La miseria en detalles

31 de mayo, 2015 - 2:52 pm
Redacción Diario Qué Pasa

«Lo que es, no es lo que es, y por tanto hay que  saber qué es».

María Clotilde Torres Pérez, jugando a la filosofía.

El imperialismo estudia rigurosamente las fortalezas y debilidades  del proletariado en cualquier parte del mundo. En Venezuela se ha esmerado en su investigación; sabe con precisión cuántos millones de compatriotas asalariados, desempleados o lumpen, son susceptibles de ser convertidos en miserables.

Los aparatos de inteligencia del imperialismo, saben cuánto han calado sus enseñanzas, derivadas del modo de producción capitalista. De manera que montaron un laboratorio urgente para construir la miseria con los propios prospectos que habrán de sufrirla muy pronto.

El bachaqueo era una forma de contrabando de la gasolina, los medicamentos y los artículos regulados de la cesta básica, ejercido mayormente por los hermanos de wayúu. El imperialismo tomó esta forma, y la trasformó en una forma ampliada de bachaqueo que concentra en sí todas las formas de contrabando, aplicadas al País entero.

Es el bachaqueo, además de la comida, las medicinas, el combustible, el contrabando, y el robo a precio desmesurado, de la vivienda, los carros, los viajes al exterior, y en general todas las necesidades de vida del proletariado. La burguesía, la pequeña burguesía y la capa media alta, y no compran en Venezuela; venden sus cachivaches a los desorbitados precios del bachaqueo y compran en el exterior a los bajísimos precios de la crisis mundial del capitalismo. ¡Qué Chévere!

El peso colombiano es una celestina en la triangulación  fraudulenta, criminal y demencial  del dólar negro-bolívar devaluado-peso fuerte. En esta maquinaria el imperialismo sigue construyendo la pobreza y la miseria para Venezuela para culpar de ello al Gobierno Revolucionario Bolivariano.

El Banco de la República de Colombia acaba de admitir que el bolívar, signo monetario nuestro, vale para su gobierno 206 pesos, moneda neogranadina; esa relación está medida a razón del dólar Sicad, 12 bolívares por dólar; el cambio tomando como base el preferencial 6,30 bolívares por dólar, es de 405 pesos por un bolívar; el cambio según el Simadi, 199 bolívares por dólar, un bolívar costaría 12 pesos; y tomado como referencia el Dólar Today, un bolívar costaría 7 pesos, precio que se impone en la frontera.

El pernicioso e ilegal Dólar Today, llamado el negro por el malvado imperialismo, y por nosotros las víctimas de él, se siente cómodo, muy feliz en su creación de miseria y sufrimiento para el pueblo trabajador venezolano, actuando en la comodidad de los tres tipos de cambio, establecido por la política económica nacional, aplicados a la divisa gringa.

El dólar  negro, mas paralelo que negro, no podría actuar a sus anchas como ha actuado provocando una inflación insoportable y una especulación demencial en Venezuela, si avanzáramos en el establecimiento de un sólo tipo de cambio, ajustado a la generación de divisas de nuestra exportación petrolera, y los reales precios internacionales de importación promediándolos con los salarios del pueblo trabajador venezolano.

¿Habrá una manera de enjuiciar a los responsables del manejo virtual de la página Dólar Today, y apresarlos?¿Qué hacemos con los precios que estos malvados han posesionado con su dólar especulativo, y su peso chimbo en el mercado venezolano? ¿Nos  calamos esta Lala, y aceptamos la pobreza y la miseria, que no podrá ser detenida por ningún aumento salarial?

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente