Propuesta de agricultura urbana Maracaibo 2029 (parte I)

28 de marzo, 2016 - 3:02 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Signado por la incertidumbre y falta de cultura de lo que significa un proyecto de agricultura urbana y periurbana para la Maracaibo Mía de Udón Pérez, miro al espejo de muchas ciudades de países desarrollados y subdesarrollados, que por circunstancias externas y otras por decisiones propias, fundamentadas en sus potenciales naturales y artificiales, han comenzado a trabajar con este modelo de producción agropecuaria, como un complemento a sus políticas de seguridad alimentaria. Una vez completado la revisión de las experiencias latinoamericanas, proyectos exitosos a nivel mundial y programas educativos para la aplicación de la agricultura urbana, consideramos que podemos y debemos presentar un plan estratégico para la Maracaibo 2029, con la participación de todos los actores públicos y privados que conforman la sociedad maracaibera. Obviamente que el soporte principal de este plan son las instituciones educativas, en sus tres niveles, es decir, primaria, secundaria y universitaria. Así como también los colegios y cámaras profesionales.

En primer término se debe analizar los componentes de este sistema agrícola con su factibilidad y diagnóstico interno y externo de esta área estratégica, es decir, aplicar un Foda a la realidad de nuestra Maracaibo. Esto incluye territorio urbano y periurbano, conservación de la fertilidad del suelo, banco de semillas y el sistema de riego. Analizando someramente la aplicación del modelo, nuestro punto crítico esta en el agua a utilizar para el riego de los cultivos. Vamos a iniciar con la definición del ámbito territorial utilizable para tal fin. Maracaibo cuenta con 39,6 mil hectáreas, de las cuales 17.179 son urbanas, 12.761 rurales y 9.660 ha, de la conocida y olvidada zona protectora.

Es obvio que desde el punto de vista de localizaciones para desarrollar proyectos de agricultura urbana contamos con muchas hectáreas disponibles. En el área periurbana contamos con seis parroquias que poseen terrenos de alto potencial para el cultivo, con una cobertura estimada de 8.968 ha, distribuidas en la zona oeste de Idelfonso Vásquez, Venancio Pulgar, Luis Hurtado Higuera, Francisco Eugenio Bustamante, Antonio Borjas Romero y San Isidro. Esta zona tiene la ventaja de tener una vocación tanto ciudadana como física para los desarrollos agropecuarios.

En este primer análisis de la propuesta de agricultura urbana para la Maracaibo 2029, solo nos vamos a referir al vértice mas critico del sistema que es el agua. Para ello estamos considerando métodos no convencionales y que están a la disponibilidad de los ciudadanos. Este es el caso de las llamadas aguas grises de las viviendas y las aguas blancas generadas por los aires acondicionados, que a pesar de estar a disponibilidad de los usuarios son lamentablemente desechadas. Es obvio que para ello es necesario adoptar una normativa facilitadora y promover la sostenibilidad financiera integrando sistema de tratamiento y uso. También estamos obligados a considerar las aguas residuales, las cuales implican la instalación de plantas de tratamiento y una mayor inversión financiera. Las aguas residuales constituyen un reto y a la vez una oportunidad para las ciudades latinoamericanas. Estas no pueden ser dispuestas sin tratamiento a ningún cuerpo de agua o usadas directamente para riego agrícola, ya que representa un problema sanitario, muy significativo, por la presencia de baterías, virus y parásitos. Pero también es una oportunidad porque estas aguas representan un recurso valioso tanto desde el punto de vista económico como ambiental, la conservación y reciclaje de nutrientes. Esto nos lleva a una reflexión muy importante en cuanto a nuestra decisión de destruir y no valorar nuestro Lago de Maracaibo, quien además de las múltiples descargas de aguas residuales que recibe, ha sido también receptor de aguas contaminadas de los afluentes de ríos que descargan en el, la basura que generamos y sobre todo la explotación petrolera. Estamos aún a tiempo de convertir este gran reservorio de agua que nos dio la naturaleza con la bendición de Dios, de transformarlo en un espacio productivo, para el beneficio de todos los maracuchos. Contamos con vos! @funmara500.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente