Colombia: ¿Y si no hubieran matado a Luis Carlos Galán?

1349_20AAAA- JM
19 de agosto, 2014 - 2:06 pm
Redacción Diario Qué Pasa


Luis Carlos Galán era el favorito para las elecciones presidenciales de 1990 cuando fue asesinado. El 25 aniversario de la muerte de Galán ha puesto a los colombianos a evaluar
su legado
.

Bogotá — En Colombia las carreras políticas sesgadas por la violencia son prácticamente incontables, pero pocos casos han marcado tanto la historia del país como el asesinato de Luis Carlos Galán, hace 25 años.

Claro favorito en las encuestas, el líder del «Nuevo Liberalismo» tenía virtualmente asegurada la presidencia de la república cuando fue abatido durante un acto de campaña, en la noche del 18 de agosto de 1989.

Y aunque estadísticamente no fue sino una víctima más de las mafias del narcotráfico y sus aliados políticos, a quienes había prometido combatir con todas sus fuerzas, la dimensión de Galán hizo que terminara siendo mucho más que eso.

Armado con sus banderas, su jefe de campaña, César Gaviria, fue electo presidente de la república y la primera mitad de la década de los 90 en Colombia estuvo marcada por la guerra abierta contra los carteles de la droga, que no dudaron en responder a sangre y fuego.

Pero su muerte también le dio un impulso al esfuerzo reformista plasmado en la «Constitución del 91»: la llamada «Constitución de los Derechos Humanos», que por primera vez reconoció la diversidad étnica, cultural y religiosa del país y le dio un claro mandato social al Estado colombiano al concebirlo como un «estado social de derecho».

Pero ¿qué tan diferente hubiera sido la historia de Colombia si Galán no hubiera sido asesinado por orden de Pablo Escobar y hubiera llegado a la presidencia a la que parecía estar destinado? BBC Mundo se lo preguntó a uno de sus hijos involucrados en política, a uno de sus compañeros de lucha, a un analista político y un experto en políticas sobre drogas.

Todos advirtieron que no era una pregunta sencilla y solo podían especular al respecto, pero aceptaron el reto de imaginar una Colombia en la que Galán hubiera sido presidente. Estas fueron sus respuestas.

•    Juan Manuel Galán: «No seríamos el país del todo vale».
•    Juan Lozano: «No estaríamos negociando con narcotraficantes».
•    Mauricio Romero: «No hubiéramos tenido un presidente como Uribe».
•    Daniel Mejía: «La misma guerra contra el narcotráfico».

Lleva el legado de su padre

El hijo mayor de Luis Carlos Galán está metido de lleno en la política. El actual senador de la república, Juan Manuel Galán, tiene bastante claro qué era lo que su padre habría intentado cambiar en Colombia, pero advierte que es más difícil anticipar el resultado de sus esfuerzos.

«Es una pregunta un poco especulativa. Pero probablemente Colombia habría sido un país más justo, menos desigual», le dice a BBC Mundo.

«Pero sobre todo, habría sido un país más consciente de la necesidad de rechazar las prácticas corruptas y mafiosas, las del atajo, del todo vale, de yo me salto la ley», explica.

«Liberal de centro-izquierda»

Efectivamente, Galán está convencido que su padre habría puesto especial énfasis «en la cultura de legalidad, en enfrentar la corrupción y enfrentar las mafias».

«Pero lo hubiera hecho más desde intentar una transformación de la forma de pensar y la cultura de los ciudadanos, a través de la educación e intentando recuperar para la política un sentido ético, y no tanto desde un punto de vista represivo, del castigo», aclara, haciendo notar que eso aplicaba incluso al tema de las drogas, que terminaría por causar su muerte.

«Mi papá, si bien denunció a la mafia del narcotráfico, a las estructuras mafiosas que desafiaron al Estado, corrompiéndolo y asesinando a sus protagonistas, no era un prohibicionista, no era una persona que dijera que había que promover una guerra contra las drogas, ni mucho menos».

«(Él) era un liberal de centro-izquierda que se preguntaba más bien qué hacía al ser humano usar la droga, buscar la droga», explica Galán, quien de hecho acaba de someter al congreso colombiano un proyecto de ley que busca legalizar el uso de la marihuana para fines médicos y terapéuticos.

Y el senador, que se ha expresado a favor del actual proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), también cree que su padre tampoco habría escatimado esfuerzos en buscar un diálogo con la guerrilla, lo que podría haber modificado el curso del conflicto colombiano.

«Creo que no habríamos vivido el recrudecimiento de la guerra que vivimos durante esos años. Y también habría tenido una actitud muy distinta ante los abusos de derechos humanos que se presentaron de parte de agentes del Estado, porque el siempre fue muy defensor de los derechos humanos».

El actual senador de la república, Juan Manuel Galán, es el hijo mayor de Luis Carlos Galán

Fotos: BBC Mundo

Comente