Lago, muro y veedores maracuchos

3 de noviembre, 2013 - 4:27 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Obviamente que la sociedad maracucha está impactada y en pie de lucha por su Lago de Maracaibo, ya que una vez más se pretende realizar una agresión contra esa maravillosa mancha de agua que forma parte del ámbito territorial de nuestra ciudad. Solo ha quedado claro que los diferentes actores de nuestra sociedad se han activado en defensa de esta nueva agresión, que constituye una contradicción con los lineamientos del Gobierno nacional.

Si recordamos recientemente el presidente de la República Nicolás Maduro, según decreto publicado en Gaceta Oficial Nº 40.246, del 9/9/2013, declara Zona de Interés Turístico Nacional, el casco central de Maracaibo, lo cual incluye obviamente el Lago de Maracaibo.

Pues bien, antes de analizar el marco legal y las competencias de los organismos nacionales, regionales y municipales que deben pronunciarse ante este delito ambiental y patrimonial, quiero destacar la participación de los ciudadanos, principalmente, a través de las redes sociales. Este es un fenómeno social, que se está desarrollando a nivel mundial y que ha dado origen a un nuevo actor llamado los «digicenz», es decir, los ciudadanos digitales que está cambiando la actitud y conducta, de las personas ante cualquier problema político, social y económico de su entorno.

En este caso particular es una situación de ciudad, que incide en la construcción de la Maracaibo 2029, que todos queremos tener para la celebración de los 500 años de fundada de la Maracaibo mía, siempre mía de Udón Pérez. De allí que uno de los efectos más importante e histórico de la construcción del muro violador urbano, ha sido la activación de los ciudadanos digitales de las diferentes asociaciones, fundaciones y grupos civiles en la defensa del Lago natural más grande de Suramérica con sus 13.820 km².

Otro efecto muy resaltante y que debe ser debatido y evaluado en los diferentes escenarios públicos y privados de la sociedad maracucha, es la actitud asumida por los organismos que nos representan en los tres niveles de gobierno, es decir, Asamblea Nacional, Consejo Legislativo y Cámara Municipal, no recuerdo haber escuchado o leído alguna declaración u opinión, fijando posición ante este hecho o por lo menos de alguno de sus miembros.

Es inconcebible que los intereses particulares o de grupos, estén por encima de la planificación y futuro de la ciudad. Este es un problema que se presenta con frecuencia en las ciudades y que tiende a revertirse a nivel mundial.

Recordemos que según los planificadores el siglo XIX fue de los imperios, el XX de los países y el siglo XXI para las ciudades y sus componentes. Por esa razón si analizamos la pirámide de desarrollo de una ciudad, antes se manejaba de arriba hacia abajo «top-down», o sea los gobernantes realizaban los proyectos y los bajaban a las comunidades. Pero ahora se aplica el «bottom-up», es decir, las comunidades con los actores sociales, educativos y económicos discuten y deciden lo que quieren para su ciudad y en debates públicos los aprueban y elevan a los diferentes niveles de gobierno para su consideración y construcción.

Finalmente, analicemos la participación de los organismos competentes en el caso del muro violador urbano, excepto el Centro Rafael Urdaneta y la Dirección del Ambiente de la Gobernación del estado Zulia, ningún otro organismo se ha pronunciado, sobre el caso en análisis. Esto es muy criticable ya que existe el marco legal para la paralización y demolición de inmediato de ese objeto extraño en el Polígono Costero del casco urbano de Maracaibo.

Además de lo establecido en el artículo 23º de la Ley de Protección del Patrimonio Cultural, que limita la construcción en el entorno de monumentos nacionales, tenemos la Ley de Zonas Costeras, Ordenanza de Zonificación del municipio Maracaibo, publicada en la Gaceta Municipal Nº 037 del 6 julio de 2005 y la Ordenanza sobre Control de Edificaciones y Urbanizaciones, Construcciones Ilegales y Demoliciones en el municipio Maracaibo, de la misma fecha y bajo el Nº 038. Solo como información general, la referida Ordenanza de Zonificación en el capítulo IX, en su artículo 113º, establece: «El Polígono Costero o Zona PC está delimitada por la costa del Lago de Maracaibo…» y define las respectivas variables urbanas fundamentales.

Lamentablemente todos los procedimientos administrativos de permisología, cuando son organismos públicos de cualquier nivel son obviados, en perjuicio de los ciudadanos y su ciudad. Recordemos «los hombres construyen las ciudades y las ciudades modelan a los hombres». Todos somos veedores urbanos de Maracaibo. Contamos con vos! @Funmara500.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente