Maneras de hacer política

6 de abril, 2014 - 2:08 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Las formas de hacer política son diversas y permanentemente emergentes. Hay viejas formas que se desgastan; se desprestigian ante las masas oprimidas que sufren su aplicación.

La burguesía, bajo la protección de su Estado filisteo, se hace del gobierno; lo controla, a través de mandaderos desclasados que por cualquier vía son investidos como presidentes: Betancourt, Leoni, Caldera, Carlos Andrés Pérez, por citar los más conspicuos, o como tiranos: juan Vicente Gómez o Marcos Pérez Jiménez.

En Venezuela, durante los 40 años del Puntofijismo, el imperialismo dispuso el modelo democrático representativo burgués como manera de hacer política y administrar el poder. Pero la democracia burguesa no es un sistema de libertades en el ejercicio del poder de gobierno y de distribución de los poderes para satisfacer enteramente las necesidades dela sociedad, dividida en clases; por el contrario, el modelo democrático representativo, es el ejercicio de la dictadura burguesa imponiendo  y defendiendo su capitalismo y su imperialismo.

Chávez, en su enfrentamiento con el Estado burgués que aún permanece, ensaya otra manera de hacer política desde su posición de jefe de la superestructura; propone, y trabaja por la construcción de la democracia popular revolucionaria, que además de iniciar la cancelación de la deuda social, permitiera el desmontaje del estado filisteo, mediante la participación de un poder popular, todavía organizándose.

Esa manera de hacer política, mediante las perspectivas de configuración de un nuevo sujeto histórico policlasista, variopinto y cívico militar que ejerciera el poder a través del modelo democrático participativo y protagónico, no ha logrado deslindarse de la vieja cultura burguesa de interpretar el poder desde una visión aséptica y providencial, sin la participación de la clase proletaria, que trabaja y sufre los rigores de la dominación capitalista, y que por tanto es la única realmente interesada en tomar el poder para construir el socialismo que haga posible la eliminación de la explotación capitalista, del hombre por el hombre, y en definitiva la causante del subdesarrollo humano.

El presidente Obrero Nicolás Maduro, continúa el legado de Chávez, y resiste los embates de ese Estado burgués vivito y coleando, que en estos momentos intenta dar un golpe de Estado para imponer una vieja manera de hacer política: el fascismo, que científicamente ha sido caracterizado por el marxismo como la dictadura terrorista del capital financiero.

Como la oposición esta desprestigiada en Venezuela, el imperialismo ha colocado a Álvaro Uribe Vélez para que dirija y diseñe la manera de hacer política en un país que no es el suyo; y su manera es la vieja manera de la politica fascista que habla y actúa desde el terrorismo extremo. Su plan ha sido desarrollado en 3 fases, la primera la guarimba, aparentemente pacífica, la segunda la alianza con la delincuencia común, para vigilar y cuidar la barricadas, bajo la dirección y subvención paramilitar, y la tercera, la fase terrorista con la participación directa del paramilitarismo.Esta manera de hacer política es rechazada ampliamente por la gran mayoría del pueblo venezolano, independiente de su identificación partidista.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente