Dos jóvenes murieron por la arremetida de los «colectivos»

Marcha opositora se enfrentó por séptima vez a los cuerpos de seguridad

View of a mass march against Venezuelan President Nicolas Maduro, in Caracas on April 19, 2017. 
Venezuelans took to the streets Wednesday for massive demonstrations for and against President Nicolas Maduro, whose push to tighten his grip on power has triggered deadly unrest that has escalated the country's political and economic crisis. / AFP PHOTO / CARLOS BECERRA
20 de abril, 2017 - 8:35 am
Rafael Rivas/Nohelis Dávila [email protected]

Según cifras entregadas por voceros de la MUD, se estima que un total de 3 millones de personas se movilizaron en la ciudad capital

Foto: Nohelis Dávila

Caracas — El día de ayer, la oposición venezolana se lanzó a las calles en la denominada «Gran Toma de Caracas», esto para exigir al gobierno del presidente Nicolás Maduro una salida democrática, respeto a la Constitución y un cronograma electoral definitivo.

Desde tempranas horas de la mañana grupos opositores se reunieron en los 26 puntos de concentración previstos para iniciar las movilizaciones que tendrían como destino la sede de la Defensoría del Pueblo, donde entregarían un documento en el cual estarían plasmando sus exigencias.

Una vez iniciada la marcha los líderes de oposición, expresaron su preocupación ante las arremetidas de los cuerpos de seguridad ante las manifestaciones.

Entretanto el alcalde del municipio Sucre del estado Miranda, Carlos Ocariz, afirmó que venezolanos quieren «elecciones como lo establece la Constitución».

«Salimos en paz y con contundencia para exigir que se cumpla lo que está en la Constitución», expresó.

Por otra parte, el diputado Henry Ramos Allup, expresó su descontento y repudio por los despliegues de seguridad.

«Si este despliegue de hoy (ayer), se realizara contra el hampa, no hubiese delincuencia ni inseguridad en ninguna parte del país», afirmó Allup.

Represión

Después de consignar el documento de llamado al rescate constitucional en la Defensoría del Pueblo en Caracas, los manifestantes opositores comenzaron a gritar «autopista», según reportan algunos usuarios en Twitter, por lo que se movilizan hasta la avenida Francisco Fajardo para continuar con la séptima protesta que llevan a cabo este mes en contra del gobierno de Maduro.

Cuando se acercaba, con las manos en alto, a la barrera con que militares bloqueaban el paso en dicha avenida, el líder opositor Henrique Capriles recibió una lluvia de gases lacrimógenos.

Luego de esta arremetida de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), varios manifestantes huyendo de los gases lacrimógenos decidieron que los efectivos de seguridad no detendrían su avance, por lo que éstos se lanzaron a las aguas contaminadas del río Guaire para bordear a los efectivos de la GNB.

Asimismo, usuarios en las redes sociales aseguraron que la GNB, que instaló un piquete entre Jardín Botánico y el Bicentenario de Plaza Venezuela, estos se encargaron de dispersar la protesta opositora, igualmente denunciaron ataques con bombas lacrimógenas por los efectivos a la altura de Bello Monte.

Los manifestantes que marcharon desde el este de Caracas aseguraron que recibieron ataques con bombas desde el segundo piso de la autopista frente a Ciudad Banesco.

Muertes

Luego de las manifestaciones del día de ayer, los enfrentamientos entre la GNB y los manifestantes dejaron un saldo de dos muertos, sumando así siete muertos desde el inicio de las protestas.

El joven universitario Carlos Moreno murió el día de ayer, tras recibir un disparo en la cabeza en la plaza Estrella de San Bernardino

Un grupo de supuestos simpatizantes del oficialismo actuó para impedir la movilización opositora, la cuadrilla arremetió contra los manifestantes y se produjo el disparo, cuya procedencia no pudo ser identificada por los testigos.

Según familiares del joven de apenas 17 años, solo pasaba por el sitio para llegar a un cancha donde se reuniría con algunos amigos para practicar fútbol, igualmente aseguraron que éste no estaba participando en las marchas opositoras,

Por su parte, la joven Paola Ramírez, una estudiante de 24 años, murió por un disparo de supuestos adeptos al oficialismo durante una protesta antigubernamental en la ciudad de San Cristóbal.

Nuevas acciones

El gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, por medio de una rueda de prensa, convocó a una nueva movilización para este 20 de abril de cara al Plan Zamora.

En este sentido, el gobernador pidió a los venezolanos salir nuevamente a las calles de Caracas hoy 20 de abril de cara al Plan Zamora, el cual fue activado este martes por el Ejecutivo nacional.

«Mañana convocamos a toda la ciudadanía nuevamente a la calle a combatir al Plan Zamora, no tenemos miedo, Caracas es de los caraqueños, así como Venezuela es de todos los venezolanos y seguiremos luchando por ella».

Las movilizaciones contarán con los mismos puntos que fueron recorridos este 19 de abril en la ciudad, así como la misma hora de inicio y punto de llegada.

«A la misma hora nos veremos nuevamente mañana y en los mismos puntos, porque la lucha por la democracia no termina. No descansaremos hasta que en Venezuela se recupere el hilo constitucional».

Zulia

Los partidos, Un Nuevo Tiempo,  Primero Justicia, Voluntad Popular, Acción Democrática, entre otros sectores y organizaciones de la sociedad civil, se concentraron en la conocida Plaza de la República de Maracaibo, ubicada en la avenida 5 de Julio alrededor de las 9:00 de la mañana, a la espera de los dirigentes para hacer el recorrido por toda la avenida Bella Vista y Padilla, hasta llegar a la sede de la Defensoría del Pueblo, ubicada en el centro de la ciudad.

Algunos de los presentes en el lugar, dieron a conocer cuáles eran sus razones la que los llevaba a formar parte. Allí, Pabelis Rondón, «La Mariposa», señaló que «mi inspiración son mis hijos. Quiero un futuro mejor para ellos. Cómo es posible que pasemos tantas necesidades y que por ello muchas familias se hayan tenido que separar para irse a otro país». A su vez, Ligia Mago destacó: «No me quiero ir del país, no quiero separarme de mi familia. Quiero que mi hijo viva sin miedo, sin dudas, no en medio de un toque de queda.

Hechos

Desde tempranas horas, el equipo reporteril de QUÉ PASA pudo constatar cómo algunos jóvenes, entre 18 y 25 años de edad, llevaban en sus bolsos blusas de color azul, mascarillas, vinagre, entre otro tipo de instrumentos, para distorsionar el anunciado fin de la marcha, que era consignar el documento; pero al parecer el objetivo de estos pequeños grupos fue detectado por los agentes de seguridad, quienes impidieron el primer caos durante la marcha.

Gracias a los funcionarios de seguridad de la MUD, los ciudadanos pudieron llegar sin problema alguno hasta la Defensoría, donde el desorden no se hizo esperar, empezando por los percances para que los políticos hicieran la entrega oficial de las exigencias.

La entrega, por minutos parecía imposible por la aglomeración de los ciudadanos en la entrada de la Defensoría, en ventanas, puertas y aceras, pero finalmente esta fue recibida por uno de los defensores encargados de la sede.

Personas arrodillas, llorando, gritando ¡Fuera Maduro, queremos libertad, no me quiero ir de mi país!, retumbaban el lugar.

Una vez cumplido el propósito, los dirigentes de los diversos partidos políticos se retiraron del lugar y se pudo observar cómo jóvenes presuntamente infiltrados se cambiaban las sudaderas de color rojo, por franelas azules.

Adolescentes, jóvenes, personas en sillas de rueda, adultos y niños iniciaron la carrera por sus vidas. Bombas lacrimógenas, gritos, llantos, desespero iban de un lado hacia otro, luego de que los participantes de la tolda roja, cambiaran el objetivo de la marcha, para buscar rivalidad y confrontaciones entre los participantes.

Con lágrimas en los ojos, pañitos en la cara, mascarillas, franelas en manos, banderines se veían correr sin cesar los ciudadanos. Algunos se retiraron del lugar, mientras que otros decidieron continuar su lucha. Algunos centros comerciales con las santamarías abajo sufrieron daños —cada vez se sumaba uno más— a lo que un principio se denominó pacífico. Funcionarios de la FANB tomaron la sede del Palacio de Justicia para resguardarlo, sin embargo, desde los frente del diario Panorama y del centro comercial Ciudad Chinita manifestantes lanzaban piedras, palos y gritaban sin cesar ¡Son unos vendidos! ¿No les duele su país?

Daños, perjuicios y heridos

Entre las sedes atacadas durante la manifestación hasta el cierre de esta edición, se encuentra el Ministerio del Poder Popular para Hábitat y Vivienda, mejor conocido como el edificio Inavi,  ubicado en la plazoleta de la Basílica de Chiquinquirá, el cual sufrió destrozos y presuntos robos a raíz de los hechos violentos suscitados el día de ayer. Así como también, el Instituto Regional de Deportes y la sede del Cuerpo de la Policía Bolivariana del Estado Zulia (CPBEZ), de la parroquia Chiquinquirá de Maracaibo.

POL - 190417 - MARCHA OPOSITORA - N DAVILA (137)

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente