La historia de Colombia se partió en dos. Un crimen que hasta hoy sigue sin aclararse y que arrastró al país a una prolongada espiral de violencia

Se cumplen 70 años del asesinato de Jorge Eliécer Gaitán

Gaitán
9 de abril, 2018 - 5:13 pm
Con Información de Agencias

Lo único certero del hecho fue que arrastró al país en una ola de violencia que todavía ve sus residuos

Foto: Agencias

Colombia – Cuando salía de su despacho en Bogotá, el caudillo liberal Jorge Eliécer Gaitán fue asesinado a quemarropa el 9 de abril de 1949, por Juan Roa Sierra. El hecho desencadenó una serie de violentas protestas en todo el territorio nacional, que casi destruyen la capital del país. Estos hechos desencadenaron la época conocida como La Violencia, que dividió la historia colombiana y fue la base de la creación de grupos insurgentes que más adelante dieron lugar al conflicto armado.

Lea más noticias: Diosdado Cabello: Henri Falcón es parte de la oposición, representa la traición a la revolución

A 70 años del magnicidio de Gaitán, el crimen podría declararse de lesa humanidad, aunque aún sigue sin aclararse. Lo único certero del hecho fue que arrastró al país en una ola de violencia que todavía ve sus residuos. Incluso después de la firma de la paz con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc). Y todo comenzó cuando corrió de voz en voz el asesinato hasta llegar a las zonas más alejadas de Bogotá.

Después de la derrota del Partido Liberal en las elecciones de 1946, Gaitán era el favorito para ganar la presidencia de Colombia al momento de su muerte, con 45 años. Su movimiento político, conocido como gaitanismo, movió las masas más reprimidas del país alrededor de las ideas socialistas y se convirtió en uno de los más importantes del siglo XX en el país. Su llegada a la Casa de Nariño significaba para el pueblo la transformación social.

Por eso, tras su muerte, los sectores populares de la capital salieron furibundos a las calles: saquearon comercios, incendiaron inmuebles, los choques provocaron cientos de muertes y hasta lincharon a Juan Roa Sierra hasta la muerte. La asonada que casi destruye a Bogotá y que se extendió hasta las regiones más liberales se conoce como El Bogotazo. Según medios de la época, dejó unos 550 muertos, aunque investigaciones más recientes hablan de más de 2.000 en todo el territorio colombiano.

En medio del caos hubo grupos de personas que intentaron llegar al Palacio de Justicia para reclamar, de forma pacífica, por las ideas del gaitanismo y la garantía del ejercicio político; a un Gobierno conservador desacreditado, a mano de Mariano Ospina Pérez. De hecho, esta llamada oligarquía, tanto conservadora como liberal, no veía bien el coqueteo socialista. A ellos se les atribuye que el crimen aún siga sin resolverse.

Desde entonces se señaló a Roa Sierra como el sicario que dio con su muerte, sin saber por quién fue mandado a hacerlo. De él, de hecho, poco se sabe. Dicen que visitó a Gaitán varias veces en su oficina para pedirle trabajo, y que tenía problemas mentales, por los que fue recluido un tiempo en el sanatorio mental de Sibaté.

Muchos implican incluso a agentes de la CIA, al mismo Estado y hasta a movimientos de izquierda de la época que querrían propinar un golpe de Estado aprovechando la IX Conferencia Panamericana de la Organización de Estados Americanos (OEA) que se celebraba en Bogotá.

Y quien por sus ideas e influencia quedaba en el foco de esos sectores era Gaitán, reconocido desde su tesis de grado «Las ideas socialistas en Colombia» para titularse como abogado de la Universidad Nacional. Quien en sus populares discursos denunciaba a la oligarquía y al poder. De él se recuerdan frases célebres como: «Yo no soy un hombre, soy un pueblo», o «El pueblo es superior a sus dirigentes».

Por este reconocimiento su asesinato dividió en dos la historia de Colombia. El Bogotazo y La Violencia fueron las bases de las formas posteriores de defensa de los enfrentamientos partidistas, los que dieron origen a grupos insurgentes, como las Farc, el M19, el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y el Ejército Popular de Liberación (EPL), entre otros, que generaron más adelante el conflicto armado más largo de la historia latinoamericana.

Palabras clave
,

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente