Pocas veces en la vida las personas conocen a los héroes de su infancia, yo tuve la suerte de conocer a uno de los de la vida real

Juan Cochesa, el Águila Zuliana (Entrevista exclusiva)

cochesa 6
16 de agosto, 2019 - 12:39 pm
Salvador Fazio

Pocas veces en la vida las personas conocen a los héroes de su infancia, casi siempre son personajes de ciencia ficción; yo tuve la suerte de conocer a uno de los de la vida real, uno al que llamaban el Águila Zuliana, mejor conocido como Juan Cochesa.

Pocas veces en la vida las personas conocen a los héroes de su infancia, casi siempre son personajes de ciencia ficción; yo tuve la suerte de conocer a uno de los de la vida real, uno al que llamaban el Águila Zuliana, mejor conocido como Juan Cochesa; 43 años después de haberlo visto por primera vez en el Autódromo Internacional de la Chinita, como se llamaba la pista de nuestra bella Maracaibo, tuve el honor de entrevistarlo en persona para el diario “Qué Pasa”.

cochesa 12

Llegado desde muy lejos

SF: Sr. Cochesa, usted es croata, cierto?

JC: Cierto, nací en la vieja Yugoslavia, hoy en día es Croacia.

SF: Yo no se si puedo hacerle esta pregunta o no, pero… Cuál es su verdadero apellido?

JC: Kokeza, con K, eso fue cuando llegó papá a Italia, no solamente yo sino todo el mundo, ahora que me saqué el pasaporte croata tuvieron que ponerme el nombre que no es, yo les dije pero este no es mi nombre y ellos me dijeron: lo entendemos, pero lo estamos haciendo así con todos… para pronunciar el nombre en italiano había que escribir Cochesa, cuando llegamos a la Casa del Inmigrante en Italia, que es donde a uno lo embarcaban para Australia o para Venezuela o para cualquier país del mundo, ahí llegó papá y nos cambiaron el nombre a todos.

cochesa 14Carmen de Cochesa: Él es Iván Kokeza, pero allá en Italia lo cambiaron a Giovanni Cochesa, en Venezuela lo cambiaron por Juan Cochesa y así quedó.

JC: Mi papá llegó a Venezuela en 1957, ya el tío estaba aquí, después nos trajo a todos, a mi mamá, a mi hermano y a mí. Yo estuve 40 días en La Casa dell’Immigrante en Italia, en esos 40 días más los 15 días del barco yo aprendí el idioma, después acá con los italianos en la Casa D’Italia siempre lo practicaba, el chiste es que mi mamá, que en paz descanse, hablaba croata, un poco de italiano y español, y uno de mis hijos una vez preguntó: que inglés habla abuela? Ellos nunca aprendieron hablar croata y fue culpa nuestra.

SF: Usted tiene un hermano que se llama Rino, son sólo ustedes dos?cochesa 19

JC: Sí, somos sólo nosotros dos, pero ahora hay muchos, hijos, nietos, primos, sobrinos…

SF: Usted cuantos hijos tuvo en total?

JC: Siete.

SF: Salute! dicen por allá… Más o menos en qué año llega usted a Venezuela?

JC: 5 de mayo de 1958.

Sus inicios             

cochesa 18SF: Empezó a trabajar? A estudiar? Cómo llegó  usted a los autos, a la mecánica, a la conducción?

JC: Yo empecé a trabajar de ayudante de mecánica, no había cumplido los 14 años, en un taller que estaba frente a los bloques de Sabaneta, que todavía está, lo tapó un poquito el elevado, cerca del restaurant Punto Criollo, ahí empecé a trabajar mecánica, después de un taller a otro, poco a poco, hasta que me conocí con un holandés que tenía un tallercito, pero ya más moderno, con máquinas de rectificar bloques y cosas así, empecé a trabajar ahí y él me enseñó muchísimo, no recuerdo el nombre, quedaba en la Calle Ciencias, donde ahora está el Boulevard.

SF: El Chino Chang vino después?cochesa 17

JC: Sí, el Chino Chang vino después, entonces ahí comencé y me hice un tallercito pequeño, frente a donde estamos ahorita en Rectimoreca, era un galponcito en un terreno y ahí empezamos a trabajar, ahora es un barrio, y un día de esos me llamó uno de los corredores, el Perico Corona, que corría en la Circunvalación Uno con carros de turismo, en carreras de larga duración, el carro le fallaba y me lo trajo, eso fue en el año 69, y ahí comienza mi odisea con las carreras, ahí nos reuníamos, fabricábamos carros de piques, empezamos con carros de piques, gente de Caracas nos traía carros para picar, para que se los preparáramos.

cochesa 15Un día como no había autódromo y corríamos en la autopista con los dos elevados, iban y venían entre ellos, de los famosos que corrían ahí había una que le decían Doña Bárbara, yo todavía ni pensaba en correr, pero aquí había uno que tenía un carro de esos y se le pegó una falla y me dice, Juan por favor yo sé que tú eres mecánico, quítame esa falla; yo le puse el carro a punto y me dijo: nunca en mi vida tuve el carro así… Era carburación y falta de graduación en las válvulas, de ahí comenzó el grupo como un club en el taller.

La Viuda Negra…

SF: Su hermano trabajaba con usted en la mecánica?cochesa 13

JC: No, porque él se fue a estudiar a Estados Unidos y yo me quedé a trabajar en la rectificadora,  después vino de allá y todavía estamos juntos tanto en la rectificadora como en los toros, todo lo que tenemos es de los dos, ahí comenzaron las carreras durísimo en la calle, los piques y todas esas cosas, hasta que llegó esa carrera que te acabo de decir en la circunvalación, después hicimos muchos carros, con Jacques Baré, yo le preparaba todo, un día fuimos para Turagua, hice un Chevy para él y empezó con una falla, y una falla, y una falla, y no camina, y no camina, y no camina… Y me dice Juan, el carro me falla, y yo le digo dame acá, pero si yo probé el carro y anda bien, dame acá eso, y me dio el carro, entonces salí, di la vuelta y rompí todos los récords, entonces le digo yo: ahorita el que va a correr soy yo… y él me dice: pero es que hay algo que traquetea… pero todo estaba bien.

cochesa 11SF: Él me contó, porque yo a través de su hijo Cristian le pregunté por la Viuda Negra, y él me contestó muy amablemente en un e-mail que sí, que la Viuda Negra era un Chevy Nova que se había quemado y lo habían reconstruido todo, y eso también me lo había contado hace muchos años el Chino Chang en su taller, que le pasaron tanta lijadora a esa carrocería que uno la podía hundir con el dedo, y cuando terminaron de lijarla quedaron montañitas de limadura en el suelo alrededor de todo el carro. También me dijo que ese carro era muy difícil de manejar, porque a excepción del motor todo lo demás era de muy mala calidad.

SF: Usted tuvo Renault Fuego, Renault 11 turbo, Van Diemen, Camaro…cochesa 10

JC: Yo corrí en varias categorías y en todas fui campeón.

El duro y largo aprendizaje

SF: El Chino Chang me dijo que tenían dos motores, uno de piques y otro de carreras, pero que frenos, suspensiones y todo lo demás eran normales.

JC: Es que nosotros ni siquiera sabíamos que se necesitaban suspensiones, como venía de la fábrica así lo corríamos, hasta que un día vi que el carro se bandeaba y comenzamos a cortarle los resortes o espirales para poder bajarlo, ahí lo pusimos a punto más o menos con los caraqueños, porque ellos nos llevaban ventaja en eso.

cochesa 9SF: Jacques Baré me dijo: Yo me volqué con la Viuda Negra y el asiento se rompió, de ahí vienen los problemas que yo todavía tengo en la columna, y me dijo que usted era parte del equipo, reparaba y también corría. Entonces usted empezó a correr ese día en Turagua, en qué año fue eso?

JC: 1973

SF: De ahí en adelante cómo fue evolucionando, en qué categorías corrió y que carros tuvo?cochesa 8

JC: Algo muy parecido, nos fuimos a las seis horas de Bogotá, primera vez correr así, profesionalmente, ahí nos fue muy bien con Perico y todo el grupo, llegamos terceros allá y vino la emoción aquí, se fue afiliando gente, llegaron doctores, médicos, toda gente joven y se hizo una especie de club en Rectimoreca.

cochesa 7SF: Quienes formaban parte de ese club y que carros tenían?

JC: Soy malo con los nombres, el Perico, Humberto Corona fue el primero, que cuando lo conocí era el que estaba técnicamente más adelantado y llevaba atrás un tanque de gasolina de más de 100 litros, y yo le digo: pero muchacho echa la gasolina por partes! llevas mucho peso! y él me dice: que peso voy a llevar! No sabían que había que quitarle peso, éramos un club medio pirata, pero crecimos mucho.

Apreciado por los maestroscochesa 6                 

SF: En la entrevista que le hice al Maestro Ernesto Piovesan (+) me dijo que cuando usted empezó no sabía nada, pero que al poco tiempo ya sabía mucho, le tomó poco tiempo, aprendió mucho de mecánica y se convirtió en uno de los mejores manejando.

JC: Él era muy bueno, amigo mío, cuando yo empecé a correr con él, con el Camaro mío y ellos con el Camaro de ellos, con Winston Chebly (+), ahí empezó la revolución en Venezuela del automovilismo, comenzó en Turagua, aquí no había autódromo, ellos corrían la Caracas-Bogotá, con Doña Bárbara (+), con el Pelón Capriles…

cochesa 5El Camaro

SF: Entonces de la Viuda Negra pasó de una vez al Camaro…

JC: Sí, compramos un Camaro usado e hicimos un carro de verdad de carreras, ahí fue la revolución en toda Latinoamérica, en el Centro, en Estados Unidos, Puerto Rico, porque ahí corrían muchísimo con turismos carreras de larga duración, a mí una vez me invitaron y fui a Miami y gané con Diego Febles y toda esa gente de Puerto Rico, ellos con el Porsche y yo con el Camaro, la primera vez lo hicimos en Turagua, esa fue la revolución, dos carreras de 25 vueltas, entonces yo gané la primera y la segunda no empatamos por dos décimas de segundo… quién podía verlo en esa época? no había sensores eléctricos ni transponders ni nada.

Un personaje internacionalcochesa 4

SF: Hace años Mario Cortese me prestó un  ejemplar de AutoSprint de agosto de 1976, donde reportaban el accidente de Niki Lauda, y en la página siguiente después del servicio aparecía una foto suya leyendo AutoSprint, decía la crónica: Aquí vemos al venezolano Juan Cochesa leyendo uno de nuestros ejemplares, quedé atónito de conseguírmelo a usted en AutoSprint.

JC: Eso fue en Valleunga, terminé tercero ahí, en la Fórmula 2, ahí corrí con Gilles Villeneuve, Jaques Lafitte, René Arnoux, Keke Rosberg, todo para subir a Fórmula Uno, me fue muy bien, me invitó un inglés que vino a correr aquí en turismo, ganamos las cuatro horas de Monza, de ahí comenzamos más en serio en Fórmula 2, pero no tenía más dinero y tuve que regresar, llegué sexto en el Nurburgring detrás de Rosberg y Villeneuve y casi me salgo en la última curva, donde ahora hay una chicana, ahí se mató un piloto y esa curva todavía lleva su nombre, a esa curva se llega a full chola y me faltaba un poquito para clasificarme entre los primeros, entonces pasé a todo sin soltar el pie y cuando voy por la mitad se me suelta el carro, me salvé de… eran 300 km/h, pero ahora con la chicana que hicieron no hay ningún peligro.

cochesa 3También corrí en Fórmula Atlantic, que fue en donde más hice, corrí las 12 horas de Sebring, corrí con fórmulas, con prototipos, con turismos, los de Puerto Rico me llamaron para que hiciera grupo con ellos y llegamos cuartos, íbamos muy bien pero faltando cuatro vueltas se rompió un eje y lo arreglaron rápido, pero ya habíamos perdido mucho tiempo, recuerdo que yo terminé mis dos horas, llegué a los Pits, se montó el otro piloto y me dijo: no puedo… total que tuve que montarme y hacer el turno del otro también, tuve que correr cuatro horas seguidas, el reglamento permitía descansar 15 minutos entre turno y turno.

Corrí en Fórmula Suramericana, la OEA me invitó, las 24 horas de Daytona, fui a las inauguraciones de Argentina y Brasil de la Fórmula Suramericana, eso fue más o menos en el año 83-84 y terminé sexto, pero por culpa del viernes negro no pude seguir corriendo y tuve que vender equipo, carro y todo, hablé con el mismísimo Presidente de la República y nada.

cochesa 2

Sus autos

SF: Después que corrió en el Camaro, aquí en Venezuela que otros carros y categorías vinieron?

JC: Vino la categoría 2000, el Opel Manta negro, Renault Fuego, Renault 11 Turbo, todos mis carros eran negros, los fórmula… me di cuenta de que me gustaban más los fórmula que el turismo, de ahí seguí todo el resto de mi vida con F-Ford, no recuerdo la marca del fórmula negro, pero el último que usé era un Van Diemen que no era mío, no conservé ninguno de mis carros, el último que tuve se lo vendí listo y preparadito a DeCándido, a Jay, fuimos varios fines de semana al autódromo a practicar, ese muchacho era un fenómeno, si hubiera seguido… era muy rápido y yo le vendí el carro mío, después ellos compraron otro más, todos los campeonatos que ganaron los ganaron con el carro mío, y ellos habían comprado otro nuevo.

cochesa 1SF: Recuerdo que su esposa iba al autódromo con un bebito que tenía una braguita de piloto, Janes, en la época del fuego negro…

JC: Ella me cronometraba, y juntos hicimos muchas cuñas, como aquella de Firestone Firehawk que decía: pregúntele a quien ya los tiene! Al final Janes tenía que quitarme la gorra y no había manera de que lo hiciera y tuve que decirle que si me quitaba la gorra le regalaba una bicicleta… También hice con Kiara el video de la canción “Con mi cara tan lavada”, el marido estaba al lado y era demasiado celoso, en el video también aparece mi amigo de Valencia el piloto Medvedev, hijo de un ruso gran amigo mío, que hace el papel del novio de Kiara en el video, después fuimos juntos a todos los eventos de Firestone, ella no manejaba, iba solo como imagen, la gente de Firestone me quería muchísimo.

SF: Que sabe de un piloto que metió una caja Hewland de Fórmula Ford dentro del housing de una caja de Chevette?

JC: Yo lo hice con la caja del Opel Manta y me lo contestaron, pero fuimos a mirar el reglamento y estaba permitido, por fuera todo debe quedar igual, por dentro se puede modificar.

SF: Ya hablamos de Juan Cochesa el piloto, ahora hablemos de Juan Cochesa el empresario, como empezó Rectimoreca y los toros?

El empresariocochesa 6

JC: Rectimoreca es sólo un nombre, nosotros empezamos con un taller pequeño como te había dicho, que no tenía ni nombre, y llegó un momento por las carreras en que tuvimos mucho trabajo, crecimos demasiado con la reparación de motores, donde estamos ahorita era una carpintería, yo le llegué al dueño y le pagamos poco a poco con el préstamo de un banco y Rectimoreca creció también con el trabajo a la petrolera, las carreras eran más que todo un hobby, pero fue evolucionando junto con el taller, no era sólo rectificación, también reconstruíamos y preparábamos motores, cajas también, suspensiones, chasis, era un paquete que hacíamos que tú como mecánico sólo tenías que agarrar el motor y montarlo, más nada, las carreras ayudaron. Yo voy todas las mañanas, mi hermano está allá, después me voy a la villa, por los toros.

SF: De sus hijos, ninguno quiso correr?

JC: Ninguno ni yo tampoco insistí porque eso es muy difícil y requiere mucha disciplina y mucho tiempo, eso le quita mucho tiempo a la vida. No tenían la pasión, más bien si jugaban fútbol porque toda la vida yo jugué fútbol y todavía juego.

SF: Cómo se le ocurrió lo de los toros?

JC: A mí siempre me gustó el monte, la cacería y poco a poco viendo cómo evolucionaba la congelación de semen, el trasplante de embriones, me gustó y compramos una granjita, ahí empezamos con el semen, evolucionamos y ahora estamos en toda Venezuela, tenemos distribuidores y todo pero por esta situación estamos casi cerrados. Empezó como un experimento y funcionó.

SF: Parece que todos sus experimentos al final funcionan…

JC: Si, porque hay que analizar primero y después crear una fórmula de trabajo. Creamos una raza que produce leche y se adapta al trópico, cuando viajaba al exterior a correr veía en los campos aquellas vacas gordas que tenían unas ubres donde cabían 40 litros de leche, y me preguntaba por qué acá sólo daban 3 litros, entonces enrazamos vacas de aquí, que aguantaban la temperatura, con vacas de allá que daban mucha leche y funcionó también.

La escuela

SF: Cuál es su preparación estudiantil?

JC: Yo estudié en la National School para mecánica, quedaba en Estados Unidos y yo estudiaba aquí por correspondencia, te enviaban los libros y creo que todavía existe con otro nombre.

SF: Cual es el carro que más le ha gustado, tanto de carrera c

omo de calle?

JC: El Camaro, le preparábamos el motor, lo bajábamos, le arreglábamos la suspensión, le quitábamos peso y ese es el carro de calle que más me gustó manejar. En estos días me dieron el premio Diego Febles (+) por mi trayectoria y el hijo de Diego me preguntó: qué pasó con aquel Camaro que nos mataba a todos? Su papá y yo siempre nos caíamos a palos, él con el Porsche y yo con el Camaro, me llamó por teléfono y me dijo: y el Camaro? Ese Camaro si nos hizo sufrir… Ese carro lo dejé en Miami porque aquí no había categoría para él, me lo cuidaba un cubano amigo mío, pero se mató en un accidente de moto, la esposa no avisó y no se supo más nada del carro.

cochesa 16Estilo de manejo

SF: Cuáles de sus carros eran sobrevirantes, subvirantes o neutros y qué tipo de manejo le gusta más a usted?

JC: Me gusta el carro neutro, que no se vaya ni de frente ni de atrás, eso hay que corregirlo para que el carro se comporte como uno quiere, hay que ajustar la suspensión y el chasis para que el carro me quede neutro como a mí me gusta. No llegué a manejar Maserati, Ferrari ni Lamborghini, de los carros de aquí me gusta mucho el Mustang, el Corvette y el Camaro, una vez probé un Javelin que preparé para un caraqueño, muy buen carro, buen chasis y muy potente, pero para mí el mejor era el Camaro.

SF: Cual fue su duelo más bonito?

JC: Con Diego Febles en Turagua, las dos carreras aquellas que te dije de 25 vueltas cada una, la primera la gané yo y la segunda Diego, nos dimos con todo pero en la pista, afuera éramos amigos, un empujoncito por aquí, un toquecito por allá, nariz con nariz, cabeza a cabeza, pero todo limpio.

SF: Y con Tito Feijoo? Sí fueron golpes de verdad?

JC: Él y yo somos amigos, nunca hubo golpes ni dentro ni fuera de la pista, pero una vez hubo una pelea entre sus mecánicos y mis mecánicos porque yo lo pasé, pero fue algo entre ellos, no entre Tito y yo. Corrimos en Puerto Rico juntos una carrera de seis horas.

SF: Cómo era el Ferrari Testarossa de Tito?

JC: Era bueno pero no era la gran cosa, nunca lo manejé.

Entre campeones de Fórmula Uno             

SF: Una apreciación sobre sus colegas pilotos, el más rápido, el más loco, con quién le gustó más correr?

JC: Con Keke Rosberg pasamos seis meses juntos y era muy fino, muy preciso, me impresionó su amistad, su cariño, me escribió por un tiempo, aquí en la Fórmula Ford el más refinado era Máximo Olivieri, el más arriesgado era Biagio Parisi, era difícil manejar detrás de él, los hermanos Nots eran muy buenos con los fórmula, Francisco Romero, Paul Welsch era muy buen preparador, buen piloto y gastándole poco al carro ganaba.

JC: Déjame echarte el chiste de Vallelunga de la Fórmula 2, porque hay un punto que es muy importante que lo sepas, nosotros fuimos contratados para probar por tres carreras, Keke Rosberg estaba en el equipo con nosotros, pero estábamos muy lejos con los tiempos, nos faltaba algo, y probábamos y probábamos y probábamos y no podíamos, hasta que me puse a mirar el carro de al lado y usaba cauchos diferentes, eran Goodyear ingleses y nosotros usábamos Goodyear americanos, que no se parecían en nada, entonces compraron un juego de cauchos de esos sólo para clasificar.

Keke Rosberg clasificó en la tanda de la mañana y yo en la tanda de la tarde, yo clasifiqué con cauchos usados, simplemente era para probar, si hubiéramos conseguido a alguien que nos financiara habríamos seguido adelante, tanto es que Keke se salió de ahí, siguió por su cuenta y fíjate, fue campeón mundial.

SF: Cual fue su carrera más frustrante?

JC: Una carrera en Chicago en Fórmula Atlantic, donde se le pegó una falla al carro y no pudieron arreglarla, me contrataron para probar ese carro y la semana antes estaba perfecto, los tiempos fueron de segundo-tercer lugar, pero la semana siguiente el carro fallaba y los mecánicos de la fábrica no pudieron con él, cuando regresamos a la fábrica resulta que era un cablecito haciendo chispas, por eso no pude correr.

cochesa 21Un muchacho alegre

SF: Cuántos años tiene usted?

JC: Cumplí 40.

SF: Yo sabía…..  jajajajajaja.

SF: Cuándo fue la última vez que corrió?

JC: En el año 95, en Fórmula Ford, porque no quería retirarme sin haber ganado ese campeonato.

SF: Cuántos campeonatos ganó en cada categoría?

JC: Varias veces en cada categoría en la que corrí. Ahora no recuerdo exactamente. Varias veces en Fórmula Ford, Turismo, Fuego, 11 Turbo…

SF: Si le dieran un carro en estos momentos para que corriera, aceptaría?

JC: Si, sin ningún problema, todavía me gusta, todavía quiero.

Una rivalidad entre titanes

SF: Recuerdo haber visto en televisión cuando usted le tiró el casco a Johnny Cecotto…

JC: A nosotros nos contrataron por tres carreras, en Turagua yo le gané esa carrera, no me dejaba pasar igual, faltando dos vueltas le di un toquecito, allá en Turagua con el Camaro, cuando lo pasé él me tocó pero como había menos velocidad no me salí y gané esa carrera, la segunda carrera era aquí en Maracaibo y tampoco había manera de que me dejara pasar, cuando lo pasé en la curva uno faltando cuatro vueltas, él me tocó a mí y me salí, así que yo lo esperé en la curva uno y cuando volvió a pasar le tiré el casco, por eso me suspendieron por tres o cuatro fechas. Cuando lo iba a pasar el movía el carro, me trancaba, frenaba antes, así no se corre.cochesa 20

Una deuda saldada

SF: Han pasado 43 años desde aquella mañana en que mi Papá me dijo: te voy a llevar a ver una carrera de carros! y esa mañana en el Autódromo Internacional de La Chinita vi el primer duelo en pista de mi vida, Juan Cochesa en su Camaro contra el piloto de un Porsche 911. Vuelta tras vuelta los veía llegar a uno al lado del otro a la curva uno, alternándose para entrar o entrando los dos juntos, uno al lado del otro, con precisión milimétrica, sin tocarse ni empujarse y es por fin con esta entrega que puedo rendir homenaje al héroe que ese día le enseñó a aquel niño lo que quería decir la palabra Piloto. Con mucho aprecio y admiración, gracias Sr. Cochesa. Piloto de autos de carrera. El Águila Zuliana.

Salvador Fazio

Palabras clave
, , , , ,

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente