Articulista

¿Será posible un País energético?

26 de junio, 2020 - 2:44 pm
Lorenzo García Tamayo

Lorenzo García Tamayo

Hace pocos días se dieron a conocer unas opiniones del Ingeniero Venezolano Juan Fernández, experto en el área del petróleo, sobre un tema injustamente olvidado. Dijo que «hay oportunidades para desarrollar energías alternativas limpias».

Esto es importante viniendo de una persona altamente calificada dentro de la industria petrolera venezolana; por cuanto su criterio puede incidir en los planes estratégicos sobre políticas de energías alternativas a largo plazo.

Me luce un paso importante hacia un cambio real en la tónica y en la predica de los expertos responsables de la planificación del «negocio petrolero» hecha hasta hoy, siempre basada solo en producir y producir crudo, sin más miramientos que el del ingreso fiscal.
También se refirió Juan Fernández a lo siguiente: «El modelo económico actual, …es insostenible…. y por tanto se requiere un cambio de modelo».
Juan Fernández también agradeció la oportunidad que tuvo para participar en una comisión de trabajo en la que se presume están considerando los términos de una Nueva Ley de Hidrocarburos. A propósito de esto, reconoció que aún existen grandes carencias en la Ley. Las mismas obligan a plantearnos serias dudas razonables.

¿Porque se permite dejar lagunas conceptuales, que debilitan la sustentabilidad y la competitividad del sector, no tanto por la falta de estímulos, sino por la inconveniencia de haberlas retrasado? Esto resulta preocupante, porque pareciera no terminar de emerger esa luz capaz de orientar el anhelado camino hacia un país energético, en vez del país productor que continuamos siendo.

Ojalá, estos hechos que retrasan la puesta en marcha de políticas de Estado sobre Energías Renovables, se superen y veamos pronto la creación de paradigmas que sirvan para la reflexión innovadora de nuestros “expertos petroleros”, brindándonos a futuro, los cambios que formalicen la consecución de un plan energético para la Nación. Uno que de un vuelco a lo que hasta hoy ha sido el único recurso no renovable, ya que el petróleo bien sabemos, tiene partida de defunción.

Lea también: El nuevo CNE y los escenarios electorales en Venezuela

El principio de la sustentabilidad está basado en el compromiso responsable que asumimos con las generaciones del futuro; los compatriotas que aún no han nacido. El futuro de una Nación próspera y sostenible, es directamente proporcional, al éxito que deriva de ese precepto de amparo conservacionista.

Un país energético, que también procesó en un tiempo pasado su petróleo, debería dar prioridad al uso discrecional de su energía y recursos humanos, con fundamento y atención proteccionista. Sabemos lo que cuesta al País producir electricidad con la quema de combustibles fósiles. Empezar a planificar a futuro la sustitución gradual de los combustibles fósiles por Energías Renovables para producir electricidad, además de un compromiso, debería ser una obligación impostergable.

Foto: Cortesía 

 

 

 

 

Palabras clave

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente