Fue el primer concierto en Madison Square Garden en más de 460 días

Foo Fighters le regresó la música a Nueva York

Foo Fighters
22 de junio, 2021 - 10:24 am
Agencias

El regreso de los conciertos con Foo Fighters a este lugar llega en un momento de transición en los Estados Unidos

Las luces de Madison Square Garden se apagaron este domingo y los miles de fans, empacados como sardinas en sus asientos, se levantaron todos a la vez.

Lea también: UEFA rechaza iluminación arcoíris del estadio de Múnich

Mientras el público mostraba su entusiasmo, el suelo comenzó a temblar. Las luces de los teléfonos celulares iluminaban la oscuridad.

El sonido de un teclado hizo eco por la arena. Dave Grohl, líder de los Foo Fighters, apareció en el escenario.

«En tiempos como estos, aprendes a vivir de nuevo», cantó Grohl como parte del tema “Times Like These”.

Rara vez habían sido tan pertinentes estas líneas.

Tras varios meses duros de enfermedad, muerte, dificultad y dolor, y distintas restricciones sobre cuánta gente se podía congregar en espacios cerrados, el rock de arena regresó a Nueva York, poco más de un año después de que la ciudad fuera el centro de la pandemia.

Fue el primer concierto en Madison Square Garden en más de 460 días, y reunió a una audiencia que llenó el recinto y que debió probar que ya había sido vacunada. Dentro de la arena, el público, apretado, disfrutaba de la música, con pocos cubrebocas a la vista.

«Es una manera de cerrar lo que hemos vivido en el último año y medio», dijo Heather Morris, de 47 años y originaria de Chicago. «Lo sobrevivimos. Ahora miramos hacia adelante».

El regreso de los conciertos a este lugar llega en un momento de transición en los Estados Unidos. A medida que más personas han sido vacunadas, las muertes por Covid-19 han caído considerablemente.

Sin embargo, sólo dos terceras partes de los adultos en el país han recibido por lo menos una dosis de la vacuna, y hay áreas donde las cifras de adultos inmunizados son más bajas.

Pero tras un año de confinamiento, la gente ha estado ansiosa por volver a sus pasatiempos y rutinas, y a conectar de nuevo entre sí.

La semana pasada, tanto Nueva York como California retiraron casi todas las restricciones por coronavirus. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades han dicho que las personas completamente vacunadas pueden retomar sus actividades sin usar mascarilla.

Medidas sanitarias lograron hacer el Foo Fighters

Las nuevas medidas permitieron que el concierto de los Foo Fighters se llevara a cabo.

En muchos sentidos, la noche parecía haber ocurrido en tiempos pre-pandemia. Dentro de un mar de gente, sólo algunos llevaban cubrebocas.

Miles de personas vacunadas, con el rostro descubierto, cantaban a gritos. Nadie parecía estar preocupado.

Los fans abarrotaban el lugar. Un gesto repentino con el brazo podría hacer volar una cerveza. Desconocidos se abrazaban y se saludaban.

Pero en todas partes había recordatorios sutiles sobre la situación. Las paredes tenían dispensadores de gel antibacterial. Los boletos eran digitales y, en los puestos de comida, las transacciones eran principalmente sin efectivo.

En las entradas, empleados de la arena revisaban las pruebas de vacunación del público. Algunos pedían también una identificación para confirmar que se trataba de la misma persona.

Otros simplemente dejaban pasar a la gente mientras ésta caminaba y mostraba sus tarjetas.

Muchos asistentes dijeron que el requisito de estar vacunados les ayudó a sentirse seguros de regresar a un evento masivo en un lugar cerrado.

«Esperaba que pasara más tiempo antes de que yo volviera a un concierto», dijo Nick Snow, de 29 años, quien fue uno de los pocos fans que usaron cubrebocas. «Las precauciones, de permitir entrar sólo a personas vacunadas, sí ayudan».

Desde el escenario, el propio Grohl reconoció la importancia del acontecimiento. En varios momentos del show de aproximadamente tres horas, le preguntó a la audiencia si había extrañado la música, y reflexionó sobre lo bien que se sentía volver a estar alrededor de miles de personas.

El grupo tocó «My Hero» como tributo a quienes hicieron posible el evento. Y para festejar la ocasión, el comediante Dave Chappelle apareció para cantar «Creep», de Radiohead.

«¡Bienvenidos de vuelta, Nueva York!», exclamó Chappelle mientras abandonaba el escenario.

Durante el concierto también regresaron algunas prácticas favoritas del público: llamadas desde el escenario que eran respondidas por la audiencia, espectadores que gesticulaban con emoción y una sección entera del Garden que formaba una ola con sus movimientos.

Luego de terminado el espectáculo, mientras salían de la arena, los fans de los Foo Fighters que buscaban otra experiencia comunal iniciaron un canto inspirado en la canción «Best of You», una de las más conocidas de la banda.

Ohhhhhh. Ohhhhhh. Ohhhhhh. Ohhhhhh.

Luego dieron una última ovación y se disiparon en la noche.

 

 

 

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente