Jesbeliz se fue al encuentro con el Señor en medio de lágrimas y desconsuelo

1634_22A
11 de junio, 2015 - 5:16 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Compañeritos de su colegio le dieron el último adiós a la niña en medio de una gran tristeza

Foto: Carmen Salazar

Compañeritos de clase acompañaron a la pequeña hasta su última morada, las investigaciones apuntan en que los asesinos no pertenecen a ninguna banda

San Francisco — Ayer familiares, amigos y allegados partieron desde su casa, ubicada en el sector Las Amalis, en La Concepción y sitio donde ocurrió la tragedia, donde no menos de tres sujetos sometieron a la familia Méndez Méndez el pasado lunes para robarles sus pertenencias y al no obtener todo lo que querían le dispararon a la pequeña en un intento de ésta por defender a su progenitor.

La multitudinaria caravana hizo una parada en el colegio Santiago Ramón y Cajal, ubicado en el barrio Suramérica del municipio San Francisco y donde la niña cursaba sus estudios y este próximo 17 de junio recibiría su medalla y diploma de graduación con el que aprobó el 6to. grado; sus padres desbastados recibieron de manos de la directora y maestros de Jesbeliz el digno reconocimiento.

Último adiós

Cientos de compañeritos se volcaron en la pequeña instalación educativa para despedir a la pequeña. Todos coincidían que era un ángel y muy amigable. «Ella era muy chévere y buena estudiante, la vamos a extrañar mucho», dijo una compañera de clases de nombre María Laura.

Luego el féretro partió al cementerio municipal San Francisco, donde se le dio cristiana sepultura entre un infinito llanto por parte de sus padres y allegados.

Por su parte, fuentes cercanas a la investigación manifestaron que se han realizado cerca de ocho allanamientos, en diferentes viviendas de La Concepción, buscando a los responsables del crimen.

Asimismo, informó que dos personas se encuentran detenidas bajo averiguaciones para establecer si están vinculados con el asesinato de la menor.

Al parecer, los antisociales que entraron a la vivienda a robar no pertenecen a ninguna banda organizada, sino que son «rateritos de la zona», puntualizó la fuente.

Sorprendida

Se conoció que la niña  se encontraba durmiendo en su habitación cuando los hampones entraron a la misma junto a la familia. Jesbeliz, al ver tanta gente en su habitación, se asustó y comenzó a gritar, de inmediato uno de los sujetos apuntó su arma hacia la menor y la accionó en su contra para que se callara.

Trascendió que, al parecer, los antisociales se encontraban drogados y actuaron de forma muy violenta contra la familia.

Comente