Le disparó en la boca a su amiguito con una escopeta

6 de marzo, 2014 - 3:40 pm
Redacción Diario Qué Pasa


Sur del Lago
— Trágica inocencia. Jaider Martínez Florez, de 8 años de edad, sacó la escopeta de su papá oculta en el armario del primer cuarto. Comenzó a jugar a policías y bandidos. Apuntó a su amiguito justo en la boca, accidentalmente accionó el arma y de un tiro lo dejó muerto en el lugar.

El inesperado suceso, que dejó perplejo al campesinado de la parroquia Urribarrí en Colón, se registró en la finca Miraflores, sector Medio Cuarto, vía a la población turística de Concha, aproximadamente a las 4:10 minutos de la tarde.

La víctima quedó identificada como Wílmer José Cordero de 7 años. Parte de su dentadura quedó esparcida en la habitación producto del balazo recibido de la escopeta calibre 16.

El papá de Jaider se encontraba ordeñando en la vaquera, mientras que las madres de ambos infantes parloteaban en el frente del humilde inmueble. A la madre del infortunado le dio una crisis nerviosa al ver a su hijo reventado, sangrando y peor aún, sin signos vitales.

El infortunado residía junto a su familia en el sector Manuelita Sáez en Puerto Concha a escasos cinco kilómetros donde ocurrió la desgracia similar a la película Juegos Macabros. Se conoció que estudiaba primaria.

Una comisión del Cicpc subdelegación San Carlos acudió al levantamiento del cuerpo que era resguardado por efectivos del Cpbez. El pequeño Jaider, que sin querer accionó el arma homicida, rompía en llanto y recibirá atención psicológica especial. ¿De quién es la culpa?

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente