Los yukpas padecen en precarias condiciones de salud, alimentación, vivienda.

Intentaron desalojar a los yukpas de la Autopista 1 a la fuerza

yukpas
20 de abril, 2021 - 3:55 pm
J. Herrera Lobo

Policías y militares de diversos organismos se presentaron al lugar con la intención de desalojar a las 80 familias yukpas que ocupan el espacio público sin éxito. Luego de lo cual se estableció un diálogo para negociar una posible reubicación.

Maracaibo- Un grupo de efectivos policiales y militares de varios organismos, acudieron la mañana del pasado martes 13 para intentar desalojar a la fuerza a los yukpas instalada en el distribuidor de la Autopista 1 con Circunvalación 2, según manifestó Olinta Romero, una de las mujeres indígenas residentes en el lugar.

yukpas

Policías y militares de diversos organismos se presentaron al lugar con la intención de desalojar a las 80 familias que ocupan el espacio público sin éxito. Luego de lo cual se estableció un diálogo para negociar una posible reubicación.

Amenzas
La mujer señaló a Suyín Pérez de proferirles las siguiente amenaza: Si no se van el sábado, los sacamos por la fuerza; es por eso que según informó, vía telefónica a Qué Pasa, «estamos asustados, no sabemos que nos pueden hacer y no sé por qué nos amenaza, nosotros no nos metemos con los blancos y eso nos asusta mucho, no sabemos si en la noche vengan y nos hacen algo», denunció la indígena.

Lea También: Los yukpas se quedaron «con los crespos hechos»

Junto al contingente policial, también llegó asistencia médica y fueron atendidos niños, ancianos y personal con alguna enfermedad, además se les realizó un censo para mantenerlos en control; según manifestó la vocera indígena.

Reubicación
Romero manifestó que «estamos dispuestos a irnos, pero que nos reubiquen y nos den las condiciones para vivir mejor de como estamos aquí, si no nos quedamos aquí».

De igual modo dijo que las condiciones para desalojar el espacio son «que nos entreguen 90 láminas de zinc, mangueras para buscar agua, tanques y que nos den una bolsita Clap cada 15 días, como lo hacen a los otros asentamientos yukpas.

«No nos negamos a irnos, pero que nos garanticen condiciones», exigió la lidereza indígena. «No nos pueden tirar en un terreno donde no hay nada, ya que no nos van a dar casa, al menos que nos den las láminas para hacer los ranchitos y que la lluvia no nos caiga, no con cartones como estamos ahora aquí» dijo Romero y añadió que «necesitamos que el gobierno nos apoye no que nos venga a maltratar».

Así mismo, Miguel Romero protestó «Queremos que nos ayuden, no que nos engañen». «Nos ofrecieron jornada de alimentos, de medicinas y nada que cumplen», y añadió que ya están cansados de que los visiten para ofrecer y usarlos como bandera política y nunca cumplen lo ofrecido.

Fotos: Juan Herrera Lobo

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente