Al ritmo de los blocos (comparsas)

Millones de brasileños bailaron tras las comparsas en el primer día de carnaval (+Fotos)

653b145cca644873b862df4dc3027bc3
3 de marzo, 2019 - 11:06 am
Andrea González

Millones de brasileños y turistas bailaron este sábado en las calles de las principales ciudades de Brasil al ritmo de los blocos (comparsas), en el primer día oficial del carnaval de este año, sin importarles la lluvia que insistió con aguar la fiesta en ciudades como Río de Janeiro.

El bloco Cordao da Bola Preta, que desfiló por las calles del centro de Río de Janeiro, atrajo a la mayoría de personas y Galo da Madrugada, animó una fiesta de nueve horas en el centro histórico de Recife.

Estos dos blocos se disputan en el libro Guinnes el título de mayor comparsa carnavalesca del mundo y tradicionalmente desfilan el sábado de carnaval.

Pese a la lluvia, aunque fina, que prácticamente no cesó en todo el día en Río de Janeiro, el Cordao da Bola Preta congregó a cerca de 1,5 millones de personas en un desfile que comenzó en la mañana de este sábado en la céntrica Plaza Quince y concluyó casi seis horas después en la avenida Presidente Antonio Carlos.

Las estaciones del metro vecinas al desfile se convirtieron durante todo el día en pasadizo para miles de personas que se unían a la fiesta y para las que se despedían agotadas por el cansancio y el alcohol.

El Galo de Madrugada, por su parte, reunió cerca de 2 millones de personas para un desfile de poco más de nueve horas que contó con 30 “tríos eléctricos”, como son conocidos los camiones equipados con potentes equipos de altavoces y con plataformas para transportar orquestas enteras.

En el primer carnaval en Brasil tras la tipificación del acoso sexual como crimen, las dos gigantescas comparsas transmitieron mensajes de respeto a la mujer.

“Diviértanse, besen en la boca, hagan el amor, pero no olviden el preservativo. Sean felices pero, por encima de todo, respeten a las mujeres y no olviden que cuando ellas dicen no, significa que no”, aseguró el director de Bola Preta, Pedro Ernesto Marinho, desde el alto del camión que encabezó el desfile número 101 de este bloco.

Según sitios de noticias especializados en carnaval, al menos 5 millones de personas disfrutaron los blocos que desfilaron el primer día del carnaval en Río de Janeiro, Sao Paulo, Recife y Belo Horizonte.

Tan sólo en Río de Janeiro estaban previstos los desfiles de 70 blocos este sábado.

Los blocos varían desde las pequeñas bandas de barrio que salen por las calles tocando para diversión de vecinos que usan todo tipo de disfraces hasta las grandes comparsas que usan más de un trío eléctrico y cuentan con orquestas de percusión con decenas de músicos.

Estas comparsas garantizan la diversión gratuita para cualquiera que quiera seguirlos por la calle, a diferencia de las lujosas escuelas de samba, que desfilan en recintos cerrados para los que hay que pagar entradas.

El desfile de las escuelas de samba del llamado Grupo Especial de Río de Janeiro, que comienza el domingo en el sambódromo carioca, es considerado el mayor espectáculo del mundo al aire libre y la principal atracción del carnaval en Brasil.

Pese a que el carnaval es la mayor fiesta en la que los brasileños olvidan sus problemas, en los desfiles de los blocos no faltaron disfraces y alegorías para recordar las grandes tragedias, males y diferencias sociales del país.

En todo el país abundaron disfraces de naranjas (como se conoce en Brasil a los testaferros), en referencia a un escándalo de corrupción que salpica a familiares y aliados del presidente brasileño, Jair Bolsonaro.

En Belo Horizonte, en el desfile del bloco “Entao, Brilha”, fueron comunes las alusiones a la reciente tragedia de Brumadinho, en la que el colapso de una represa de residuos mineros dejó cerca de 180 muertos y 130 desaparecidos.

Y algunos blocos aprovecharon para recordar a Mareille Franco, la concejala de Río de Janeiro asesinada hace un año y que se destacó como defensora de los derechos humanos, principalmente de las mujeres, negras y lesbianas como ella.

Tal fue el caso del bloco “Amigos del Jaguar”, en el que 200 personas desfilaron cargando placas con el nombre de la concejala tras comenzar la fiesta con un minuto de silencio en su homenaje.

“Somos un bloco de muchas mujeres y de negros, y traer la representatividad para el desfile es algo muy importante para nosotros”, explicó una de las directoras de la comparsa.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente