Poder transitorio y condicionado

13 de abril, 2014 - 3:50 pm
Redacción Diario Qué Pasa

El poder de Gobierno es un poder administrativo, condicionado en sus funciones ejecutivas. La dominación burguesa blindada en la Constitución, se fortalece en el coro juramental de los funcionarios que juran ante Dios y ante la patria cumplir y hacer cumplir la Carta Magna.

Este poder político es subsidiario del poder de clase de la burguesía que controla la economía. La obra de Chávez se sitúa en la continuación del pensamiento antiimperialista de Bolívar, y en el mérito indiscutido de enfrentarse  con ese  poder transitorio que encabezada, al poder real de la burguesía. Esa batalla lo golpeó duramente pero no lo venció; el pueblo trabajador venezolano habrá de continuar la lucha inclaudicable por la liberación nacional y el socialismo.

El Estado nuestro de la burguesía

Dentro de la retórica constitucional burguesa, esgrimida desde el poder real, nosotros aparecemos como dueños del Estado, pero el mismo no es nuestro cuando garantiza la dictadura del enemigo de clase; cuando desemplea, empobrece y criminaliza la lucha de la clase nuestra para revertir la dominación capitalista e imperialista que tanta miseria ha dado al pueblo trabajador venezolano.

El Estado nuestro tiene que ser construido por la clase nuestra: obrera, trabajadora, campesina e indígena. Estado socialista, blindado en una Constitución socialista.

En la actualidad el imperialismo apelando a poder real, ataca desde 2 frentes: desde la oposición mínimamente sensata, agrupada en torno a la MUD, y que ha aceptado sentarse con el Gobierno Bolivariano para concertar la paz y la convivencia; y contraataca desde la fase terrorista del fascismo que quiere replicar en Venezuela los sueños de Hitler, de Mussolini y de Franco.

Poder contra poder

Realidades semiocultas

Hay realidades que no siempre son expresadas  por el relativismo de verdades amañadas que no reflejan cabalmente las relaciones  sociales  que se pretenden conocer. Una de ellas, es el poder de la burguesía que opera bajo su instrumento del Estado, y otra el poder transitorio del Gobierno que cumple funciones administrativas y ejecutivas transitorias dentro del aparato estatal.

Poder de clase

El poder de clase de la burguesía nacional y trasnacional mimetizado en la superestructura estatal parece no existir, pero existe contenido en las diligencias perentorias gubernamentales; cuando esto no se da, es que el Gobierno se ha insubordinado al poder estatal burgués, y actúa no como administrador sino como dueño de la maquinaria estatal, entonces se produce un conflicto de poderes que la burguesía resuelve mediante un golpe de Estado para conjurar la amenaza en contra de su poder  político que emana de su poder económico.

Poder real

El poder real en el modo de producción capitalista lo ejerce la burguesía nacional y trasnacional a través de su instrumento estatal; ese poder está fundamentado en el poder económico que emana de la condición privada de su propiedad sobre los grandes medios de producción que  generan capital industrial, que aumenta exponencialmente a diario, cuando peligrosamente se convierte en capital financiero. Las constituciones de las repúblicas burguesas, blindan ese poder desde el fondo de una retórica legal que invisibiliza la lucha de clases, y decreta la supuesta igualdad de todos los hijos de la nación. 

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente