«Queremos que investiguen a fondo, basta de mentiras»

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
31 de agosto, 2017 - 8:49 pm
Edwin Urdaneta/[email protected]

36 horas pasaron sin que Cicpc entregue cuerpos de los abatidos

Foto: Edwin Urdaneta

Sur del Lago – Con un «queremos justicia», vestidos de negro y con el llanto en sus gargantas, familiares de los tres jóvenes asesinados a tiros por la policía científica en Colón, con pistolas oficiales accionadas por agentes del Cbpez adscritos a la Diep, así como de otras instituciones, clamaron al uníniso primeramente la tardía entrega de los restos mortales.

Más de 36 horas de tortura se cumplían ayer por la noche y la única respuesta del organismo era que aún faltaba determinar la prueba de balística, es decir, si en efecto los tiros hechos por los policías concuerdan con la confusa escena del crimen. También la prueba denominada ATD, para saber si los caídos dispararon durante el dudoso enfrentamiento, que, para los familiares, se trata de un show mediático para favorecer el nombre de la policía. Una comisión procedente de Maracaibo, del Cicpc-Zulia analiza las evidencias preliminares.

«Ellos no pertenecían a ninguna banda como lo han señalado, de hecho, Omar Araque el día de la muerte de Will Andri Concho, él se encontraba de vacaciones en Tucacas», refirió Milton Araque, hermano del infortunado. La mujer de Araque, Maryelis Solano, con 18 días de salir de un quirófano, tras la cesárea del cuarto hijo que procreó Omar, pidió que entregaran sus pertenencias y acotó que «era un comerciante dedicado a la compra y venta de ganado, quería montar su carnicería, no se metía con nadie».

Teresa León, tía de Adelso Morán, otro de los abaleados, negó que las armas incautadas, pertenezcan al trío de jovenzuelos. «Ellos no tenían armas, era muchachos sanos; queremos que los policías entreguen las joyas, el dinero, documentos, teléfonos y todo lo que les pertenecía; eso no lo dicen que se dedican a robar a quienes matan, no tengo miedo de lo que digo», expresó entre lágrimas.

Según los familiares a los tres sujetos policías en un vehículo Fiesta gris y una patrulla del Cpbez con la placa PR-158, se los llevaron desde el sector La Rivera a la fuerza y fue en el camellón que conduce hacia Puerto Real donde los habrían asesinado. Esa tesis la debe corroborar con quienes vieron toda la acción de masacre. «Cómo es posible que tengan todos tiros directos al corazón y que el automóvil sólo tenga un impacto de bala, eso hace pensar que fueron acorralados y acribillados sin piedad, exigimos justicia», destacó un hermano de Araque.

René Luis González Cohen (23), Adelson Morán Barraza (23) y Omar Araque Rodríguez (25), dos, cuatro y tres tiros, respectivamente, en sus humanidades el pasado miércoles alrededor de la una de la tarde, según la policía, debido a un fuego cruzado contra agentes que investigaban bandas delictivas. La familia no cree ni una sola línea de la maquillada minuta policial, que según ellos, esconde intereses que no quieren que se sepan, pues ya silenciaron con plomo a otros tres ciudadanos, tildándoles como criminales, sin prueban convincentes.

Palabras clave
, , ,

Comente