La falta de materia prima tiene angustiados a los sembradores

Plataneros dejaron de sembrar en 4.000 fincas del Zulia por falta de insumos

21 de enero, 2019 - 12:38 pm
Agencia

Los productores del rubro elevaron el precio del peso del plátano de 25.000 bolívares a 120.000 bolívares soberanos. Denunciaron que el Gobierno no los apoya y no pueden comprar la canasta alimentaria con sus salarios.

Zulia- Unas 4.000 unidades de producción agrícola del municipio Francisco Javier Pulgar del estado Zulia, cerca de 80% de las aptas para el cultivo, dejaron de producir ante el alto costo de los insumos agrícolas y la falta de acceso en las empresas estatales, que son responsabilidad del Gobierno nacional. La cifra la aportó Edgar Boscán Arenas, coordinador de la red de productores agrícolas de la jurisdicción, quien estima que los productores de la variedad de plátano hartón gigante, dejaron de cultivar y cosechar durante los últimos dos años ante la acentuada espiral inflacionaria por la que atraviesa el país.

Boscán, quien preside el gremio desde 2008 y donde se adscriben 500 productores con 4.735 hectáreas aptas para cultivos y ganadería, especificó a El Pitazo que, a lo sumo, 1.000 parceleros son quienes se atreven a producir con deficiencias y altos costos, a los que a diario se enfrentan. Afirmó que muchos finqueros cultivan frente a un escenario económico inestable, que socava la rentabilidad efectiva, por lo deben elevar el precio de la pesada de plátano para subsistir, cancelar salarios de obreros y comprar insumos en agrotiendas del sector privado.

El sector primario del gremio platanero, dijo, no mantiene los márgenes de ganancia, “porque apenas venden la cosecha de lo que deben invertir”, según explicó. Durante la tercera semana de enero, a sólo días del anuncio presidencial del aumento del salario mínimo a razón de 18.000 soberanos mensuales, el costo de la pesada de plátanos (unos 300 kilogramos) se elevó de 25.000 a 120.000 bolívares soberanos.

 

Lea también: Omar Prieto durante el foro Venezuela, Escenario Político 2019: “En el Zulia los terroristas más nunca cerraran una calle”

 

Los revendedores del rubro afirmaron sentirse en zozobra permanente, debido a que los carreteros, arrumadores y demás trabajadores de las unidades de producción elevan por cuenta propia la mano de obra. Un carretero cobra hasta 8.000 soberanos diarios por faena. Así lo explicó José Alarcón, quien efectúa la compra y venta del denominado oro verde en la plaza de los plataneros, ubicada en Pueblo Nuevo El Chivo, capital del municipio Francisco Javier Pulgar. Alarcón tiene cuatro hijos y reside en el municipio Alberto Adriani del estado Mérida. Argumentó que la debacle en la productividad y el incremento del producto obedecen al elevado costo de los fungicidas, la no aceptación de los billetes de 2, 5 y 10 del cono monetario vigente, -tanto en los comercios como en los bancos-, aunado al excesivo aumento diario de la canasta alimentaria.

“A los obreros no les alcanza un día de salario ni para un litro de aceite. Acá en Pueblo El Chivo son 500 obreros afectados y unos 20 ‘revendones’, a los que el gobierno debe echarles la mano para controlar el precio de los alimentos y garantizar los insumos como insecticidas para erradicar plagas y enfermedades como hormigas, congolochos y la sigatoca negra”, refirió. Romel Ángel Briceño es arrumador de plátanos, tiene 57 años y reside en el barrio Prado Hermoso. Mantiene dos hijos. La semana posterior al anuncio del nuevo salario decretado por Nicolás Maduro compró el kilogramo de arroz en 2.400 bolívares, la mitad del actual sueldo mínimo en Venezuela (Bs.S 4.500).

Con su jornada del día sólo compró un paquete de arroz y no le alcanza para los cárnicos ni verduras. Con los plátanos que le da en pago el patrono donde labora resuelve desayunos y cenas, sin poder rallar queso como acostumbraban hacerlo en su hogar. “Aquí también el problema es que algunos revendones aumentan el precio y se quieren ganar hasta 40.000 soberanos por pesada sin hacer nada, por eso estamos pidiendo que el gobierno haga algo; aquí joden tanto al conuquero como al camionero”, dijo.

Felipe Urdaneta también produce algunas cuadras de plátano en el sector Pipa Roja, en la parroquia Simón Rodríguez. Él se ve afectado por la crisis y la inflación y debe aumentar sus costos por no tener insumos accesibles a su capacidad financiera. “Tenemos problemas de flujo de efectivo para pagar a los productores y a los trabajadores del campo; lo que producimos es con las uñas de manera silvestre”, objetó.

Desde hace un año y medio atrás no reciben, a través de Agropatria, úrea ni fórmulas completas para mantenimiento y fundación platanera en las parcelas, denunciaron. Requieren herbicidas e insecticidas para rociar con avionetas en sobrevuelos que también elevaron su coste.El municipio posee, según la red de productores, unas 77.000 hectáreas cultivables. A decir de Jesús Arellano, presidente de la empresa municipal Fertilizando la Revolución Platanera CA (Ferreplatca), dependiente de la alcaldía local y quien fue consultado sobre las deficiencias del sector, apuntó que prevén adquirir agroquímicos en convenios con Agropatria y Pequiven. “La idea es que los productores accedan a los distintos bienes y servicios con la compra de fertilizantes, insecticidas, fungicidas, herbicidas y demás artículos para la labor del campo”, manifestó.

Según sus cálculos, en el municipio Francisco Javier Pulgar son 2.800 productores activos y no 1.000 como asegura la Red de Productores Libres y Asociados, debido a que existen cooperativas, asociaciones de campesinos y privados. “Todas estas inquietudes las estamos abordando en un plan de trabajo”, declaró a El Pitazo. Boscán, por su parte, agregó que “hay bachaqueros y militares involucrados y son los que se llenan los bolsillos en medio de la crisis”. A esto le adicionó que el gobernador del Zulia, Omar Prieto, pretende regular el precio del plátano como lo hizo con la carne de res. “Cómo la Gobernación del Zulia pretende ejercer un control de precios si todo está liberado y lo compramos caro”,
cuestionó.

Contó que un litro de herbicida tiene un valor de 100.000 soberanos y eso sólo alcanza para rociar plantas en un cuarto de cuadra. Con cuatro litros abordan hasta una cuadra y un cuarto. “Los precios se elevan cada semana sin que haya controles”, expresó con preocupación. La empresa privada Fersulca vendió la úrea en diciembre a 1.820 bolívares; sin embargo, el mismo saco de 50 kilogramos pasó a 25.000 soberanos a sólo días de las medidas salariales anunciadas por Nicolás Maduro, mientras que la fórmula completa supera los 30.000 bolívares soberanos.

Los plataneros la siguen teniendo difícil para comprar en las redes de distribución del gobierno o que haya controles para su venta, expresó Boscán, quien estima reunirse en Caracas con autoridades del Ministerio de Producción Agrícola para asomar, por enésima vez, sus quejas en busca de soluciones colectivas.

Por: Edwin Urdaneta / El Pitazo

Foto: Agencia

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente