La menor fue lanzada contra una pared y golpeada salvajemente

Padrastro violó y mató a niña de un año

niña de 2 años violada
7 de julio, 2016 - 8:27 am
Wilson Alvarado (Pasante Luz)

Javier Mora (18), es el presunto responsable de la muerte de su hijastra Dayeinis Benítez, quien solo tenía un año de edad. Al parecer el sujeto al ver que la pequeña no paraba de llorar la sujetó por sus pequeños brazos y la tiró contra una pared y luego le propinó puño limpio. Tanto el padrastro como la madre se encuentran detenidos. Tras el examen forense practicado a la menor se conoció que había
sido violada

Foto: Wilmer Cubillán

Maracaibo — El dolor desgarrador, los llantos incesantes y la sangre que corría por el pequeño cuerpo de Dayeinis Sofía Benitez Pinto, de un año y nueve meses de edad, no fue suficiente para detener la atrocidad que cometía el padrastro sobre la indefensa criatura.

Desenlace

El aberrado padrastro identificado como Javier Antonio Mora Valbuena (18), presuntamente arremetió, la noche del martes, contra la infante porque no paraba de llorar.

Fúrico tomó a la menor por los brazos y la lanzó sobre la pared del cuarto, y sin piedad, desenfundó sus puños en reiteradas ocasiones sobre el cuerpo de la menor.

Ante el escenario brutal, Katiuska Benítez (17), madre de Dayeinis, cargó en sus brazos el cuerpo ensangrentado de la menor y junto al agresor trasladaron a la niña al Hospital Materno El Marite, donde desafortunadamente ingresó sin vida.

Procedimientos

Los médicos de turnos al avistar el funesto escenario, notificaron el hecho a funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc), quienes detuvieron a la pareja para que esclarezcan el hecho.

Los sabuesos trasladaron el cuerpo de la menor a la medicatura forense, donde le realizaron la necropsia de ley, la cual determinó —según informaciones internas— «desprendimientos de órganos y además reveló que la niña sufrió abuso sexual».

Versiones

Habitantes del barrio Santa Inés II, parroquia Antonio Borjas Romero, manifestaron que no escucharon nada extraño esa noche, pero si avistaron salir de manera extraña y acelerada a los padres de la fallecida.

La pareja tenían tres meses viviendo juntos, luego que el agresor desertara de prestar servicio militar.

Hasta el cierre de esta edición, ningún familiar se había acercado a la morgue.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente