Siete presos por rapto de los bebés

1103_PRINCIPAL_01
4 de diciembre, 2013 - 2:48 pm
Redacción Diario Qué Pasa

La falsa pediatra que el pasado domingo se llevó tres neonatos del Hospital Chiquinquirá, quien fue identificada por las autoridades como Luz Dary Otero Sandoval, de 36 años de edad, deberá enfrentar la justicia junto con otros seis sospechosos de haber participado en el delito. Entre los presos están las enfermeras Nereida Torres y Claudina Salas, las reservistas Ismelda Martínez y María Castellanos y dos empleados del hotel Euro América, de quienes no se precisó la identidad. En la gráfica el secretario de Seguridad y Orden Público, Jairo Ramírez muestra el retrato hablado de la responsable de todo este sensacional caso.

Maracaibo — El secretario de Seguridad y Orden Público, Jairo Ramírez informó la mañana de ayer en rueda de prensa, que hasta el momento hay siete personas detenidas por el caso de los tres bebés raptados el domingo pasado, entre ellos a la autora material del hecho, identificada por las víctimas y quien coincide completamente con el retrato hablado que elaboró el Cicpc, cuyo nombre es Luz Dary Otero Sandoval, de 36 años de edad, natural de Barranquilla, Colombia.

Las autoridades no descartan ninguna hipótesis sobre el caso; de igual modo manifestó que se está analizando todos los elementos que permitan esclarecer las razones de fondo que llevaron a la mujer a tomar la decisión de tomar a tres niños. La mujer sacó a dos de los bebés en una canasta y al tercero se lo llevó en sus brazos y bajó las escaleras hasta el estacionamiento, como si estuviera saliendo de un supermercado, sin preguntas ni requisas.

Jairo Ramírez, acompañado del general Alfredo Iacobozzi Andrés, jefe de la Zona de Defensa Integral; Heberto Alfonso Olano, jefe del Cicpc-Zulia; Jesús Vargas, Jefe del Cicpc-Occidente; general Julio Yépez Castro, director del Cpbez y la secretaria de Salud del estado, Tania Meza, entre otros representantes de los organismos de seguridad de la región. En la actividad Ramírez agradeció y felicitó la actuación de las diversas fuerzas policiales y militares de la región por la actuación «rápida y oportuna» para recuperar en tiempo récord a los neonatos.

En la actuación policial fueron detenidos dos milicianos, dos enfermeras y dos empleados del hotel, los cuales están siendo sometidos a interrogatorios para determinar las responsabilidades del hecho y los elementos que haya que investigar para determinar el móvil del hecho. A Otero Sandoval le fue encontrada una tablet en la cual se detalla una conversación con su pareja, quien se encuentra en Colombia, y con otra persona que no se reveló su nombre ya que se están realizando las averiguaciones pertinentes; se supo que la detenida e implicada en el rapto tiene 21 años viviendo en nuestro país y reside en la urbanización Los Samanes Bloque 16.

El rescate

Poco antes de las 8:00 de la noche del pasado lunes, una llamada anónima de una empleada del Hotel Euro América, ubicado en la Circunvalación Nº 2, alertó a las autoridades la presencia de una mujer con tres niños hospedada en el lugar y que no salió en todo el día de la habitación. En cuestión de minutos funcionarios de la comisión de motorizados y de patrullaje del Cuerpo de Policía Bolivariano del estado Zulia (Cpbez) acordonaron la zona y luego de evaluar la situación y comprobaron la llamada procedieron a rescatar a los bebés, los cuales estaban en la habitación 215.

Los oficiales llamaron a la puerta y preguntaron quiénes estaban dentro, una mujer respondió y abrió la puerta, de inmediato fue puesta bajo custodia policial y se hallaron los tres pequeños en la cama de la habitación con otras ropas. Los neonatos fueron llevados en una ambulancia al Centro Clínico Jesús de Nazareno cerca del lugar, para evaluar su condición de salud y posteriormente fueron trasladados al Hospital Universitario de Maracaibo para realizarles otros estudios y evaluaciones médicas; aunque fueron encontrados en condición estable, manifestó Ramírez.

Final feliz

Los tres niños fueron, finalmente, puestos en manos de sus madres; quienes llenas de alegría y regocijo dieron gracias a Dios y a las autoridades por el rescate. Ya en la tranquilidad de su vivienda en el barrio La Muchachera, San Francisco, Daneska Montero, madre de Cielimar Montero, narró las amargas horas que vivió. «Me enteré a las 8:30 de ayer (lunes), le avisaron a un cuñado que es policía, yo estaba con él y nos fuimos al Universitario, allá la vi, le di un besito y la llevaron a hacerle estudios», narró con alegría y un brillo en los ojos por el feliz desenlace.

Montero aseguró que la mujer detenida es la misma que le quitó a su pequeña; «bébanse eso», fueron las palabras de la mujer para darles unos somníferos, sin explicarles que medicamento era; «Siempre tuve fe en Dios», sentenció Montero quien presentía que en el fondo iba a recuperar a su hijo, expresó alegre Montero. Al quedar dormidas la mujer aprovechó para cargar con las criaturas; solo Nirilin Geradino, madre de Shnéider Gómez no se bebió el medicamento y pudo percatarse del tiempo transcurrido, desde que la astuta mujer le dijo que se llevaba al bebé para colocarle una inyección.

Por su parte, Nirilin Gerardino, un poco adolorida comentó en el Hospital Universitario que su hijo adquirió una infección en el ombligo y está siendo sometido a exámenes médicos para determinar la causa, de igual modo le extraerán líquido de la columna para otros exámenes. «El bebé se encuentra un poquito amarillo y el ombliguito enfermo», informó la madre; quien manifestó que se encuentra agradecida y alegre, por haber recuperado a su hijo.

Salida de lujo

En algo coincidieron todas las madres y el secretario Jairo Ramírez: la mujer salió como si nada, bajó la escalera principal del hospital y salió al estacionamiento, al parecer, tomó un taxi y se fue hasta el hotel. La abuela de Shnéider manifestó que el día anterior al robo en el piso cuatro se perdieron tres pañaleras, las cuales presuntamente son las mismas que tenía la mujer.

Jairo Ramírez manifestó que se están revisando los protocolos de entrada y salida en los hospitales y maternidades, sobre todo el de entrega de bebés; de igual modo informó que se reforzaron los mecanismos de seguridad en dichos centros de salud, para evitar posibles situaciones similares. Tal vez el cierre de la frontera por las venideras elecciones impidió la huida de la mujer hacia Colombia.

Presentarán a cinco mujeres

El Ministerio Público presentará en las próximas horas ante un tribunal de control del estado Zulia, a cinco mujeres por su presunta vinculación con el rapto de los tres bebés sacados del Chiquinquirá. Imputarán a la colombiana Luzdary Otero Sandoval y a las enfermeras Nereida Torres y Claudina Salas, por presuntamente incurrir en delitos contemplados en la legislación venezolana. De igual forma, serán presentadas Ismelda Martínez y María Castellanos. Cuatro de las cinco mujeres fueron aprehendidas en el mencionado hospital.

Misa de Acción de Gracias

Una misa de Acción de Gracias se llevó a cabo ayer a las 11:00 a.m. en el Hospital Nuestra Señora de Chiquinquirá en Maracaibo adscrito a la Secretaría de Salud de la Gobernación Bolivariana del Zulia, por la recuperación de los tres niños raptados que regresan a los brazos de sus progenitoras en feliz término. La actividad se desarrolló en la capilla del centro de salud donde se elevaron oraciones de gracias por tan alto favor alcanzado.

A la misa asistió Luisa García, directora del hospital y el personal directivo, administrativo, médico, enfermeros y obreros como una gran familia cristiana.

Foto:Rafael Parra

Comente