Denuncian que «funcionarios exigen Bs. 40 mil para el traslado de internos de El Marite a los Tribunales»

1890_14C
3 de marzo, 2016 - 3:50 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Fachada del centro de reclusión El Marite

Foto: Génesis Rosario

Maracaibo —
La preocupación de Jesucristo por atender a los hambrientos, a los sedientos, a los sin techo y a los presos (sobre todo a los presos), no se cumple por el ser humano de nuestros días; ni siquiera en el único centro de reclusión que existe en la entidad marabina: el Retén El Marite; pues a QUÉ PASA, llegaron algunos familiares de los reos que están detenidos en dicho centro de reclusión para denunciar «la falta de humanidad que existe por parte de los funcionarios que están a cargo de velar por los derechos humanos de los internos de El Marite.

Lo que exigen

Familiares de los detenidos —quienes pidieron no  ser identificados por temor a represalias—, denunciaron que «algunos funcionarios que están encargados del transporte, mejor conocido como «La Perrera», siempre indican que el vehículo está dañado, por lo que ofrecen alternativas en otros vehículos o patrullas, pero exigen el pago de Bs. 40 mil, para poder trasladar a sus familiares hasta el Palacio de Justicia para comparecer ante la audiencia».

«Si no tenemos para pagar la comida, porque en el Retén no les dan de comer; tampoco tenemos para dar el «obligaíto» que nos exigen para «cuidar» a nuestros familiares; si no tenemos para dar -ni siquiera- el pago del alquiler de la colchoneta para que medio duerman, ¿cómo les pagaremos a esos oficiales lo que no están exigiendo por algo que supuestamente es totalmente gratuito?», así lo expuso una de las personas que llegaron a la sede de este rotativo.

Denuncian

Ante estas «descaradas acciones en contra de los Derechos Humanos» -como hicieron énfasis los afectados-, hacen «un llamado al Gobernador del estado, Francisco Arias Cárdenas y al secretario de Seguridad y Orden Público, comisario Biagio Parisi, para que realicen una inspección profunda y se terminen de dar cuenta de la crueldad que día a día viven los que están privados de libertad en ese centro de reclusión».

Comente