelson Martínez, Neguito. Barrio Obrero arropó, Coquivacoa fue imparable y en el rincón femenino Las Dinámicas y luego Las Primerísimas marcaron el paso y se impusieron en el ambiente, al resto de solistas y grupos se le hizo sumamente difícil.

Estuve horas escuchando a varias de estas agrupaciones y llegué a la conclusión de que hubo gaitas de una excelencia única, que debían estar entre las mejores de todos los tiempos, pero lamentablemente no las escuchamos de este lado, por las razones ya descritas. Pareciera entonces que Maracaibo fue la gran piedra de tranca, cosa que niego por razones simples. Maracaibo estaba al alcance de la mano y mientras en Cabimas había pocos sitios donde disfrutar de la gaita (La Cascada, Club Comercio, El Afiche), de este lado sobraban y la gente en cuestión de media hora estaba en el lugar escogido para gaitear.

La tertulia la compartí con amigos y como era lógico, la protagonista fue la gaita: Gracias por las deferencias y atenciones recibidas de parte de Ignacio León, su esposa Angélica y sus hijas Alejandra Valentina y Valentina Alejandra, Edilberto Martínez y su señora Gladys, Jorge Sánchez, Luis Rivas y Eibar Martínez.

*** Va una reflexión: Como prolongar la vida: Rodéate de cosas que amas, ya sea la familia, mascotas, música, plantas, pasatiempos, en fin lo que sea. Tu casa es tu refugio. A las personas que amas díselo en cada oportunidad que tengas. Elimina de tu vida los números que no son esenciales. Esto incluye edad, peso y estatura, deja que tu médico se preocupe por ellos, para eso le pagas.

Mantén amistades alegres. La gente que pelea o se queja mucho, te baja el ánimo. Mantente aprendiendo cosas nuevas. Aprende más sobre computadoras, artes manuales y marciales, jardinería, lo que sea, nunca permitas que tu cerebro sea holgazán, pues se convierte en la morada del demonio y el nombre del demonio es Alzheimer. Ríe más a menudo, fuerte y por largo tiempo. Ríe hasta que te quedes sin aire.

Celebra y disfruta de tu salud. Si es buena, mantenla así, si es inestable, mejórala y si no está en tus manos mejorarla entrégasela a Dios. Las lágrimas son naturales. Sufre, laméntate y luego sigue adelante. La única persona que estará con nosotros toda la vida, somos nosotros. Vive mientras tengas vida. Y siempre recuerda, «la vida no se mide por los descansos que tomamos sino por los momentos que te roban el aliento». El amor, es el eje que mueve el mundo… es la razón de la cordura y el hilo que te ata a la locura… si has de perderlo o ganarlo «TODO» que sea por AMOR.
Hoy les paso a todos mis lectores el balón de la amistad, porque ellos son importantes para mí, porque son parte de mis días.

*** Mi comadre Marina Salas ha tomado las riendas de todo lo que se hará para trabajar por la operación de Yelitza Vílchez. Es alentador el gran interés demostrado por el mundo de la gaita para colaborar con el Potazo del día 28. Yelitza se merece eso y más por valiente y por ser tan excelente hija de Dios…
Enrique Gotera (Goterita) hizo pasar un susto a su familia y a sus amigos por un problema cardíaco, pero a Dios gracias la cosa no trascendió mas allá de eso, un susto…

Anita Aguirre, la esposa de Alves (Papalvilio) atraviesa momentos realmente difíciles. Dios sabrá darles a la familia la suficiente fortaleza para resistir de modo que el «hágase tu voluntad» estará presente en el corazón de cada uno de ellos.

*** Otra reflexión: ¡Cosas de Dios! ¿No te parece extraño cómo un billete de Bs. 100 «parece» tan grande cuando lo llevas a la iglesia, pero tan pequeño cuando lo llevas a las tiendas? ¿No te parece extraño cuán larga parece una hora cuando oímos de Dios, pero cuán corta cuando un equipo juega fútbol por «solo» 90 minutos? ¿No te parece extraño cuán larga parece una hora cuando estás en la iglesia, pero qué cortas son cuando estás divirtiéndote en algún lugar? ¿No te parece extraño que no puedes pensar en algo que decir cuando rezas, pero no tienes ninguna dificultad en pensar cosas de qué conversar con un amigo?

¿No te parece extraño cuánto nos emocionamos cuando un partido de fútbol se extiende tiempo extra, pero nos quejamos cuando el sermón es un poquito más largo que lo usual? ¿No te parece extraño lo difícil que es leer un capítulo de La Biblia, pero qué fácil es leer 100 páginas de cualquier revista popular? ¿No te parece extraño cómo las personas desean los asientos del frente en cualquier partido o concierto, pero hasta se esfuerzan para buscar los asientos de atrás en las iglesias? ¿No te parece extraño que necesitemos 2 o 3 semanas de aviso para incluir un evento de la iglesia en nuestra agenda, pero podemos ajustar nuestra agenda para otros eventos en el último momento? ¿No te parece extraño lo difícil que es aprender una verdad simple del Evangelio para compartirla con otros, pero qué fácil es para las mismas personas entender y repetir un chisme?

¿No te parece extraño cómo creemos rápida y fácilmente lo que dicen los periódicos, pero cuestionamos lo que dice La Biblia? ¿No te parece extraño que todos quieran ir al cielo, siempre y cuando no tengan que creer, o pensar, o decir, o hacer alguna cosa que requiera esfuerzo? ¿No te parece extraño cómo podemos enviar miles de chistes por correo electrónico y se esparcen como reguero de pólvora, pero cuando empezamos a enviar mensajes acerca de Dios, la gente lo piensa dos veces antes de compartirlos con otros? Ahora que has leído este mensaje, compártelo con todas las personas que consideres tus amigos. Si no lo haces, simplemente tú y ellos se perderán la bendición de que les recuerden algo tan importante y simplemente habrás dejado de compartir algo «realmente bueno» con los demás.

*** La gente que maneja WWW.El Portal Gaitero.com nos invita a un compartir deportivo, a desarrollarse mañana sábado, con la participación de quienes a través de años han venido interpretando el ritmo zuliano de mayor arraigo en Cabimas. Ellos consideran que en virtud de que no son considerados para nada, es justo que se reúnan para pasar un buen rato con partidos de dominó y softbol en el estadio Miguel Castellano, ubicado en la avenida 52 con La H.

*** Enjuicié entre amigos que Sin Rencor, el laureado tema de Neguito, no cabía en el Día del Amor y la Amistad, porque se refiere a separación, a rupturas, hiere y está muy lejos de estimular a enamorado alguno. Favor aceptarlo sin rencor alguno.

*** Confieso que escucho gaita desde la mañana hasta en la tarde por la tarde, hora cuando la televisión asume el mando por el deporte. Hay un problema que merece un juicio. El 95% de los programas de gaitas se parecen. Pareciera que fueran copias de carbón uno de otro, al extremo de que radian las mismas gaitas, grupos, las mismas voces y no se atreven a más nada.

Hace años en la radio zuliana se daban diariamente, de lunes a viernes, los tres programas de complacencias más famosos. Comenzaba a las 8:00 de la mañana y hasta las 12:00 del mediodía Las Estrellas Complacen (Guillermo Tesalio Barrera). De 1:00 a 3:00 de la tarde correspondía a Tijeretazos Musicales    (Guillermo Enrique Govea (El Guaro) y cerraba de 3:00 a 5:00 de la tarde Preludios Musicales (Antonio Ríos Soler). El respeto de uno por el otro los llevó a no salir a la misma hora y no se diera una competencia que no los favorecía a ninguno y en cambio, repartieron el tiempo y cada uno se ganó su sintonía, con la salvedad que por la continuidad de esos programas, el que finalizaba le dejaba la audiencia al que seguía. Con todo y eso, ninguno de los tres se parecía por cuanto sus animadores tenían también facetas diferentes en su modo de animar. Hoy día eso es muy difícil que se dé, sobre todo en los programas de gaita.

*** Hace una semana se marchó al más allá Heberto Govea, un colega periodista que no ejerció en pleno y a quien invité a escribir para las páginas deportivas de La Columna. Su cercanía al deporte fue amplia al extremo de que lideró la Asociación de Béisbol impulsado por su llave Elbano Castro Pimentel, ya ido también. No pude cumplir con la familia Govea por imprevistos y quiero por medio de estas líneas testimoniarles mis condolencias. Paz al amigo viajero… Y en ese estado de cosas creo que no es tarde para enviar mis condolencias a la inmensa familia del doctor Marco Tulio Torres Vera, padre de la pediatría en Venezuela. Les curó el asma a todos mis hijos que nacieron con esos síntomas, de allí el agradecimiento que siempre le manifesté. Sus hijos, que abrazaron la misma carrera médica, seguros de que también serán servidores de todos los niños del país.

Quedó escrito. Epa, ya está. Nos vamos.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente