Opinión

Vamos a poner un extra

15 de junio, 2021 - 9:55 am
Iraida Villasmil

Artículista Iraida Villasmil

No tengo otra manera de empezar a escribir estas líneas que se confunden entre el hecho de vivir la triste realidad venezolana, de haber perdido un país en la Vorágine de una corrupta y ladrona “Revolución” y la embestida final de una pandemia que, en mi ciudad natal, como muchos lugares del mundo, nos ha tragado la vida…. Hoy somos un pequeño resumen de lo fuimos ayer.

Quiero decirte a TI, que me niego a vivir en un estado de derrota y muerte que tiene su origen en esta historia política contemporánea de mi país, además trastocada y profundizada por la pandemia, que en nuestro caso social y político, ha sido como experimentar los efectos sufridos en los campos de concentración o la destrucción que deja una bomba cuando estalla.

Quiero recordarte en medio de esta devastación social que sufrimos, que en nuestro fenotipo sanguíneo corre del mismo modo la sangre de esos venezolanos que un día cruzaron los Andes sin abrigo y en alpargatas inspirados en la conquista de una libertad ciudadana para no menos de la mitad de un Continente.

Eso quedó registrado en los libros de la historia de la humanidad y ahora entiendo que probablemente fue así, para retomar hoy las fuerzas, no en un héroe como el liderazgo que inspiraba Bolívar, sino en la fuerza de los hombres que lograron que Bolívar pudiera alcanzar lo que era imposible para un Continente. Ellos pusieron el “extra” y así comenzó un nuevo avance en la historia Republicana del Continente.

No somos esos hombres, y tampoco tenemos a Bolívar al frente… pero contamos aún con nuestra voluntad y un sueño reprimido de CAMBIO, y es ahí donde verdaderamente empiezan los retos.
Porque no es coincidencia que, mirando en retrospectiva, estemos hoy como País en el mismo reto libertario que enfrentó esa generación Independentista.

Somos como ayer, la referencia histórica de todo un continente que a mala hora ha sido marcada por una Venezuela lamentablemente convertida en un ensayo, experimento de aplicación de una “Revolución” castro-comunista de corte autoritario populista y delincuencial que corrompe todo lo que este a su alcance.

Antes de ser presidente de Venezuela, Hugo Chávez hizo la siguiente declaración: «yo Hugo Chávez, no soy marxista pero no soy antimarxista, no soy comunista, pero no soy anticomunista (…)» (Blanco Muñoz 1998: 392-393). Dentro de esa ambigüedad y coctel ideológico hemos venimos navegando alrededor de todos estos años.

El reto es el mismo, pues el yugo es actual y verdadero, como quizás nunca antes se ha vivido en nuestra Venezuela. Es hora de verdad de ROMPER CADENAS y poner ese extra para avanzar.
Esos soldados venezolanos, que por cruzar los Andes, no consiguieron al otro día la independencia y la libertad ciudadana, si lograron comenzar en una tercera etapa, el avance fuerte, unidos y claros en el objetivo libertario para América. Pues bien, me repito y te lo quiero repetir continuamente a tú oído, claro y bien definido: pongamos nuestro EXTRA!!

Que significa como en el campo de fútbol, fijar las posiciones, tener confianza en el entrenamiento y en la fuerza, transformar el miedo en energía vital de cambio en el campo, para avanzar y empezar a buscar los goles. No le paremos tanto a lo que dice el uno o el otro de los que lideran las primeras filas… salgamos al campo de juego y tomemos el control del balón y así como esos venezolanos, tozudos y valientes, que cruzaron los Andes, tomemos el control de nuestro destino con nuestros jugadores de campo y avancemos a mejores posiciones que nos permitan anotar los goles de cambios, progreso y libertad de futuro en nuestro País.

¡Sin titubeos y apoyados en el mejor liderazgo que tengamos, que no es otro, que nuestra propia conciencia y necesidad de salir de esta pesadilla!

Ese es el líder: ¡Nuestra Fuerza y conciencia de Cambio!

Hoy me repito a mí misma, como de la misma forma en su oportunidad se lo han repetido otros que avanzaron y triunfaron, y te lo quiero decir fuerte a tus oídos: «DONDE LAS CAPACIDADES TERMINAN, AHI COMIENZA LA FE. ¡Porque una FE fuerte vence lo Invencible, Cree lo increíble y recibe lo Imposible..!

¡¡¡Entonces… vamos a poner nuestro EXTRA!!!

Palabras clave

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente