Más del 90 por ciento de las acusaciones nacionales fueron hechas desde el anonimato a través del uso de redes sociales

Presunto acoso: Oleada de denuncias de supuestos delitos sexuales llegó a Maracaibo con señalamientos a exprofesor de la URBE

para la web
10 de mayo, 2021 - 11:56 am
Marilyn Silva / [email protected]

La joven involucrada contó del presunto acoso en un relato por Twitter ocho años despues de lo ocurrido. El profesor señalado indicó, «a su debido tiempo yo daré mi punto de vista en una carta abierta para enviar a los medios». Alí Roca, coordinador de Urbe, aclaró a QUÉ PASA, que en la primera acusación la presunta víctima no mencionó nada de lo que ahora está asegurando por las redes sociales

Toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario. Así reza el principio de la presunción de inocencia cuyo derecho universal está establecido en las leyes venezolanas, y que es preciso recordar tras la oleada de denuncias de casos de delitos sexuales –en su mayoría anónimas- que salieron a la luz recientemente y que desataron un escándalo en el país, donde se acusan a figuras públicas y que fue el detonante, para que luego de 8 años, saliera a flote el caso de un presunto abuso sexual en Maracaibo.

Se trata de una acusación hecha a través de Twitter por Melissa Pineda, de 27 años, en contra de Juan Guerrero, quien hace 8 años fue su profesor de Laboratorio Fotográfico, cuando estudiaba Comunicación Social en Urbe y tenía 19 años de edad.

para la web2

Así inició su relato. «Quiero y necesito contar mi historia de abuso sexual. Sí, 8 años después, porque sentía miedo, vergüenza y porque NO está bien que estas escorias sigan con sus vidas como si absolutamente nada pasara. Abro hilo».

Screenshot 20210506 112930

En su narración cuenta que los hechos ocurrieron en Urbe, cuando fue a entregarle a Guerrero unas fotos y quedaron a solas en un laboratorio de fotografía, «con una mano me tapó la boca, intenté gritar pero no se escuchaba nada de lo fuerte que me sostenía la boca. Comenzó a tocarme, me tocó los senos, me tocó el cuello, me tocó las caderas, y mis partes íntimas bruscamente».

La joven contó además en varios tuits que después del suceso que «la dejó en un estado de shock por unos dos minutos», lo empujó para poder soltarse y salir al pasillo, «justo enfrente estaban los baños, corrí y me encerré en uno. Estuve unos 40 minutos allí; vomité tantas veces y lloré tanto, que estuve a punto de desmayarme. Salí al frente de la universidad, me fumé media caja de cigarros, llorando, mientras le contaba a una amiga por teléfono».

Lea también: Ministerio Público abre investigación penal contra tres artistas venezolanos acusados de acoso sexual

Para la fecha Melissa estaba emparejada con otra chica, que tras conocer sobre los hechos fue molesta a hablar con Mike González, decano de Comunicación Social de Urbe para el momento, y quien al terminar de escuchar lo sucedido dijo: «Es extraño porque nunca nos han llegado quejas de Juan Guerrero».

La futura comunicadora precisó en su narrativa, que le parecía extraño que nunca nadie hubiera denunciado al profesor y aseguró que el decano le pidió que describiera con detalles todo lo sucedido y que no le contara a sus papás.

La muchacha se preguntó a sí misma «¿Es en serio que él estaba diciendo eso?» y aseguró que González estuvo siempre a favor de Guerrero.

Versiones del hecho

Para conocer su versión contactamos vía WhatsApp a Guerrero y dijo, «Gracias por comunicarte, a su debido tiempo yo daré mi punto de vista en una carta abierta para enviar a los medios, espero puedas entenderme».

Screenshot 2021 05 05 17 08 40 113 com.facebook.katana

También intentamos conversar con González, pero no respondió.

Urbe

Sin embargo, Alí Roca, coordinador general del centro de producción audiovisual de Urbe, y quien era jefe de cátedra del área audiovisual de la Facultad de Comunicación Social cuando ocurrieron los hechos, se comunicó con QUÉ PASA, vía telefónica para aclarar que la denuncia que Pineda entregó inicialmente al decano fue una hoja en la que no escribió más de siete líneas y en la que no se mencionó nada de lo que actualmente está asegurando por las redes sociales en contra de su ex profesor: «la hoja es un formato que se le entrega al alumno cuando tiene algún tipo de queja con respecto a un docente, esa comunicación reposa en los archivos del departamento legal de la universidad por si acaso una de las partes requiere esas pruebas. En ese comunicado dice cosas muy simples como que el profesor le colocó la mano en el hombro e intentó darle un beso, ante lo cual ella se resistió y acudió a hacer la denuncia, eso es todo lo que dice ese comunicado».

IMG 20210505 WA0033

 

También agregó que está firmado y sellado por la institución y firmado por Pineda.

Asimismo resaltó que todos los procedimientos administrativos se cumplieron, «el profesor redactó una carta donde él mencionó que si había una mala interpretación de los acontecimientos él pedía disculpas tanto a la alumna, como a la institución».

Además mencionó que el ex profesor siguió dando clases en Urbe dos semanas más, cuando culminó el trimestre y su salida no se debió a este hecho, sino a que tenía mejores ofertas laborales, «la renuncia del profesor se hizo efectiva a solicitud del decano de la facultad de forma inmediata al evento en sí y esta se hizo efectiva al terminar el período académico, el cual estaba a dos semanas de culminar», recalcó.

Ante la interrogante de si Pineda, que egresó en 2015 con un promedio de 13 puntos, tenía un bajo rendimiento académico con la materia que impartía el profesor Guerrero mencionó, «ella tenía problemas con esa materia, según la carta del profesor no tenía un buen record y había pedido unas prórrogas para entregar su trabajo, se le permitió entregarlos, de hecho ella aprobó la materia», refirió el profesor.

Anonimato en denuncias por acoso

Cabe destacar, que más del 90 por ciento de las denuncias por delitos sexuales que acaban de relucir, fueron hechas desde el anonimato, a través del uso de redes sociales y sin respetar el debido proceso y la formalidad que cada caso amerita.
Esta situación es un punto en contra de la defensa femenina, pues los acusados, que culpables o no, terminan siendo estigmatizados por el resto de sus vidas.

Presunción de inocencia

Al respecto, Tomás Castellanos, abogado penalista, comunicador social y docente universitario, explicó que toda persona se presume inocente hasta que mediante un proceso adecuado y en un juicio, se demuestre lo contrario, y debe ser considerado inocente y tratado como tal según lo establece Codigo Organico Procesal Penal y que este tipo de exposición y señalamiento a través de las redes no es la forma correcta para denunciar, «más bien puede configurar un delito de difamación, entonces utilizar los medios de comunicación o los medios publicitarios para exponer a una persona sea cierto o no lo que se está diciendo, configura el delito de difamación e inclusive es difamación agravada por haber sido hecho a través de un medio de comunicación o un medio de publicidad».

Mecanismos

Por otro lado, Castellanos aseveró que el Estado tiene mecanismos, «como es la denuncia formal a su órgano de investigación, como la policía judicial o ante la Fiscalía y obviamente la persona tiene que presentar las pruebas que correspondan».

En el caso de la violación es muy difícil probarla después de cierto tiempo porque la prueba reina siempre va a ser la prueba física, «la prueba forense que el médico va a hacer para ver los daños, laceraciones, hay una cantidad de elementos que tienen que cumplirse para que se pueda considerar que es una violación, cosa diferente al acto lascivo, que es cuando ha habido toque, manoseo, inclusive palabras, propuestas y si es un poco más grave y es tal vez continuado podemos decir que estamos hablando de acoso sexual», explicó Castellanos.

Prescripcion del delito

Respecto al caso de Guerrero y su ex alumna, cuyos hechos ocurrieron hace ocho años, el abogado dijo que, «si la presunta victima no abre los caminos legales para que sea resarcido el daño y el acusado sea castigado el delito o la falta, entonces la ley dice si a usted no le interesa que sea castigado entonces esa persona tiene que llevar una vida normal, por lo tanto se le establecen lapsos de prescripcion, el acto de prescripción general es el doble más la mitad del tiempo de la condena en caso de que se establezca la responsabilidad penal de una persona».

Diferencia de delitos

Finalmente, el experto legal explicó que no se trata de un presunto abuso sexual, sino más bien de un presunto caso de acto lascivo, «no tiene una pena muy grande, es bastante corta y en estos casos siempre se le cree a la víctima, pero igual tiene que probarlo, no basta con decir que ella se lo contó.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente