La desidia consume al hipismo zuliano

1525 A Agencias 01
18 de febrero, 2015 - 4:44 pm
Redacción Diario Qué Pasa

1525 A Agencias 01

El hipódromo pudiera abrir nuevamente en los próximos dos meses

Foto: Agencias

A tres semanas de haberse realizado un tercer examen para determinar si aumentó el número de ejemplares pura sangre infectados por el virus de la fiebre equina, conocida también con fiebre aftosa y la «enfermedad del burro», nada se sabe sobre el destino de un hipismo que desde su nacimiento, solo ha sabido enfrentar y vencer todos los problemas que a propósito o fortuitos se le han presentado.

QUÉ PASA ha tratado inútilmente de conectarse con gente del  hipódromo de Santa Rita y ha sido imposible, pues ni los teléfonos parecieran funcionar. El departamento de prensa, que debía asumir una responsabilida mayor, en virtud de lo que significa que el brote se extienda, no da señales de vida y se supone que no existe en realidad como vocero del hipódromo.

Sin embargo QUÉ PASA,  logró conversar con caballerizos que pidieron no ser identificados porque son los únicos que están asistiendo a su trabajo y eso les puede causar problemas con las autoridades hípicas.

«Llegamos a las seis de la mañana, damos de comer a los ejemplares, les ponemos su alimento y agua y el bus se regresa de inmediato a Maracaibo, es decir atendemos lo suficiente como para que el caballo no pase más penurias».

Contaron que ante la situación la ración alimentaria de los animales es reducida, en virtud de que no realizan ejercicios, no son sacados a la cancha, y eso les puede causar cólicos que en la mayoría de casos resultan fatales.

La situación es tan extraña que los entrenadores solo van a llevar el alimento para los caballos, pero no dicen nada sobre la situación que viven.

«En la práctica el hipódromo no existe y se ha convertido en un tremendo elefante blanco, en un pueblo fantasma prácticamente. Sabemos que hay un director, pero el problema como que no reviste seriedad porque nunca ha visitado las caballerizas desde que se detectó la fiebre equina».

A los propietarios, quienes tampoco han dado un paso al frente, les adeudan premios desde noviembre, ese atraso por parte del INH perjudica el mejor vivir a todo el entorno del caballo, llámese entrenador, capataz o caballerizo.

El rumor más consistentes es que pudiera abrirse de nuevo el hipódromo en dos meses y que cuando eso suceda, los propietarios se llevarán sus caballos para el hipódromo de Valencia.

Mientras tanto, la incertidumbre es mayor y no hay nadie que diga la realidad de la seria situación por la que atraviesa la hípica zuliana.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente