Por fin «prematuro» del «Simón Bolívar»

Satélite de EE.UU. mantiene al aire a medios estatales de Venezuela

Satélite
27 de marzo, 2020 - 12:01 pm
Agencias

El satélite VeneSat-1, lanzado el 29 de octubre de 2008 para los servicios de comunicaciones de Venezuela, quedó fuera de su órbita, por lo que, se encuentra inoperativo; según informó el Ministerio del Poder Popular para la Ciencia y Tecnología

Caracas – Casi todos los servicios de televisión y radio que funcionaban con el satélite VeneSat-1, mejor conocido como satélite «Simón Bolívar», fueron transferidos el pasado martes 24 de marzo al satélite norteamericano Intelsat-14, como medida del gobierno de Nicolás Maduro tras la “muerte prematura” de su nave insignia, reseña una nota de Actualy.es.

El satélite VeneSat-1, lanzado el 29 de octubre de 2008 para los servicios de comunicaciones de Venezuela, quedó fuera de su órbita, por lo que, se encuentra inoperativo; según informó el Ministerio del Poder Popular para la Ciencia y Tecnología (Mincyt) el pasado miércoles 25.

Lea también: Satélite Simón Bolívar no prestará servicio por falla

«Debido a una falla, el Satélite Simón Bolívar no continuará prestando servicios de telecomunicaciones», refiere un comunicado de prensa.

De igual forma, señalan que se encuentran trabajando en la activación de los servicios prioritarios.

Según la Agencia Bolivariana para Actividades Espaciales, el aparato brindaba servicios de televisión satelital, acceso a Internet y soporte de la telefonía móvil celular del Estado.

El pasado 13 de marzo, usuarios de televisión digital abierta (TDA) informaron que la señal estaba fallando, presentaba intermitencias, momentos en negro o con las tradicionales barras coloridas que suelen aparecer en los receptores de TV cuando las emisiones regulares son interrumpidas.

La empresa ExoAnalytic Solutions, con sede en California, Estados Unidos, que opera una red de telescopios de rastreo de satélites y escombros espaciales, había detectado un “significativo cambio de órbita” en el VeneSat-1.

El satélite había abandonado su posición a 78 grados Oeste, declaró al medio especializado SpaceNews.com, Bill Therien, vicepresidente de ingeniería de ExoAnalytic.

“Aproximadamente tres horas después, el satélite realizó otra maniobra que lo hizo caer hacia el oeste”, añadió.

El mismo viernes 13, el gobierno de Nicolás Maduro informó que “por razones técnicas estamos presentando dificultades para el transporte de señal de radio y televisión abierta hacia en el interior del país… Redoblamos esfuerzos para garantizar la normalización del servicio en las próximas horas”.

Pero no fue identificado el problema, ni fue mencionado explícitamente el tipo de transporte de señales que se encontraba en observación, si era analógica o digital.

Mudanza desesperada de satélite

En la escaleta del “Simón Bolívar” figuran decenas de estaciones de radio y televisión y proveedores de servicios de banda ancha, aunque jamás logró colmar ni de lejos su capacidad instalada.

En televisión existen estaciones internacionales. En Internet de banda ancha (Cantv Satelital) están los servicios prestados a los sectores de Salud, Militar, Educación, CNE, Seguridad, Centros Comunales, Administración Pública, entre otros.

En el proceso de transferencia de carga al satélite Intelsat 14, que opera en la posición orbital 48° W, han sido dejados de lado todos los servicios de Internet que usaban la banda Ku, una de las características del Venesat 1.

Ha sido contratada, no se sabe a qué precio, la frecuencia de 4060 MHz en la banca C. Sin embargo, no cursan en el sobrevenido anfitrión la totalidad de las estaciones de radio y TV que estaban en el occiso aparato sideral.

A las 13:13 del 24 de marzo (hora estándar del este) fue reportada la incorporación de la carga al Intelsat 14, según señala el medio Portaleds.com.

El paquete de servicios fue contratado por el Sistema Bolivariano de Comunicación e Información (SiBCI), el conglomerado de medios estatales bajo el cual el Ejecutivo madurista gestiona los servicios públicos de radio, televisión, rotativos y multimedios, adscritos al Ministerio para la Comunicación y la Información, dirigido por Jorge Rodríguez.

Entre las estaciones de televisión están VTV, Tves, Telesur y Vive TV.

En radio aparecen siete canales de Radio Nacional de Venezuela, Radio del Sur, YVKE Mundial, Miraflores 95.5 FM, Tiuna 101.9 FM, Corazón Llanero y la frecuencia confiscada a la Asamblea Nacional.

Desaparecen Telesur (en inglés), Cubavisión, RT (Rusia), CGTN (China), TNU (Uruguay) y una remesa de canales de libre acceso que hacían bulto en la programación del “Simón”.

VeneSat-1

El Simón Bolívar es el primero de dos satélites desarrollados por Venezuela en cooperación con China.

El segundo se lanzó en septiembre de 2012 y recibió el nombre de Francisco de Miranda.

Según fuentes cercanas al asunto, el VeneSat 1 debía funcionar perfectamente hasta 2024, pero ha sucumbido 3 años y 7 meses antes de su fecha de caducidad.

Venesat 1, de fabricación china a un costo superior a los 400 millones de dólares, fue lanzado al espacio en 2008 y entró en operación tres meses después en la órbita 78 grados Oeste.

El proveedor Corporación Industrial China Gran Muralla había garantizado rendimiento continuo durante 15 años para servicios venezolanos de radio, televisión y datos de banda ancha, pero un fallo de origen, advertido por expertos a las autoridades de Conatel y Cantv redujo en poco más de 20% su vida útil.

Este hecho dejaría «al garete» a los usuarios de televisión digital abierta, que no saben cómo reapuntar sus antenas parabólicas, lo que obligaría a Cantv de sincronizar millones de antenas con la nueva posición orbital; según señala el medio Actualy.es.

VeneSat-2

Desde hace dos años el gobierno venezolano ha estado amagando con la firma de un nuevo convenio con los chinos para la fabricación de un satélite sustituto, al que llamarán Guaicaipuro (Venesat 2).

En noviembre de 2018 anunciaron que habían “definido la ruta” para el lanzamiento, luego de una visita presidencial a China en la que se reunieron con Liu Qiang, presidente de la Corporación Industrial China Gran Muralla, fabricante de los tres satélites venezolanos (Bolívar, Miranda y Sucre).

«Vamos a firmar pronto, en los próximos días, el contrato», dijo Maduro al regresar a Caracas.

El Venesat 1 ha muerto y el Venesat 2 aún es intención. Los satélites de comunicaciones geoestacionarios generalmente demoran entre dos y tres años en ser construidos.

Y tampoco se sabe con precisión si el alquiler de una porción importante de la capacidad de un satélite perteneciente y operado por una empresa estadounidense (Intelsat), está exonerado de las sanciones económicas de Trump.

Palabras clave

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente