Golovkin sumó otro nocaut

5 de noviembre, 2013 - 7:46 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Agencias

El campeón de origen kazajo del peso mediano de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), reafirmó en la noche del sábado la condición de ser uno de los mejores «libra por libra» en el boxeo rentado, al derrotar por nocaut técnico al final del octavo asalto a Stevens en un choque celebrado en el Theater del Madison Square Garden de Nueva York. Un potente gancho de izquierda de Golovkin dejó de espaldas en la lona a Stevens en el segundo asalto lo que marcó el inicio de su lenta retirada.

El trabajo táctico del «GGG» que atacó con maestría al cuerpo y a la cabeza de su rival, durante los restantes seis asaltos, fue suficiente para que la esquina de Stevens decidiera no salir a combatir al cierre del octavo. Golovkin, que a principios de 2013 superó en una sangrienta batalla a Gabriel Rosado en el mismo escenario, lanzó un total de 794 golpes versus 190 de Stevens en los ochos asaltos.

Unos 235 —llenos de poder— llegaron directo a la cabeza de Stevens. Otros 58 aterrizaron en el cuerpo. Stevens, que bajó a las 160 libras para enfrentar a Golovkin, se convirtió en la decimoquinto rival que el ruso vence por nocaut de forma seguida.

También fue su cuarto triunfo en el 2013. «Yo respeto a todos los boxeadores. Este es mi deporte. Pero mi plan era boxear. Mi entrenador (Abel Sánchez) me dijo que no quería una pelea callejera y eso hice», expresó Golovkin tras la victoria que lo hizo mejorar su marca a 28-0 y 25 nocauts.

Del primero al quinto asalto, Golovkin había lanzado una friolera de 550 golpes. Stevens cerró la noche con 381 lanzamientos.

«Después de que le provoqué la caída me sentí muy bien. No me sorprendió que se levantara. Él es un guerrero y muy fuerte», agregó Golovkin. Stevens logró recuperarse en los asaltos tres y cuatro, aun cuando el campeón llevó siempre la mejor parte. En el cuarto, hizo retroceder a Golovkin con varias combinaciones, pero ninguna lastimó al ruso.

Quedarse en las cuerdas fue veneno para Stevens y un gran alivio para Golovkin, quien no se desesperó en ningún momento y trabajó con precisión a los costados de su rival agregando combinaciones a la cabeza. En el octavo, los casi ochocientos golpes lanzados detuvieron la ofensiva de Stevens obligándolo a correr alrededor del ring y a recibir castigo de espalda a las sogas de cara al desenlace final. La derrota dejó a Stevens con marca de 25-4 y 18 nocauts.

Reta a «La Maravilla» Martínez

Luego de su victoria, Golovkin retó abiertamente al campeón argentino Sergio «La Maravilla» Martínez, quien actualmente está en negociaciones para un posible pleito ante el puertorriqueño Miguel Ángel Cotto el 7 de junio en el MetLife Stadium de Nueva Jersey. «Yo soy campeón y peleo con quien sea», dijo Golovkin. «Pero me gustaría enfrentar a Sergio Martínez. Vamos, aquí estoy. Estoy listo», apuntó.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente