Asesinan a obrero de un disparo cuando regresaba a su residencia

El hombre recibió un disparo fulminante en el ojo, su cuerpo quedo tendido boca abajo.
28 de octubre, 2013 - 7:19 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Rafael Parra

Maracaibo — A las 4:00 de la mañana del domingo fue encontrado el cuerpo sin vida de Erick Jesús Govea, de 51 años de edad, asesinando de un disparo en el ojo en la calle 90, sector Veritas, en las adyacencias de la parte trasera del Hospital de Niños.

José Govea, hermano del infortunado,  explicó que éste se encontraba desde la noche anterior ingiriendo licor con algunas amistades del sector. Al parecer, cuando regresaba a su residencia ubicada a seis cuadras de donde ocurrió el hecho sangriento, lo interceptaron sus agresores quienes le efectuaron un disparo fulminante en el ojo y posteriormente huyeron del lugar.

«Erick no acostumbraba a beber, pero se animó con la Bajada de la Virgen. No sabemos qué fue lo que pasó, nuestra vecina nos dijo que escuchó un disparo y cuando vinimos ya estaba sin vida. Él no tenía problemas con nadie y era un hombre trabajador», aseguró su hermano.

El infortunado quedó tendido cerca de un charco de sangre en el sector junto a uno botella de ron y sus pertenencias. Familiares descartaron la posibilidad de que fue interceptado para robarlo.

Funcionarios del Eje contra Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) comenzaron las investigaciones para dar con el paradero de los responsables. El cuerpo del infortunado fue trasladado hasta la morgue forense de LUZ para realizar la necropsia de ley.

Govea se dedicaba a la albañilería desde hace varios años, residía en el sector en compañía de sus familiares, era el penúltimo de diez hermanos.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente