El SAHUM realizó intervención de alta complejidad de «ampliación vesical con el recto»

iNTERVENCIÓN
12 de mayo, 2017 - 5:50 pm
Nota de Prensa

Dicha intervención, duró aproximadamente 5 horas y estuvo liderada principalmente por el Dr. Jesús Fernández y el Dr. Dario Montiel Reverol

Foto: Cortesía

Maracaibo – El pasado 27 de abril, en el Servicio Autónomo Hospital Universitario De Maracaibo (SAHUM),  se le realizó a Melina Chávez, de nueve años de edad, una intervención quirúrgica de «ampliación vesical», lo cual consiste en aumentar la capacidad de la vejiga para recibir mayor cantidad de orina.

En términos médicos, esta intervención se denomina: Ampliación Vesical, porque consiste en ampliar la vejiga urinaria y así aumentar la capacidad de la vejiga para recibir la mayor cantidad de orina, así lo explicó el Jefe del Servicio de Cirugía Pediátrica del SAHUM, Dr. Dario Montiel Villasmil.

2 maneras de realizarla

Agregó el galeno, que para la realización de la ampliación vesical puede hacerse de dos maneras: Ampliación vesical con intestino delgado y ampliación vesical con el recto.

«Nosotros usamos el recto; porque el recto es un reservorio y por lo tanto son heces endurecidas, que lógicamente no necesitan mecanismos de protección de las mucosidades, es por esto que hay poca mucosidad. Razón por la cual nosotros estamos utilizando la ampliación vesical con el recto», dijo el Dr. Dario.

¿Por qué se hace esta patología?

Explicó el Jefe del Servicio de Cirugía Pediátrica del SAHUM, Dr. Dario Montiel Villasmil, que «los niños presentan malformaciones en la vejiga urinaria, muchos hacen lo que se llama una vejiga neurogenica, (complicación de los niños que tienen malformación en la columna vertebral. Son niños que habitualmente nacen con mielomeningoceles, es decir, es una hernia de la médula a través de los agujeros vertebrales».

Así mismo, Montiel, continuo explicando «esos niños habitualmente tienen problemas con la vejiga, son incontinentes, y no solo incontinentes vesicales, si no también, incontinencia fecales. Razón por la cual, necesitan un tratamiento  muy seguido, el cual tiene que utilizarse un equipo multidisciplinario, donde estén involucrados el neurocirujano (para corregir el mielomeningoceles); el urólogo (para corregir los problemas de incontinencia) y por último el pediatra (para corregir los problemas inherentes a su edad)».

Aumentar la capacidad de la vejiga

«En el caso de Melina Chávez, presentaba una vejiga rígida, una vejiga que tenía muy poca capacidad, al tener una capacidad vesical disminuida, el reservorio que constituye la vejiga urinaria de los orines es muy pequeño, y por lo tanto, hay que vaciarla varias veces al día. Es por eso que el tratamiento consiste en hacer una ampliación vesical. Esta ampliación vesical, es para aumentar la capacidad de la vejiga para recibir la mayor cantidad de orina», manifestó el galeno.

¿Cómo se hace?

El especialista explicó que para la realización de esta intervención quirúrgica novedosa se  hizo con mucha delicadeza, lentitud y comenzando de la siguiente manera:

Primero: Se toma un segmento de la cara anterior del recto.

Segundo: Se suturan los bordes del defecto rectal, y ese segmento se coloca en la vejiga urinaria.

Tercero: Se abre la vejiga urinaria y se suturan los bordes de la misma con los bordes del recto, dando como resultado una vejiga ampliada que facilitará que el reservorio vesical sea mayor.

Postoperatorio

«A todo paciente que se le realice una cirugía en la vejiga, la primera orina que va a salir será teñida de sangre;  estos pacientes, tienen que tener cateterismo vesical permanente, es decir, se le coloca una sonda vesical permanente,  el paciente, comienza a orinar sangre, es decir las orinas rojas (hematúricas); Hasta que esa orina no este clara (su color normal), esa sonda no puede ser retirada. Al ser retirada antes del tiempo estimado (5 u 8 días) se filtra la sutura y vienen las complicaciones, complicaciones que no tienen necesidad», precisó el Dr. Dario.

Testimonio

Relató la mamá de Milena, Filomena Antoniello, que «desde los tres meses de edad, el Dr. Jesús atiende a la niña en el Hospital De Especialidades Pediátricas ya que, en ese momento presentó extrofia vesical (cuando  la pared y los órganos abdominales no se forman correctamente durante el desarrollo fetal, y es por esto, que la vejiga se sale del abdomen), es decir, sus órganos estaban afuera».

No obstante, Antoniello agregó «Milena después de cumplir los dos años de edad, se sometió a su primera intervención por extrofia vesical, donde el Dr. Fernández introduciría los órganos de la niña para que no estuvieran a la intemperie (…) cuatro meses más tarde la niña ingresa nuevamente al quirófano pero esta  vez por una hernia en la ingle, que fue atendida de manera inmediata».

«Cinco años más tarde, en el 2016, Milena a sus siete años de edad presentó dolores muy fuertes en el vientre, la cual, al realizarle los estudios le fue diagnosticado un cálculo en la vejiga (…) De esta manera, el Dr. Jesús, me informó que a la niña durante el transcurso del año 2017 a Milena se le realizaría  una cirugía llamada ampliación vesical; con esta operación se logrará que Milena deje el pañal, ya que dentro de poco comienza la etapa del desarrollo y orine y sangre al mismo tiempo en un pañal causaría constantes infecciones a la niña», agregó la mama de Milena.

Comente