Fin de mundo: Padres vendieron a su bebé

1079 Tmb (28)
10 de noviembre, 2013 - 1:29 pm
Redacción Diario Qué Pasa

1079 Tmb%20%2828%29

Foto: Referencial

En un centro comercial se consumó la venta de una criatura de dos meses de nacida a quien sus padres de 18 años entregaron sin cargo de conciencia a un matrimonio. El hecho se descubrió cuando los inconscientes padres aseguraron que les habían robado el bebé y al poner la denuncia se contradijeron.

Maracaibo
— Una pareja de concubinos vendió a su pequeño bebé de dos meses de nacido cometiendo de esta manera el más abominable hecho inhumano. Los desalmados recibieron el pago de diez mil bolívares por la criatura a quien entregaron sin ningún cargo de conciencia a un matrimonio que aparentemente reside en la urbanización Los Olivos. La pareja fue aprehendida tras haber querido disfrazar ante las autoridades su asquerosa acción manifestando que les habían raptado al infante.

Los progenitores del pequeño Jeremías quedaron identificados como José Manuel Fonseca Estrada y Jaennilecht de los Ángeles, ambos adolescentes de 18 años de edad, quienes hicieron la «transacción» en un reconocido centro comercial de la ciudad ubicado en la avenida La Limpia. Para justificar su ausencia, los inhumanos le narraron a sus padres que al indefenso Jeremías se lo habían arrebatado de los brazos, razón por la cual los abuelos del pequeño los obligaron a denunciar ante el Cicpc, órgano que se encargó de la detención de los jóvenes tras contradecirse en reiteradas oportunidades en la supuesta denuncia.

La propia madre habría confesado el crimen cometido y reveló que su pareja fue quien planificó la venta de su propio hijo para utilizar el dinero en la compra de droga, trascendió que José Manuel presentó registro policial por haber golpeado a su madre en la urbanización San Miguel. Extraoficialmente, se conoció que a la mujer se le dio una medida sustitutiva de libertad mientras que su pareja permanece recluída en la sede de Polisur a la espera de una decisión.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente