En entrevista con Ernesto Villegas

Claudio Fermín: política «Maduro vete ya» es desesperada y no entiende la realidad

13 de septiembre, 2020 - 6:11 pm
Agencias

“El Bolívar no vale nada, la erosión de la capacidad adquisitiva ha sido tremenda (…) la conflictividad es muy pesada”, expresó Fermín

A juicio del dirigente del partido de oposición Soluciones para Venezuela y aspirante a diputado a la Asamblea Nacional, comicios convocados para el venidero 6 de diciembre, Claudio Fermín, la política “Maduro vete ya” expresa un grado de desesperación, hartazgo y cansancio que le ha traído consecuencias muy desfavorables al pueblo venezolano, al tiempo que no pisa la realidad.

“El Bolívar no vale nada, la erosión de la capacidad adquisitiva ha sido tremenda (…) la conflictividad es muy pesada”, expresó este domingo el sociólogo, exalcalde de Caracas y excandidato presidencial durante su participación en el programa “Aquí con Ernesto Villegas“, conducido por el periodista y ministro del Poder Popular para la Cultura, Ernesto Villegas.

Lea también: Claudio Fermín: no conocía las graves denuncias sobre Acosta Carlez

Señaló que aunque califica a las políticas económicas del Gobierno Bolivariano como sesgadas y de poca capacidad de autocrítica, reconoce en los últimos siete años el presidente Nicolás Maduro ha tenido una mayor capacidad de rectificación y enmienda de la que se evidenció en los primeros catorce años de Gobierno chavista.

Argumentó que esto se demuestra en la difícil tarea que tuvo que asumir el Jefe de Estado para convencer a sus seguidores de la necesidad de eliminar el control de cambio, así como también en el tema de las expropiaciones que a su juicio eran un disparate. “Maduro no ha hecho ni una sola expropiación en siete años”, enfatizó.

A sus 70 años de edad y con una carrera política reconocida, el dirigente opositor sostuvo que la falta de realidad de la política “Maduro vete ya” se fundamenta en que el presidente Maduro fue electo por el pueblo venezolano. “Hubo millones que votaron por él y también es que hubo millones que no votaron, pero en nuestro país los que deciden no son los que se ausentan, sino los que se hacen presentes en la mesa de votación“, justificó.

Fermín añadió que ni la Constitución ni las leyes venezolanas establecen que debe haber un número mínimo de votos para que la persona electa esté en ejercicio. “En Venezuela, la Constitución, las leyes y la tradición política que también vale, lo que determina es que quien tenga la mayoría de votos, un voto más de todo ese universo de quienes votan es el que gana, y el presidente Maduro ganó las elecciones de mayo del 18. Yo no tengo nada que cuestionar”.

Llamó a los sectores de oposición a realizar un acto de realismo político y madurez cívica para reconocer que Maduro es el Presidente en funciones, al tiempo que calificó de irracional y un mal ejemplo a quienes lo llaman usurpador.

“Es una posición fantasiosa hacerle creer al país que los venezolanos influyen si no votan (…) la abstención es una de las mayores negaciones de los Derechos Humanos ((DDHH)”, reiteró el candidato a diputado.

 

Potencias se han “encompinchado” con una élite política antivenezolanista para agredir al pueblo

“Una de las travesías más difíciles que estamos teniendo y que vamos a tener es este proceso de conspiración internacional contra Venezuela”, aseveró Fermín.

 

Aseguró que para ese plan, las potencias se han “encompinchado” con una élite política antivenezolanista que pide que a Venezuela no se le compre petróleo, que reclaman que no haya financiamiento de las multilaterales para el país, como si eso fuese una solicitud del pueblo venezolano, que se aísle a Venezuela en el transporte aéreo y marítimo a solicitud de unas personas que nacieron en esta tierra pero que están entregados a potencias extranjeras y hoy impiden que vengan navíos y tanqueros con gasolina al país, ante lo que calificó como la incapacidad de producir combustible después de una centena de años explotando el petróleo.

Fermín sostiene que el bloqueo económico, mal llamadas sanciones, es a su juicio, en primera instancia, una negación de la soberanía nacional: “Eso de pretender que fuera de nuestras fronteras se decida nuestra suerte, que tribunales extraños a nuestro país juzgue a nuestra gente y que en escenarios distintos se decida nuestra futuro es una negación de todo el amor a nuestro país”.

No obstante, consideró que la mayoría de los venezolanos poseen un sentimiento nacionalista alejado de estas pretensiones, más allá de su ideología política. Sin embargo, alertó que la cultura de la polarización ha hecho creer que los patriotas están solo del lado de la Revolución. “Yo soy un patriota, yo defiendo la soberanía de mi país. Venezuela va primero que cualquiera otra consideración partidista o sectaria. La mayoría de los venezolanos somos patriotas”.

Hay gente que ya tiene callos en las rodillas de tanto pedirle a Trump que nos intervenga

El sociólogo, exalcalde de Caracas y excandidato presidencial reiteró que voceros como María Corina, Ledezma, Julio Borges o Vecchio, usan la cultura de la polarización para imponerse, “pero ya tienen callos en las rodillas de tanto pedirle a Trump que nos intervenga en reuniones en el Pentágono o el Comando Sur”. No obstante, los calificó como unas minorías.

“Eso les hace sentir orgullosos. Hay políticos que creen que su superior es Marco Rubio”, repudió al calificarlos como una élite microscópica que la cultura polarizadora los coloca en el centro de atención.

Protestó la polarización ya que a su juicio la confrontación extrema es un mecanismo de segregación que invisibiliza a la mayoría del país y pone de relieve a los más ruidosos por ofrecer sangre y confrontación.

Fermín percibe que el pueblo venezolano está indignado con el bloqueo por lo que asegura que la nueva Asamblea Nacional, que se elija el próximo 6 de diciembre, debe dar un giro de 180 grados, porque “esta AN que hemos tenido en los últimos años que entregó a Citgo, que entregó el oro de las reservas de Venezuela, que entregó el Patrimonio venezolano para las cuentas de la Reserva Federal, que entregó a Monómeros y la soberanía nacional, el país necesita una nueva Asamblea Nacional que salga a luchar en cada rincón del plantea el cese del bloqueo para que Venezuela pueda salir de este desastre económico que tenemos”, añadió.

Añadió que a quien le toque presidir el nuevo Parlamento tiene un reto extraordinario, le toca “demostrar que en ese escenario los venezolanos podemos aproximarnos, que en ese escenario se puede escuchar a los transportistas, a los universitarios, a los agricultores, académicos, buhoneros, a los de la tercera edad. Que en ese escenario, independientemente de que su partido tenga 80 diputados o tenga cuatro, cada diputado representa una región, representa una reivindicación”.

“Yo hago votos, destacó, para que quienes presidan esa Asamblea en el próximo periodo y ojalá sea una presidencia larga, sea para llegar a acuerdos, a entendimientos, porque esa Asamblea sea nacionalista y patriota, que haga una labor que realmente eficiente, que derrumbe el bloqueo económico, que le demuestre al mundo que los venezolanos protestamos contra eso, no el gobierno ni la oposición, y hago votos por una AN que haga contraloría social, que demuestre que lo más normal del mundo es citar a un ministro para que le rinda cuentas a los representante del pueblo, no para humillarlo”.

Fermín también aspira que la nueva Asamblea sea el escenario del diálogo, “si nosotros hubiéramos tenido una cultura parlamentaria de entendimiento, de confraternidad, de venezolanismo y de patriotismo no hubiesen hecho falta las mesas de diálogo, porque el escenario natural de diálogo es el parlamento, ¡pero en Venezuela no!”, más se ha convertido en una gallera, así que para quien vaya a presidir esa instancia y si le tocara a él se comprometió a demostrar que “los venezolanos unidos por encima de nuestra diferencias podemos hacer que el país salga adelante”.

 

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente