Opinión

Ya comenzaron los engaños opositores en Zulia y el peligro de perderle el miedo al Covid-19

Gian Carlo Di Martino
16 de diciembre, 2021 - 1:12 pm
Gian Carlo Di Marino

Postrecitos de Huevos Chimbos:

 

* Leopoldo López, de visita en Colombia, dijo que el presidente Nicolás Maduro recibe más apoyo de los países progresistas del planeta que el recibido por él de parte del imperio gringo y sus lacayos. Después, el canalla Julio Borges, quien vive como los ricos en tierras neogranadinas, pidió la disolución del gobierno de Guaidó.

Es obvio que quieren reorganizarse como fuerza golpista en el mundo, y eso pasa por disolver el interinato para continuar las acciones desestabilizadoras. Cada vez pierden más influencia internacionalmente.

La ONU reconoce a Nicolás Maduro como presidente de la República Bolivariana de Venezuela.

Atentos a los próximos pasos de esos criminales que aún siguen agarrados de un hilito del genocida imperio estadounidense.

 

* No tengo dudas de que fue fructífera la reunión entre los gobernadores adecos Manuel Rosales, Morel Rodríguez, Alberto Galíndez, y el presidente de la paz, Nicolás Maduro. Además, así lo ha expresado el máximo líder de la revolución bolivariana.

Sin embargo, no he visto a ninguno de esos tres mandatarios opositores, pedir,  públicamente a los gringos, que levanten las sanciones contra los venezolanos y venezolanas. Si de verdad quieren gobernar en beneficio del pueblo, deberían hacerlo, eso ha hecho mucho daño en nuestra Patria. 

 

* Comparto esa posición que le escuché al presidente Nicolás Maduro y al diputado Jorge Rodríguez, según la cual, los revolucionarios en cargos de elección popular no se deben refugiar en el bloqueo económico-financiero de los EE. UU. contra Venezuela, para no hacer su gestión:

Primero, porque la gente no elige a sus gobernantes para que después les salgan con excusas

Segundo, si saben que no están en capacidad de hacer su gestión debido a esas «sanciones», ¿para que se candidatean?

Y tercero, la gestión comunal se puede realizar pese a las agresiones del imperio norteamericano. Y a las pruebas me remito: Los que trabajaron con y para el pueblo, ganaron en las megaelecciones y los que no, resultaron derrotados.

 

* Aprovecho que el presidente Nicolás Maduro preguntara en la juramentación del reelecto gobernador de Miranda, Héctor Rodríguez, que si funcionó el 1×10, para responder que, en mi criterio, si caminó. La victoria del Polo Patriótico en las megaelecciones lo confirman.

No funcionó en los estados y municipios donde los gobernantes se olvidaron del pueblo. De allí que cuando los jefes y jefas de calle buscaron el apoyo de sus vecinos y vecinas, no respondieron. Pero creo que es una medida perfecta de contacto con el pueblo, para gobernar obedeciendo.

Por eso aplaudo que nuestro camarada Presidente llamara a mantenerla y mejorarla, en función de atender las necesidades de las comunidades creando el 1×10 sociopolítico-gubernamental.

 

* ¿Se acuerdan de Clíver Alcalá Cordones, quien participó en la Operación Gedeón, incursión paramilitar que intentaron por el estado La Guaira y contemplaba el asesinato del presidente Nicolás Maduro?

En ese complot estaban implicados los gringos, Iván Duque, Juan Guaidó, entre otros terroristas de Voluntad Popular y Primero Justicia. Y durante las supuestas investigaciones que hacían en Colombia, llegó un avión de la DEA y lo trasladó a EE. UU.  en condiciones muy sospechosas.

Desde ese momento se presumió que todo era una componenda, que Alcalá Cordones era una pieza de los gringos que participaba en las mercenarias acciones y ya se develó: El Departamento del Tesoro de EE. UU. lo eliminó de su lista de capos de la droga.

 

Ya comenzaron a engañar a los opositores en Zulia… 

Puerco pollero no pierde el vicio. Me perdonan el viejo refrán  popular y el pesimismo sobre el triunfo de los tres gobernadores adecos, y el de los más de cien alcaldes opositores en las megaelecciones del 21 de noviembre en Venezuela, pero aún no han comenzado a gobernar en forma y, en Zulia, por ejemplo, ya engañan a sus adeptos acariciando la idea de que el exconvicto Manuel Rosales puede ser Presidente de la República Bolivariana de Venezuela.

No quieren gobernar en función del bienestar del pueblo, siguen con su odio enfermizo y la obsesión de derrocar al presidente de la paz, Nicolás Maduro Moros.

Ustedes se preguntarán, amigo lector, amiga lectora, ¿qué le interesa eso a Gian Carlo Di Martino, si ese es problema de la oposición? Es verdad, eso es problema de la oposición, que crea lo que quiera, pero resulta que le dicen mentiras a su gente y cuando se les caen todas las falsedades, argumentan, sin ningún rubor, que el Gobierno revolucionario y el Consejo Nacional Electoral les hicieron trampa. De esa manera siguen la confrontación, la violencia y el torpedeo contra la gestión revolucionaria.

Y la verdad es que nadie les hace trampa, ellos se destruyen solos. Analicen que cuando tienen un momento de lucidez, desempeñan mejor papel. Después de llamar a la abstención, decidieron participar en las megaelecciones y obtuvieron sus victorias. Eso es innegable. Pero ya en función de esos triunfos comenzaron a sumar votos, calcularon que la oposición obtuvo más sufragios que el Polo Patriótico, y eso los carga al borde de la demencia.

Olvidan que en los periodos comiciales en Venezuela, salen a relucir las comparaciones entre las elecciones presidenciales y las regionales. Y conocedores de la materia como Oscar Schemel, director de Hinterlaces, y el opositor Luis Vicente León, presidente de Datanálisis, han explicado que ambas consultas son muy diferentes.

De cualquier forma, en Zulia les dicen a los opositores que ganaron con bastante ventaja, aun cuando hubo mucha abstención por parte de ellos, sin embargo, de acuerdo con la información que a mí me llega, quienes no salieron a votar fueron los chavistas inconformes con sus gobernantes.

Conozco familias enteras que se negaron a sufragar a pesar de que advertían que seguían siendo revolucionarios.

Supe también de personas que con sus vínculos se pasaron para el comando de campaña del exconvicto Manuel Rosales, en venganza por el daño que les hicieron sus mandatarios. Creo, en suma, que, absteniéndose, quisieron darles una derrota estrepitosa a sus candidatos, para llamar la atención del Gobierno bolivariano.

Siempre dije que el presidente Nicolás Maduro no podía asumir la gestión de los gobernadores y alcaldes. Son estos los que tiene que cumplir con sus responsabilidades, pero lamentablemente muchos no lo hacen. Por eso me complace que el máximo líder de la revolución diga que el Psuv tomará medidas sobre quienes dañaron al pueblo y manipularon las primarias. Más, cuando afirma que sabe quiénes son. No era poco lo que estaba en juego.

Así que, a los opositores les digo que no se confundan. Después, cuando tengan la realidad ante sus ojos, no vayan a decir que les hicieron trampa. 

El peligro de perderle el miedo al covid-19… 

Me preocupa la manera como la gente en Venezuela desafía a la pandemia y sus variantes. En torno al caso, observo, primero, que mucha gente asimiló esas informaciones según las cuales las vacunas, en vez de ser una medida de prevención que aminora el impacto de la enfermedad en caso de contagio, produce reacciones adversas que incluyen hasta la muerte, y decidió no aplicarse la inyección.

Por consiguiente, presumo que muchos venezolanos y venezolanas no responden a los llamados a colocarse sus respectivos biológicos.

Y, segundo, veo entonces que, en el otro extremo, tenemos que mucha gente después de vacunada, se siente inmortal, y ha relajado de manera irresponsable las medidas de prevención.

En las informaciones de prensa, abundan las fotos de reuniones de personas sin tapaboca, que es una de las medidas más afectivas contra el coronavirus.  Salimos de unas megaelecciones en las que durante la campaña electoral se organizaron varias concentraciones, luego vino el Black Friday y ya estamos en diciembre, un mes de más actividad comercial, de alegría, de celebraciones, de besos y abrazos, por lo que, si la gente no colabora, sin duda se incrementará el contagio. A todo esto, debemos añadir la variante Ómicron que causa escándalo en el mundo.

No quiero provocar terror, pero leo los llamados desesperados que hace a diario el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien cuando no acude a la conciencia de las personas para que tomen las medidas de prevención, critica que mientras en los países desarrollados evalúan la aplicación de la tercera vacuna, existen pueblos del tercer mundo que apenas comienzan a inmunizar a la población.

Por ejemplo, en Sudáfrica, donde aparentemente surgieron los primeros reportes de la variante Ómicrón, solo el 23 por ciento de la población mayor de 12 años está vacunada, de acuerdo con los datos que revela la prensa internacional.Llama la atención, además, que la actitud de la Organización Mundial de la salud sea similar a la que tomó cuando por primera vez se supo en el mundo del covid-19.

El presidente de la República, Nicolás Maduro, precavido como siempre, ya ordenó reforzar los protocolos de ingresos al país por aeropuertos, puertos y fronteras, como parte de las medidas tempranas ante el anuncio de la nueva variante.

El vicepresidente del Psuv, Diosdado Cabello, considera que esa nueva cepa se trata de un gran negocio de las farmacéuticas, de los grandes laboratorios, que cada día inventan una variante nueva para seguir sacando vacunas, medicamentos…  Y conociendo esas empresas, se sabe que son capaces de eso y de mucho más, en todo caso, el covid 19 es una realidad y las acciones a seguir son sencillas: cumplir con las normas de bioseguridad, así se podría evitar regresar al inicio del coronavirus.

No le perdamos el miedo la pandemia, mata. Así de sencillo. Se ha llevado a mucha gente y se sigue llevando.

Palabras clave

NOTICIAS SUGERIDAS

Comente