En Venezuela el consentimiento sexual lejos de discutirse, se da por sentado

La edad para el consentimiento sexual valido en Venezuela es de 12 años… de locos

Consentimiento
20 de febrero, 2020 - 1:33 pm
A. Carrillo/ A. Domínguez

Aunque en muchos países está fijada expresamente una edad de consentimiento sexual, la leyes venezolanas solo estipulan la edad en la que un niño deja de serlo y es considerado un adolescente. Por lo que se asume que apenas a los 12 años, en Venezuela, un niño puede decidir sobre su sexualidad

Maracaibo- En líneas generales el consentimiento sexual trata de participar activamente en prácticas sexuales con cualquier otra persona.

Consensuar alguna actividad sexual requiere responsabilidad y madurez, por lo que en algunos países existen leyes que establecen quiénes pueden consentir y quiénes no.

Así como existen legislaciones que dictan que una persona ebria, drogada o inconsciente no puede consentir, también existen leyes que protegen a los menores de edad contra la presión que puedan sufrir para tener relaciones sexuales con una persona mucho mayor que ellos.

En muchos países de América la edad de consentimiento sexual está fija de los 12 años en adelante y, por su parte, en los países europeos se establece desde los 14 años en adelante. Sin embargo, en Venezuela el consentimiento sexual es un fenómeno que, más que discutirse, se da por sentado.

Vacío Legal

Las leyes venezolanas imputan de responsabilidad penal a cualquier adulto que haya mantenido algún tipo de acto sexual con un niño o niña, entonces es considerado abuso sexual, pero no se establece una edad exacta para el consentimiento sexual valido.

La Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes (Lopnna), en el artículo 259, castiga cualquier tipo de contacto sexual con infantes, en cualquier circunstancia, sea consensuado o no; porque en la legislación del país un niño carece de la madurez necesaria para tomar una decisión de tal envergadura.

Según el abogado Héctor Peñaranda en una entrevista a QUÉ PASA, en legislación de Venezuela “se establece la capacidad progresiva, donde se considera que a mayor edad, mayor madurez; aunque la capacidad plena se adquiere a los 18 años”.

Héctor

Héctor Peñaranda, abogado y juez especialista en protección de niños y adolescentes.

Esto evidencia que los menores de edad cuando se les considera “niños” no tienen la capacidad legal para consensuar alguna práctica sexual. Pero en ley no se fija una edad exacta de consentimiento.

“La edad de consentimiento sexual en Venezuela es a partir de 12 años, puesto que la Lopnna en su artículo 2, identifica como niño o niña a toda persona menor de 12 años de edad, y como adolescente de 12 y menos de 18”, indicó Peñaranda, quien ejerció como juez de protección del niño y adolescente.

El abogado manifestó que se castiga el contacto sexual con adolescente, “siempre y cuando sea contra su consentimiento”.

A este análisis se le sumó la abogado, Daniela Khijahdjabas, al afirmar que si bien no hay una norma específica que libere de responsabilidad al sujeto que mantenga una relación sexual con un adolescente de 13 años, este puede no tener carga penal si el joven declara que consintió el acto.

“Al momento de colocar la denuncia pertinente si el adolescente afectado declara que consintió el acto sexual se exime de responsabilidad penal al adulto (…) porque uno de los principales requisitos para que exista violación es que no haya consentimiento de las partes”, resaltó la abogado.

Daniela Khijahdjabas señaló que no hay una ley específica que establezca una edad exacta para el consentimiento sexual, pero aseveró que “es importante acotar que todo acto sexual cometido contra personas menores de 12 años es penado según lo establecido en la legislación venezolana”.

Lea también: Autoridades de LUZ acudieron a la Fiscalía del Ministerio Público

Punto de vista médico

Aunque legalmente una adolescente puede consentir realizar algún tipo de actividad sexual, porque ya ha obtenido madurez para decidir; debemos preguntar, y ese es el propósito de este trabajo, si ¿para un menor de 12 años es biológica y mentalmente sano comenzar una vida sexual?

Para el especialista en ginecología, Ítalo Avendaño, después de la primera menstruación, un adolescente puede tener relaciones sexuales, incluso, podría salir embarazada porque a esa edad ya funciona la liberación de óvulos para ser fecundado”.

“A los 12 años se empieza a liberar estrógeno, se hace cintura más pequeña, se aumentan las caderas. Todas esas cosas empiezan a producirse en ese tiempo por la influencia hormonal y hacen a los adolescente más proclives a tener relaciones sexuales”, expresó Avendaño.

Doctor

Doctor Ítalo Avendaño, especialista en ginecología y obstetricia.

El ginecólogo destacó que hay niñas que se desarrollan a los nueve años y que para esa edad ya se empiezan a liberar hormonas, “lo que genera una influencia en los deseos de la adolescente”.

Avendaño dijo que a los 12 una adolescente pudiera comenzar a tener relaciones sexuales con normalidad y que también puede salir embarazada porque ya su cuerpo empieza a generar hormonas, sin embargo, aseguró no es recomendable.

“Desde el punto de vista fisiológico, el cuerpo de una niña no está bien desarrollado, porque una niña que tenga doce o trece años y este embarazada tiene un útero bastante pequeño para ser gestado. Igual si puede quedar embarazada, pero no debe”, apuntó el doctor.

En concordancia con Avendaño, la doctora María Gracia Rincón; expresó que no es corrector para una adolescente comenzar su vida sexual a tan temprana edad.

“Biológicamente después de los 19 años es la edad idónea, porque antes de esa edad, médicamente siguen siendo adolescentes tardíos”, ratificó Rincón, quien es especialista en ginecología.

La ginecóloga agregó que para una joven después de los 12 y antes de los 19 años, es generalmente riesgoso mantener algún contacto sexual, porque «hay más riesgo de contraer alguna enfermedad de transmisión sexual”.

“De que podría tener relaciones lo hace, porque se han visto casos, pero una joven antes de los 19 años no está lista para el acto sexual”, recalcó.

A juicio de los doctores, no se trata de un tema solo biológico sino también psicológico y de madurez emocional. Aquí esta el quick del asunto, según María Garcia Rincón, comúnmente estas adolescentes que ya han tenido relaciones sexuales no tienen el cuidado necesario.

Doctora

María Gracia Rincón, jefa de residentes ginecobstetricia del Hospital General de Cabimas Adolfo D´empaire.

“Normalmente se ve en sala de parto adolescente pero de que estas asistan a una consulta ginecológica porque ya han comenzado a mantener relaciones, no he tenido casos. Porque lo ocultan de sus padres y eso genera muchos riesgos”, agregó.

Al contrario de Rincón, Ítalo Avendaño señaló que si la adolescente no sale embarazada, “no hay riesgo alguno”. “No sucede nada, si no queda embarazada, al contrario, le va a gustar, porque es algo placentero y va a querer más y en esa época las hormonas tienen una concentración alta que te estimula mucho más”, puntualizó Avendaño.

Pero ambos doctores coincidieron en que si a los catorce años se piensa tener relación sexual se puede considerar tomar anticonceptivos, “siempre y cuando” sea bajo la suscripción médica necesaria. Decisiones que requieren madurez que a los 12 años, ciertamente no se tiene.

Punto de vista psicológico

En relación sobre lo mencionado por el doctor Ítalo Avendaño, la psicóloga Laura Gamboa, comentó que según investigaciones las niñas se desarrollan entre los 10 y 11 años, lo que marca una cierta descarga hormonal, pero que en la cultura venezolana ocurre que los adolescentes tienen un “despertar sexual relativamente temprano”.

“El desarrollo en la niñas marca un cierto interés hacia lo sexual, este desarrollo las va preparando para la sexualidad pero por regla general eso no acompaña el crecimiento psicológico en cuanto a la responsabilidad y la capacidad de decidir su vida”, explicó.

La psicóloga expresó que paralelo a lo mencionado existe una estimulación social hacia lo relacionado con la sexualidad.

“Es una manipulación terrible y mediática, son muchachos que yo los llamo reguetoneados, muchachos que están estimulados para acceder a la sexualidad de una manera temprana e irresponsable”, dijo Gamboa, quien es decana de la facultad de psicología de la Universidad Rafael Urdaneta (URU), (pidió que se aclarara que en sus declaraciones son a título personal y que no habla en nombre de la universidad).

A juicio de Laura Gamboa, son muchachos que ven el sexo de una manera distorsionada. “Son jóvenes que aún sin conocer su cuerpo no tienen las competencias psicológicas para poder acceder a la sexualidad porque están sobre estimulados”, puntualizó.

El tabú de la sexualidad

Gamboa dijo que no es concebible que se le pregunte a un adolescente si estuvo de acuerdo o no en mantener relaciones sexuales con otra persona (recuerden que estamos hablando de jovenes de apenas más de 12 años), cuando en las escuelas y hogares venezolanos la sexualidad aún es considerada un tabú.

“Hay que decirlo, en las escuelas y en los hogares hay una deficiencia importante en la educación sexual, entonces los muchachos acceden a la sexualidad de una manera muy inadecuada, por eso, como es que a esos jóvenes le vamos a preguntar si estuvieron de acuerdo o no”, manifestó.

La psicóloga aclaró que la escuela es un segundo momento cuando los padres de un joven tienen muchas limitaciones en la capacidad para hablar de la sexualidad.

“Parte de la educación implica hablar sobre el tema pero muchas veces nos encontramos con padres que no tienen tiempo para hablar con sus hijos, padres tímidos con respecto a la sexualidad o padres que hablan del tema de una manera muy irresponsable”, planteó.

Al respecto de este tema, los doctores Ítalo Avendaño y María Gracia Rincón agregaron que por esto no es aceptable que un adolecente mantenga relaciones sexuales porque “la mayoría de los casos ni siquiera los padres están al tanto de la situación de su hijos”.

“Muchos adolescente no se los comentan a su padres por miedo y muy pocas llegan al consultorio por una consulta ginecológica. Hay muchos casos en donde atendemos pacientes menores de 18 años porque están embarazadas”, apuntó la ginecólogo María Gracia Rincón.

Por otra parte, Laura Gamboa, expresó que a su pensar la edad de consentimiento sexual debe estar por encima de los 16 años. “A esa edad el niño ha consolidado un pensamiento que le permite determinar las causas, efectos y comprenden mejor la realidad”, dijo.

Y destacó que a esa edad los jóvenes pudieran tener más claridad de conocimiento sobre su cuerpo. “A esa edad es que ellos tienen la madurez necesaria para empezar a preguntarse si están de acuerdo o no. No podemos estar de acuerdo con que un niño decida si estuvo de acuerdo o no”, agregó.

Laura

Laura Gamboa, psicóloga y directora de la facultad de psicología de URU.

Al no tener todavía la madurez mental necesaria para consentir el acto sexual, los adolescentes de 12 años en adelante, pese a que ya no son considerados niños, aún pueden verse manipulados por cualquier otra persona para consumar la relación sexual.

“La persuasión viene de la cultura también. Ellos pueden llegar a considerar que está bien acceder o tener contacto sexual con alguien sin ser responsables porque no tienen bien claro la reacción causa y efecto”, resaltó.
Sumado a esto, según los abogados consultados por este rotativo, en el derecho también es considerado una forma de abuso sexual la persuasión o el engaño.

“El abuso sexual supone la imposición de comportamientos de contenido sexual, que pueden abarcar contacto sexual o ausencia de contacto directo como el exhibicionismo (…), así como la utilización o manipulación para la producción de material visual de contenido sexual por parte de una persona, todo bajo la presión de un adulto u otro menor de edad realizado en un contexto de desigualdad de poder”, aseveró Héctor Peñaranda, abogado especialista en protección de niños, niñas y adolescentes.

Por su parte, la psicologo Laura Gamboa recalcó que la experiencia psicológica de un joven que tuvo relaciones sexuales consentidas, en la adultez llegan a sufrir mucho como consecuencia de haber experimentado tal responsabilidad a tan temprana edad.

“Los niños que tenemos dentro de nosotros siguen sufriendo y, sufren porque su iniciación sexual fue muy temprana. No se debe pensar que una persona de 12 o 15 años está consciente de lo que en realidad está pasando. Humanamente como adultos no podemos decir que esa decisión del joven fue responsable”, dijo.

“Los niños que tenemos dentro de nosotros siguen sufriendo y sufren porque su iniciación sexual fue muy temprana. No se puede pensar que una persona de 12 o 15 años está consciente de lo que en realidad está pasando. Humanamente como adultos no podemos decir que esa decisión del joven fue responsable”, manifestó.

Lea también: Presidente Maduro anunció medidas para la defensa del sector petrolero en Venezuela (+Video)

Indicio de algún trastorno

Pero la realidad es muy común que muchos adultos tengan deseos o quieran tener el derecho de estar con una adolescente o joven menor de 18 años.

Sin embargo, a juicio de la psicólogo, una persona que se fije en una joven tiene algún problema de autoestima, porque busca a alguien demasiado inocente. “Porque no busca un compañero de igual a igual, y eso más que una patología es un déficit en la personalidad”, ratificó.

Pero Gamboa, aseveró que eso solo sería en el caso que un hombre adulto se enamore de una joven mucho menor que él y que existen situaciones donde si hay patologías que más hay de los problemas de autoestima que pueda tener, “hay un problema importante en esa persona que se debe revisar con un psicólogo”.

“La persona podría tener una patología que todos conocemos, que se llama pedofilia”, agregó. Para la psicóloga más que amor es un deseo de una persona de moldear a su gusto a una menor porque está más vulnerable, “esto tarde o temprano termina en maltrato”, recalcó.

“Si alguien tiene una relación especial con un joven y la diferencia es muy grande seguramente no es amor. Si es amor, es un amor muy inmaduro, porque si yo soy un adulto ¿Por qué me tengo que meter con un adolescente?”, cuestionó Gamboa.

Para la decana, psicológicamente no tiene sentido que un adulto sienta un afecto más profundo hacia alguien que es mucho menor que él. “Es un funcionamiento muy infantil el que hace que un hombre se enamore de un menor, es absolutamente inadecuado”, acotó la psicólogo.

Edad adecuada

¿Entonces a qué edad se debería establecer el consentimiento sexual? Para Laura Gamboa, el consentimiento sexual se debería fijar de los 16 años en adelante pero que para precisar una edad correcta se tienen que tomar en consideración múltiples factores.

“Yo lo pensé mucho y me parece que 16 en adelante es una edad adecuada, cuando el adolescente salga del bachillerato, que haya tenido oportunidad de tener un recurso para orientarse que su procesamiento mental sea completo”, opinó.

Consentimiento

Foto: Archivo

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente