Tres sujetos en un carro se lo llevaron de la avenida 5 de Julio

Raptaron a travesti y lo dejaron apuñalado en la C-1

15A
12 de febrero, 2017 - 8:15 am
Mayerlin Barboza / [email protected]

Lo dejaron gravemente herido, en la Circunvalación número Uno. Los transeúntes lo llevaron al Hospital General del Sur

Foto: Mayerlin Barboza

Maracaibo — El cuerpo gravemente herido de un travesti, sorprendió la mañana de este sábado a los transeúntes de la Circunvalación número Uno.

Se conoció que la víctima responde al nombre de Ángel Chourio, de 20 años, conocido como «El Ángel».

De acuerdo a las indagaciones realizadas, presuntamente dos hombres y una mujer, montaron a la fuerza a Chourio en un vehículo, del cual se desconocen características, cuando este culminaba su jornada laboral como «acompañante íntimo» en la avenida 5 de Julio, la madrugada de ayer.

El cuerpo fue abandonado en la mencionada arteria vial, a la altura del puente de Pomona, el cual presentó heridas causadas por objetos punzo penetrantes y marcas de una fuerte golpiza.

Quienes hallaron a la víctima, la socorrieron y la trasladaron a la emergencia del Hospital General del Sur (HGS).

El equipo reporteril de este rotativo, a través de un contacto telefónico, indagó con los funcionarios de la morgue de ese centro hospitalario y de manera extraoficial se conoció que Choruio ingresó al HGS sin signos vitales, fue levantado por el Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) y trasladado a bordo de la furgoneta de ese organismo hacia la medicatura forense, a fin de que se le practique la necropsia de ley.

Hasta el cierre de esta edición se desconocían los motivos por los cuales el trío homicida atentó contra la vida del joven de 20 años, al igual que su identificación y paradero.

Vecinos de la zona en la que fue hallado el cuerpo, aseguraron que no presenciaron el momento en el que echaron al pavimento a «El Ángel», por lo que se desconocen las características del automotor.

¿Jornada laboral o entrada a la muerte?
La opción de ganarse la vida, vendiendo el cuerpo y ofreciendo servicios sexuales en la vía pública, se ha convertido —sobre todo para los travestis— en un hecho similar al suicidio. La muerte de «El Ángel», no es para nada sorpresiva a los ojos de la colectividad.

La homofobia juntada con la delincuencia y el hambre de hacer daño al prójimo, se han agudizado cada día más.
Tanto para los héteros, como para los homosexuales, vender placer sexual a diestra y siniestra, sin escatimar en la clientela, es como atarse la «soga al cuello», cientos de travestis mueren al año, a causa de la agresión.

Palabras clave
, ,

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente