Vendedores tomaron calles aledañas al mercado municipal generando caos

¡CONTAGIO LATENTE! Santa Rosalía se convirtió en una extensión de Las Pulgas

29 de mayo, 2020 - 1:14 pm
Juan Luis Urribarrí

Desde tempranas horas de la mañana, un centenar de vendedores informales que tienen prohibido trabajar en Las Pulgas, instalaron mesas improvisadas en la Av. 17 para ofrecer legumbres, hortalizas y frutas, pero también víveres y otros comestibles

Maracaibo – A los alrededores de Santa Rosalía, en el centro de Maracaibo, los han convertido en una extrensión de Las Pulgas debido a la prohibición de expendio en ese mercado, lo que ha generado caos vial, contaminación, desorden y más daño en la ya depauperada y desatendida vialidad de la avenida 17.

Desde tempranas horas de la mañana, un centenar de vendedores informales instalan mesas improvisadas para ofrecer sus productos, en su mayoría legumbres, hortalizas y frutas, pero también víveres y otros comestibles.

Lea también: Omar Prieto anuncia la reapertura de el mercado Las Pulgas

También se instalaron los cambistas informales, que inundan el ambiente con sus gritos de “¡Compro pesos, dólares… Pesos, dólares!”. No faltan los vendedores ambulantes de agua u otras bebidas artesanales.

Cabe destacar que entre los presentes se nota la falta de interés en mantener el distanciamuento social obligatorio de al menos dos metros entre una persona y otra para prevenir el contagio del Covid-19, y que por el contrario prevalece la aglomeración de personas sin el uso del tapaboca.

Según lo denunció Javier Medina, usuario del mercado Santa Rosalía, los buhoneros han invadido espacios dificultando el tránsito vehicular e incluso se apostaron en los accesos al mercado.

Vialidad destruida

La avenida 17 de Maracaibo, desde el sector El Tránsito hasta la esquina Independencia parece una zona de guerra sólo comparable con escenarios propios de Siria o Afganistán, según lo ha denunciado QUÉ PASA en reiteradas oportunidades.

Una fuente de aguas servidas mana su pestilente líquido desde la esquina del antiguo Pingüino y corre por la avenida en sentido hacia el mercado, empozándose en la esquina con la calle 98, justo al frente de la sede de este diario, a donde una deficiente obra de asfaltado de la administración de la exalcaldesa Eveling Trejo de Rosales subió la cota del pavimento, lo que impide que el agua siga su curso hasta el colector de aguas de lluvia.

El constante derrame de aguas negras y la desatención del problema por parte de Hidrolago desde noviembre del año pasado, en el colmo del descuido de sus obligaciones para resolver el problema de la gente, ha generado daños del pavimento de la avenida 17, que actualmente está plagada de huecos, zanjas y desprendimiento del material asfáltico

Siendo la vía que conduce hasta el mercado Santa Rosalía, un expendio de alimentos, las aguas putrefactas se convierten en una amenaza a la salud pública. Cabe recordar que sobre las aceras de la Av. 17 se ubican vendedores de frutas cuyos productos están expuestos a ser salpicados con aguas repletas de heces con el pasar de los carros.

 

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente