Abatidos cuatro miembros de la banda «El Pala» en Ciudad Ojeda

1360 23 A 1
30 de agosto, 2014 - 4:56 pm
Redacción Diario Qué Pasa

1360 23%20A 1

Foto:Nervin Torres

El líder de la banda huyó en el enfrentamiento. Los abatidos  trabajaban con el expran del retén de Cabimas, Andy Segovia «El Chuky».

Ciudad Ojeda — Una intensa refriega se registró la madrugada de ayer en el municipio Lagunillas entre varios antisociales y funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) subdelegación Ciudad Ojeda, luego de que cerca de las 2:00 de la madrugada de ayer, vecinos de la avenida 61 con carretera N en Ciudad Ojeda, denunciaran a través de la línea telefónica de seguridad 0800-DENUNCIA, la presencia de varios hombres con actitud sospechosa dentro de un vehículo, quienes tenían rato pasando por el lugar.

Inmediatamente, funcionarios de la policía científica realizaron un cerco perimetral, arrojando como resultado el fallecimiento de cuatro individuos tras enfrentarse a la comisión.

Al llegar al sitio, la comisión investigadora fue recibida a tiros cuando los sujetos intentaban huir, suscitándose así el tiroteo.

Puras «joyitas»

El líder de la banda huyó del sitio apenas comenzó el enfrentamiento armado.

Se conoció también que los sujetos trabajaban con el expran del retén de Cabimas, Andy Segovia, alias «El Chuky». Todos pertenecían a la banda «El Pala», dedicada al robo y hurto de vehículos en toda la Costa Oriental del Lago.

Los abatidos quedaron identificados como Néstor Salvador López, Jesús Miguel Taguada, alias «Papi Ruco»; Luis Alberto Roa y Ender Antonio Senill, este último era el segundo al mando del grupo.

La balacera se efectuó exactamente en la vía que conduce hacia el vertedero de basura de la capital lagunillense.

Malas costumbres

«La banda operaba en toda la Costa Oriental del Lago y su modus operandi era ingresar a los estacionamientos de las casas o centros comerciales y sin encenderlos sacaban los vehículos, los llevaban a zonas enmontadas para enfriarlos y luego extorsionaban a los propietarios, solicitándoles cantidades entre 100 y 200 mil bolívares por volver a ver su carro», dijo una fuente policial.

El vehículo en el que se trasladaban los cinco hombres es un  Mitsubishi Lancer de color verde, el cual quedó en el sitio, siendo trasladado hasta la sede policial para iniciar las averiguaciones pertinentes.

En el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalisticas (CICPC)  investigan si la unidad está solicitada por alguna subdelegación.

Sin detalles

Todos los abatidos estaban solicitados por varias subdelegaciones del CICPC por los delitos de robo y hurto de vehículos. Este ha sido un duro golpe para el hampa organizada que opera en la subregión, azotada ferozmente por el delito de robo de carros.

Los cuerpos permanecían en la morgue del Hospital General de Cabimas. Sus familiares se mostraron herméticos ante la prensa.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente