Critican uso de niños y discapacitados en colas en supermercados sureños

1328 3AAAA  JM
29 de julio, 2014 - 1:23 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Carmen Salazar

En la jurisdicción aún no se implementa el sistema biométrico, el cual permitirá controlar las compras. Piden a las autoridades que actúen

San Francisco — Usuarios de los diversos supermercados que hacen vida en el municipio San Francisco se quejan del uso indiscriminado de bebés, menores de edad y discapacitados en las colas para adquirir alimentos.

En la jurisdicción aún no se implementa el sistema biométrico, el cual permitirá controlar las compras a través de un programa digitalizado que evitará de manera considerable la extracción de productos o «bachaqueo» en la zona.

Esta limitante mantiene las afueras de los establecimientos sureños repletos de personas para adquirir productos escasos en el mercado. El cotidiano panorama se hace más deprimente al observar decenas de niños en las interminables colas, con el calor y las precariedades típicas de esta situación.

Los usan a su antojo

Muchos de los compradores aseguran que son utilizados, incluso, por sus mismos padres, quienes al parecer no les importa exponer a los menores al inclemente sol. Además, manifestaron que en estos locales deben hacerse presente funcionarios del Consejo de Protección del Niño, Niña y Adolescente para hacer cumplir las leyes que van en perjuicio de la salud física y psicológica de los pequeños.

María Ocando, asidua compradora de los supermercados de la zona, comentó que a veces observa cómo familias enteras se apuestan en las puertas de los comercios para comprar o mejor dicho, «llevarse todo lo que puedan».

Destacó que se aprovechan de laincapacidad de personas para hablar y caminar, y las llevan en sillas de ruedas para que las pasen de primero. «Ya no hay consciencia ni respeto por el prójimo. Las personas no se limitan cuando de adquirir alimentos se refiere, lo más triste es que la mayoría son ‹bachaqueros› y no padres de familia que en verdad necesitan el producto», refutó Ocando.

Piden a las autoridades locales y a los funcionarios policiales a que le metan la lupa a esta situación que coloca en riesgo la seguridad de los niños y discapacitados, tomando en cuenta que siempre se generan riñas y peleas entre los compradores.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente